Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Ecología y Medio Ambiente
Amazonia, de selva a pradera

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Amazonia,edén perdido
-
Cambio Climático Global
- Privatización de la Selva Amazónica
-
La salud se encuentra en peligro a escala ...
-
Ultimátum a la Tierra

 

Google

Avizora - Atajo Google

 

0804 - La continua explotación de la selva amazónica puede convertirla en una vasta pradera en un plazo de 50 a 100 años. Así lo advirtió el científico ambientalista brasileño Carlos Nobre, coordinador del Experimento de Gran Escala de la Biosfera-Atmósfera en la Amazonia (LBA).

Éste es uno de los aspectos que 800 representantes de 170 instituciones brasileñas y extranjeras que integran el programa, debaten en una conferencia de tres días en Brasilia.

Nobre advirtió que la tala para la explotación maderera y la quema de bosques para preparar terrenos para la agricultura, puede arrasar con el 60% de la extensión selvática de 6 millones de kilómetros cuadrados en el correr de este siglo.

Asimismo, el investigador señaló que las "quemadas" o incendios intencionales emitían de 200 a 300 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año, gas que causa el efecto invernadero (recalentamiento de la superficie del planeta)

El LBA es el mayor proyecto de cooperación científica internacional sobre medio ambiente. Desde que comenzó en 1998, procura estudiar la interacción entre la Amazonia, la mayor selva tropical que subsiste en el planeta, y los patrones del clima regional y global. Se prevé que el experimento siga hasta 2006.

Las investigaciones del LBA ya han revelado también que los bosques amazónicos no son homogéneos como parecen, y son una pieza clave de la maquinara climática de la atmósfera terrestre.

Brasil de por medio

El territorio de Brasil contiene la mayor porción de la Amazonia, por lo que cualquier medida para revertir la deforestación indiscriminada de la selva debe contar con el apoyo de su gobierno.

Según declaró el también especialista del LBA Flavio Luizao a la agencia de noticias IPS, si Brasil logra reducir drásticamente la pérdida de árboles amazónicos, que alcanzó 25.000 kilómetros cuadrados en 2003, se garantizará que el patrimonio forestal selvático siga funcionando correctamente como receptor de CO2 y productor de oxígeno.

Por ello, los coordinadores del LBA presentarán las conclusiones de su tercera conferencia a funcionarios del gobierno brasileño y de otras instituciones.

El Experimento de Gran Escala de la Biosfera-Atmósfera en la Amazonia se compone de 120 proyectos, 61 de los cuales ya fueron terminados. Los mismos abarcan desde los mecanismos del sistema ambiental al impacto de la extracción selectiva de maderas o alternativas de uso de la tierra.

Una investigación llevada a cabo por un grupo ambientalista señala que el cuidado del medio ambiente en zonas boscosas y selváticas está mejor en manos de sus habitantes nativos que de las agencias gubernamentales.

La organización Forest Trends Group, con sede en Washington, Estados Unidos, llegó a esa conclusión tras comparar una serie de datos recopilados por expertos ambientalistas en todo el mundo.

Si bien es cierto que muchos gobiernos reconocen sus obligaciones con el medio ambiente, el informe sostiene que muchos de ellos son incapaces de aprovechar la experiencia de las personas nativas de esas tierras.

Amazonia

Por ejemplo, en el caso de la Amazonia en Brasil, los indígenas han demostrado ser igual de eficientes en prevenir la deforestación que las autoridades a cargo de la conservación de los parques nacionales.

Sin embargo, a diferencia de los trabajadores gubernamentales, los indígenas no reciben ningún apoyo financiero para el trabajo que realizan.

El informe dice que las comunidades locales deberían recibir apoyo financiero para alentarlas a preservar los bosques y mantener un comercio sostenible de productos derivados de la madera.

El reporte fue dado a conocer en momentos en que representantes de 59 países se reúnen en Ginebra, Suiza, para discutir la renovación del Acuerdo Internacional de Madera Tropical.

Este año, explican los autores del informe, el acuerdo debe tomar en cuenta las necesidades y la capacidad de la gente que vive y trabaja en los bosques. - BBC

 

¿Quién fue y es Chico Méndes?

Mendes, Chico (1944-1988) Sindicalista y ecologista brasileño. Francisco Alves Mendes Filho nació en las proximidades de la ciudad de Xapuri, en el estado de Acre, un remoto territorio del oeste de Brasil. No acudió a la escuela siendo niño, pues ayudaba a su padre en la obtención de caucho en la selva tropical de la cuenca amazónica (Amazonia). Este trabajo entrañaba gran dificultad en muchas ocasiones. Los árboles de caucho se hallaban dispersos en el denso bosque, y los caucheros tenían que recorrer a menudo grandes distancias para encontrarlos. Por otro lado, los comerciantes solían explotar a los caucheros pagándoles precios muy bajos por el material recogido y cobrándoles grandes cantidades por los alimentos y demás productos suministrados. Debido a esta situación, los recolectores de caucho contrajeron grandes deudas con los comerciantes. Cuando Mendes era un adolescente, entró en contacto con miembros del Partido Comunista, quienes le alfabetizaron y le instruyeron en su teoría política. En 1968, Mendes comenzó a criticar abiertamente el sistema comercial vigente.

