Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Derecho. Ciencias Jurídicas
Las Ciencias Jurídicas y las nuevas tecnologías

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- El Derecho Romano y la esclavitud
- Locuciones Latinas
- Glosario Jurídico

- Acerca de la reincidencia
- Cicerón, Séneca y Plotino en Roma

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

 

 

281008 - El salvador - Instituto de Informática Jurídica - Universidad del Salvador - LA INFORMATIZACIÓN DE LA JUSTICIA Y/O EL PROCESO INFORMATIZADO

Reflexiones sobre las nuevas tecnologías.-

Durante la segunda mitad de este siglo XX, en forma progresiva (pero con características de progresión geométrica) el ser humano fue sorprendido por los grandes avances científicos y tecnológicos, los que se han hecho notar especialmente en el área de comunicaciones e información.-

El impacto de esas nuevas tecnologías ha sido y es tal, que ya podemos hablar del fin de la sociedad industrial y el comienzo de la sociedad tecnológica de la información, donde la informática, Internet y sus variantes corporativas -intranets y extranets-, la prensa electrónica interactiva, videoconferencia, trabajo, consultas y educación a distancia -entre otros- gobernarán a la sociedad mundial toda; tanto desde lo económico y social, cuanto de lo político; sea nacional, continental o universal.-


La nueva tecnología avanza tan inconteniblemente que quienes gobiernan los Estados deben ocuparse imperiosamente de las infraestructuras necesarias y del desarrollo de las industrias asociadas a ella, especialmente en lo referente a la comunicación, información e informática, ya que constituyen en la actualidad los pilares básicos en los cuales se asienta la economía y el desarrollo universal.-

Estas nuevas tecnologías mueven a la sociedad global. En este aspecto no es factible dejar de lado una planificación adecuada por parte de todos los Poderes constitutivos del Estado Nacional, si lo que queremos es ser una sociedad de avanzada. La política real de un Estado en la actualidad tiende al dominio de las nuevas tecnologías, ya que hace a su política exterior, convirtiéndolo en competitivo frente a los otros Estados.-

Impacto sobre la Administración de justicia.

En la administración de justicia, constitucionalmente acordada al Poder Judicial a través de sus órganos, sean éstos de carácter individual (juez) o colectivos (Tribunales colegiados), cuyo órgano superior es la Corte Suprema, el impacto de la revolución tecnológica es, sin lugar a dudas, de vital trascendencia.-

La función de "administrar justicia" tiene su inicio con la causa incoada por el justiciable ante el órgano correspondiente, y discurre por andariveles propios hasta llegar a la sentencia. Más allá de las normas procesales necesariamente aplicables, se genera en paralelo a la litis toda una estructura administrativa que viene de la mano de un modelo de gestión.-

Desde el nacimiento de los Tribunales, momento en que se concibiera el primigenio modelo, esa gestión que acompaña al "caso judicial" ha sido escasamente modificada. Antes bien, podría decirse que ha sido olvidada, manteniendo hoy características propias de tiempos pretéritos.-

Ese olvido implica una falta de adaptación al cambio y se traduce en la crítica cotidiana de justiciables, letrados y de la opinión pública en general. Lentitud e ineficacia son el denominador común.-

"La justicia que se ve y se siente, la de los Tribunales" conforme la definiera Colmo, se resume en: colas interminables, casilleros atestados de expedientes, audiencias a varios meses vista, sentencias que -aunque brillantes en muchos casos- llegan luego de varios y penosos años para las partes. -

En función de ello, entiendo que nos enfrentamos a una falsa disyuntiva. No podemos hablar de informatización de la justicia ni de proceso informatizado.-

Desde luego, si se piensa que hasta no hace mucho el último avance tecnológico incorporado a la justicia lo constituía la máquina de escribir eléctrica, cabe entonces aclarar que la introducción de la informática al ámbito judicial resulta de innegable utilidad. -

Empero, si bien útil, aisladamente considerada es insuficiente, puesto que se pierde de vista el contexto en que esa nueva tecnología deben operarse.-

En efecto, la mera incorporación de un aplicativo informático, sin un cambio estructural en la gestión o "gerenciamiento" del Tribunal y en las normas que pautan el procedimiento, con el tiempo convierten al más potente ordenador en una muy moderna y vistosa máquina de escribir.-

Consecuentemente, la nueva tecnología debe ir de la mano de un cambio de mentalidad organizacional que debe apuntar a diversos aspectos:

CONCIENTIZACIÓN DEL PERSONAL:

Debe hacerse hincapié en que la labor del empleado (en el aspecto administrativo de un juzgado) es de esencial importancia para una pronta resolución de los conflictos, evitando el retardo de justicia (excelentes sentencias tardías dañan la imagen del Poder Judicial, puesto que una justicia lenta, no es justicia). -

