Derechos Humanos
¿Qué son los Derechos Humanos?

Textos externos Informe anual 2004 sobre Derechos Humanos

Busca aquí
monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Declaración de los Derechos del Niño (1924) -Declaración Universal de los Derechos humanos - Derechos de la Mujer Delitos internacionales y principio de jurisdicción universal: El caso de Irak - Llamado a los jueces del mundo
Actualmente, el concepto derechos humanos ha adquirido carácter jurídico; por ello es importante saber distinguirlo de entre otros términos.


Faltas administrativas
Una falta administrativa es una conducta que altera el orden público sin dañar gravemente las propiedades o la salud de las personas. Es el caso, por ejemplo, de tomar bebidas alcohólicas u orinar en la calle.

Las faltas administrativas están contenidas en los reglamentos, ordenanzas o bandos de policía y buen gobierno de los municipios. Pueden ser castigados con arrestos que no deben pasar de 36 horas, o con una multa cuyo monto debe basarse en el salario mínimo vigente en el lugar donde se cometió la falta. Al momento de pagar una multa, la autoridad está obligada a entregar un recibo que especifique su monto.

Los cuerpos policiacos auxiliares, de seguridad o protección son los responsables de velar por la seguridad pública, pero siempre deberá existir alguna autoridad encargada de calificar la falta de acuerdo al reglamento vigente

Delitos
A diferencia con las faltas administrativas, un delito es una conducta que sí daña gravemente la propiedad, la salud o integridad de las personas o de la comunidad. Aunque hay delitos más graves que otros, en todos ellos hay algún daño.

Los delitos se describen en los códigos penales y se castigan con multa o cárcel que no podrá exceder de 50 años.

El Ministerio Público y la policía judicial tienen la obligación de investigar los delitos. Al Poder Judicial (jueces y magistrados) le toca juzgar esas conductas y determinar las sanciones.

Los promotores y grupos dedicados a la defensa de los derechos humanos no buscan la libertad de quien comete un delito o que las conductas que causan daño queden sin sanción. Quien comete un delito debe ser juzgado. Pero el juicio y la sanción deben ser respetuosos de la dignidad de toda persona.

Los derechos humanos
Si eres agredido por una persona tienes la facultad de ir ante la autoridad para que, si hay delito, el daño sea reparado y el responsable sancionado conforme a la ley. Pero... ¿si te agrede la propia autoridad? ¿Si los encargados de vigilar el orden público son quienes lo alteran? ¿Si los responsables del cumplimiento de la ley son quienes atropellan la dignidad humana?

Es entonces cuando hablamos de violación a los derechos humanos: cuando los funcionarios o autoridades abusan del poder que les fue conferido, cuando niegan derechos o dejan de hacer lo necesario para asegurar la vida digna de cada persona.

Los derechos humanos son un conjunto de garantías inherentes, indivisibles, interdependientes y mínimas. Es decir, pertenecen a cada integrante de esta gran familia humana por el sólo hecho de serlo, y requieren del goce cabal de todos para considerar apenas satisfecha la dignidad de la persona.

Son entonces derechos fundamentales, que establecen los límites de las autoridades para interferir en la vida de las personas y de los pueblos, o que obligan a los gobiernos a satisfacer ciertas necesidades básicas de sus gobernados. Si el gobierno no respeta y garantiza los derechos de cada persona, entonces se convierte en un gobierno violador de derechos humanos.

Los derechos humanos están reconocidos en la Constitución, garantizados por las leyes mexicanas y protegidos por el derecho internacional; es decir, por el cuerpo de leyes que los gobiernos de los países han elaborado de manera conjunta para relacionarse entre ellos. Por eso, los acuerdos internacionales ratificados en México por el Congreso de la Unión se convierten en ley suprema para este país. Eso quiere decir que si el derecho mexicano deja fuera alguna ventaja contenida en los pactos internacionales, se aplicará entonces el contenido de éstos en lugar de las leyes nacionales.

Los responsables de cumplir los derechos humanos son los gobiernos. Quienes se encargan de vigilar ese cumplimiento son organismos intergubernamentales --integrados por representantes de gobiernos de muchos países--, como la Organización de las Naciones Unidas a través de su Alta Comisionada para los Derechos Humanos, o la Organización de Estados Americanos por medio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Tradicionalmente es muy difícil que los gobiernos acepten haber cometido violaciones a los derechos humanos. Por eso ha cobrado gran importancia la defensa civil; es decir, ciudadanos y ciudadanas que se organizan para vigilar que las autoridades cumplan su obligación de garantizar que todas las personas puedan ejercer todos sus derechos.