El gobierno brasileño inició la construcción de carreteras en la selva tropical amazónica en la década de 1970 para fomentar el desarrollo de la región. Esta mejora atrajo al sector ganadero, que comenzó la tala de parte del bosque para crear zonas de pasto. Los ganaderos destruyeron los árboles de caucho que constituían el medio de vida de los caucheros; sin embargo, éstos carecían de organización, por lo que no pudieron impedir tal desastre. En 1975, los caucheros formaron un frente común en Acre con la ayuda de los sindicatos de la Confederación de Trabajadores Rurales. Mendes se unió a este grupo y participó en la creación del Sindicato de Trabajadores Rurales de Xapuri, en 1977. Fue nombrado presidente de este colectivo en 1981, iniciándose así su carrera política. En un primer momento, se alineó con el Movimiento Democrático Brasileño, contrario al gobierno militar, y más tarde ingresó en el Partido Comunista de Brasil y en el Partido de los Trabajadores, fundado en 1980.

El sindicato de Xapuri organizó clases de educación básica para los caucheros y, en 1980, estableció el Projeto Seringueiro, un programa que alentaba a esta población a conocer y defender el bosque tropical. Se crearon cooperativas para reducir la influencia de los comerciantes. En lugar de negociar directamente con los intermediarios, los caucheros se asociaron para vender el material a precios más elevados y adquirir los bienes esenciales a precios al por mayor. Los sindicatos pusieron en práctica un plan de resistencia en Acre ante el progresivo avance de los ganaderos. Uno de sus métodos era el denominado empate, una forma de protesta no violenta en la que los caucheros formaban barreras humanas para impedir el acceso a los bosques y evitar que los leñadores talaran los árboles. Entre 1976 y 1988, llevaron a cabo más de 40 empates, en los que consiguieron salvar 1,2 millones de ha de bosque tropical. Mendes participó en la organización del Congreso Nacional de Caucheros en 1985. El objetivo de esta reunión era encontrar medios alternativos de explotación del bosque tropical sin olvidar la protección de la región amazónica ni la subsistencia de sus habitantes. Una de las soluciones más importantes fue la creación de 'reservas de extracción' de propiedad pública, en las que la población que vivía de la recolección del caucho, nueces, fibra y frutas podía continuar con su sistema de vida.

No obstante, el concepto de reservas públicas era contrario a la tradición brasileña sobre la propiedad privada de la tierra. Los ganaderos rechazaron esta medida, adoptaron una actitud hostil ante los sindicatos y, en ocasiones, emplearon la violencia contra sus oponentes. En 1984, el gobierno desarrolló un plan para la construcción de una autopista a lo largo de Acre que hizo temer a los caucheros la destrucción del bosque tropical. En esos momentos, Mendes era ya una figura conocida entre los grupos ecologistas de Estados Unidos y organizó un movimiento internacional de oposición a este proyecto. En 1987, se entrevistó con miembros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Comité de Consignación del Senado de Estados Unidos y les convenció para que no financiaran la autopista. Asimismo, obtuvo la promesa de que los futuros préstamos internacionales para proyectos en el bosque tropical amazónico sólo se aprobarían si garantizaban el respeto al medio ambiente y a la forma de vida de las comunidades indígenas. En 1987, la familia Alves da Silva, del sur de Brasil, compró la hacienda Cachoeira, en la que Mendes había trabajado. Los nuevos propietarios intentaron expulsar a los caucheros y transformar la finca en un rancho ganadero. No obstante, los empates que tuvieron lugar en Acre llevaron al gobierno a convertir este terreno en una reserva extractora. Darlí Alves da Silva, que perdía con ello sus tierras, comenzó a planear el asesinato de Mendes.

El 22 de diciembre de 1988, éste fue tiroteado en la puerta de su casa. Alves y su hijo Darci fueron acusados del crimen y condenados a 19 años de prisión en 1990. Ambos consiguieron escapar de una cárcel de baja seguridad en 1993, pero fueron capturados nuevamente en 1996. Tras la muerte de Mendes, varios espacios naturales de Brasil recibieron su nombre en su honor, y su casa de Xapuri ha sido transformada en museo. En 1994, John Frankenheimer dirigió The Burning Season, un filme cinematográfico basado en la vida de Mendes, en el que el actor Raúl Juliá interpretaba al biografiado.

 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com