Con tal objeto, resulta imprescindible dar un vuelco en lo que a gestión se refiere, adoptando una tónica más "empresarial"; en especial, en el juzgado de 1ra. Instancia, unidad operativa primaria de todo el engranaje judicial.-

Para ello, entiendo necesario:

a.- Brindar un trato cordial, ágil y respetuoso al operador judicial (abogado), quien desempeña el rol de auxiliar de la justicia, no de enemigo. Claro está, sin perder de vista que el Tribunal es quien conserva el Imperium.-

b.- Atención personalizada en cada causa que así lo requiera. La experiencia demuestra que cinco minutos perdidos por el Empleado, Funcionario o Magistrado con el profesional, son horas y hasta días ganados tanto de un lado de la mesa de entradas, como del otro.-

c.- Información precisa sobre el estado de la causa, evitando movimientos innecesarios de expedientes.-

d.- Descartar de plano todo aquello que constituya "burocracia por la burocracia misma". Existen infinidad de pasos administrativos perfectamente eliminables en el trámite de un expediente judicial.-

2) APERTURA A LAS NUEVAS IDEAS. EL TRABAJO EN EQUIPO Y LA REINGENIERÍA DE RECURSOS.-

La inamovilidad del sistema de trabajo preestablecido hace su aporte al actual estado de colapso en que se encuentran nuestros tribunales. Un esquema de gestión cuyos orígenes se remontan a casi 100 años, no podía arrojar otro resultado. Por consiguiente, el cambio de mentalidad se impone si la meta es agilizar el servicio.-

En tal menester es fundamental integrar al personal en pos del resultado que se pretende; eliminando -en la medida de lo posible- la división de tareas en compartimentos estancos, tal como reglamentariamente se encuentra impuesta. Propia de un esquema "taylorista" de trabajo, ya caduco, sólo contribuye al hastío del colaborador que se ve obligado a repetir hasta el hartazgo una determinada tarea, con dos graves consecuencias:

Desmotivación, con la consiguiente baja de rendimiento.-

b) Hiperburocratización, puesto que si "N.N." es responsable de una determinada tarea que sólo él conoce, su circunstancial ausencia repercutirá en el resultado final del conjunto y, por carácter transitivo, en el usuario u operador del servicio.-

En cambio, la ruptura del esquema descripto, adecuándose a las nuevas tendencias de trabajo modular, donde la premisa fundamental es "todos hacen todo", trascenderá:

En la motivación del empleado, atraído a conocer y dominar la universalidad de tareas del Juzgado y

b) Eficacia a todo trance, puesto que la eventual ausencia de "N.N." será absorbida sin mayores ulterioridades por el resto del conjunto sin afectar su rendimiento.-

En tal menester, el Magistrado y Funcionarios del Juzgado juegan un rol primordial. En efecto, deben ser los primeros en romper los caducos esquemas verticalistas a ultranza, para dar paso a una horizontalidad pautada; otorgando al empleado aquella participación que tradicionalmente le es negada. Nada impide que al momento de decidir sobre cuestiones meramente administrativas u organizacionales internas del Tribunal, sea su voz la que se escuche en primer término. El confronte de ideas con su participación hace que el empleado se consustancie con el objetivo perseguido. Más aún si le pertenece la innovación que es puesta a consideración.-

Va de suyo que la horizontalidad que propicio, en modo alguno implica que el empleado pierda de vista el principio de autoridad. A eso denomino horizontalidad pautada.-

3) CAPACITACIÓN DEL PERSONAL:

Otro aspecto a considerar en esta prieta síntesis de ideas es el de la capacitación del personal. Empero, no se trata aquí de la tradicional capacitación académica en la ciencia que nos es propia, esto es, el Derecho (cuya importancia es incuestionable). Existen otros muchos aspectos no contemplados hasta hoy que hacen a un mejor rendimiento del plantel y en los que -entiendo- no se ha avanzado.-

Parafraseando a Cossio, la "interferencia intersubjetiva" experimentada a diario en cualquier ámbito laboral, genera -no es secreto- "amores y odios". Éstas diferencias -así me lo ha demostrado la experiencia- son fácilmente subsanables recurriendo a las técnicas utilizadas en psicología social. Es notable observar cómo determinadas actitudes claramente nocivas mutan al cabo de pocas reuniones; tornando en risueñas situaciones antes enojosas.-

Distendido el ambiente laboral es posible avanzar sobre otras falencias: Apropiada redacción, periódicas reuniones de explicación y fundamentación jurídica del criterio adoptado o a adoptar ante determinados planteos, y muchos otros diversos temas cuyo tratamiento excedería el objeto del presente.-

INCORPORACIÓN DE TECNOLOGÍA:

A la par de las anteriores propuestas y NUNCA antes o después, es de suma importancia a la hora de hacer realidad un hipotético servicio eficaz.-

 


 

 

 

 
 

 
 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com