Eso son los organismos civiles de derechos humanos: personas que se agrupan para promover y defender las libertades y garantías que pertenecen a cada integrante de esta gran familia humana, en la búsqueda de construir una paz duradera basada en la justicia.

Una clasificación de los derechos humanos
Los derechos humanos son resultado de luchas sociales en demanda de mejoras en las condiciones de vida de las personas, y que a través de la historia han dado como fruto documentos en los que se consagran diversas garantías.

Aquí ofrecemos un recorrido rápido por la clasificación de los derechos humanos:

Derechos civiles y políticos
En el siglo XVIII se generan luchas encabezadas por los burgueses y ejecutadas por el pueblo llano, tanto en Francia como en América del Norte, reflejando el descontento ante gobiernos tiránicos.

La Revolución Francesa tiene como fruto la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, en Norteamérica la Declaración del buen pueblo de Virginia. En estos primeros documentos están contenidos los derechos individuales que protegen a las personas de los abusos de los gobiernos y ambos han inspirado la creación de documentos signados por muchos países para la garantía de respeto a los derechos básicos de las personas, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU 1978). Se les conoce como derechos Civiles y Políticos, comprendidos como la primera generación de los derechos humanos, que incluyen entre otros:

  •  Derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad; 
     
  •  protección contra la tortura, las penas y tratos crueles, inhumanos o degradantes;
  •  reconocimiento jurídico e igual protección ante la ley;
  •  contra la detención, la prisión o el destierro arbitrarios;
  •  la presunción de la inocencia hasta que se pruebe lo contrario y a un juicio justo y público por un tribunal independiente e imparcial;
  •  la libertad contra injerencias arbitrarias en la vida privada, la familia, el domicilio y la correspondencia;
  •  la libertad de circulación y de asilo;
  •  el derecho de tener una nacionalidad;
  •  el derecho de casarse y fundar una familia;
  •  el derecho a la propiedad, y
  •  la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Económicos, sociales y culturales
Tiempo después las luchas sociales incluyeron necesidades que abarcaban no solo al individuo sino a la comunidad entera y a las condiciones, garantizadas por los gobiernos, necesarias para un desarrollo adecuado de las personas. Esto ocurrió en el siglo XIX, cuando los obreros y campesinos comenzaron la lucha por conseguir mejoras en las condiciones laborales y más oportunidades de desarrollo.

Las cuestiones sociales son la característica de esta segunda generación de los derechos humanos conocidos como Económicos, Sociales y Culturales; éstos están contemplados en algunos documentos como las constituciones de Weimar (Alemania, 1919), México (1910) y la Unión Soviética. Tiempo después, en 1966, fue proclamado el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, donde los Estados se comprometen a crear las condiciones materiales adecuadas para que las personas puedan vivir dignamente.

Entre otros derechos nombrados en estos documentos están:

  •  derecho a la seguridad social;
  •  derecho al trabajo;
  •  derecho a igual salario por igual trabajo;
  •  derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria que asegure una existencia conforme a la dignidad humana;
  •  derecho a fundar un sindicato y a sindicalizarse;
  •  derecho al descanso y al tiempo libre;
  •  derecho a un nivel de vida adecuado para la salud y el bienestar (alimentación, vestido, vivienda y asistencia médica);
  •  derecho a seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, vejez y otros casos independientes de la propia voluntad;
  •  derecho a la protección de la maternidad y de la infancia;
  •  derecho a la educación;
  •  derecho a la participación en la vida cultural de la comunidad, y
  •  derecho de autor

Derechos de los pueblos
A raíz de las guerras por la emancipación de los pueblos colonizados por Europa y América, quienes estaban en lucha comprenden que no es sólo el derecho de la libertad el que ejercen, sino que se involucra el de la vida pacífica y el derecho al desarrollo.

La llamada Tercera Generación de derechos humanos, conocida también como derechos de Solidaridad o de los Pueblos, tratan de establecer cuestiones que no se habían considerado específicamente en los documentos de las dos anteriores generaciones de derechos humanos, pues contemplan cuestiones de carácter supranacional como el derecho a la paz y a un medio ambiente sano.

Algunos documentos que ya tratan sobre estos temas son la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo adoptada por la ONU y la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos, ambos de 1986, e incluyen, entre otros, el derecho a:
 

  •  desarrollo integral del ser humano;
  •  progreso y desarrollo económico y social de todos los pueblos;
  •  descolonización, prevención de discriminaciones;
  •  mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales;
  •  libre determinación de los pueblos (condición política, desarrollo económico, social y cultural), y
  •  derecho de los pueblos a ejercer soberanía plena sobre sus recursos naturales.

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com