Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Fotografía / Photograpy
Fotografía Post Mortem. Fotografía de difuntos

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Julia Margaret Cameron
- El Análisis documental de la fotografía
- La 'Muerte de un soldado de R Capa
- El Análisis documental de la fotografía
- Historia de la Fotografía / History - What...

 

Google

Avizora - Atajo Google


Niña muerta con sus muñecas
(Ver foto completa)

Fotografías Post Mortem. Partes  1 - 2 - 3


. La fotografía de difuntos

160411 - Quefotografia - La fotografía post mortem fue una práctica que se inició prácticamente al mismo tiempo que la fotografía, en París en 1839. Esta costumbre se extendió rápidamente hacia otros países.

Esta modalidad de fotografía consistía en vestir al cadáver con sus ropas habituales para fotografiarlo. Las fotos podían tener algunas variantes: las fotos del difunto solo, en su féretro; podía también fotografiárselo acompañado en actitudes cotidianas, como si todavía estuviera vivo. Estos retratos grupales generalmente eran con la familia, pero también podían incluir amigos o compañeros.
Esta práctica tenía sus antecedentes en el Renacimiento, antes de que se inventara la fotografía, cuando se retrataba a los muertos como recordatorio de que todos somos mortales. En la Edad Media, se retrataba a los muertos como forma de preparase para aceptar que todos vamos a morir.
 

Técnicas de la fotografía post mortem:
 

Para la toma de fotografías mortuorias, el fotógrafo debía aplicar una serie de estratagemas para lograr que el cadáver se viese de la forma más natural posible.

El cuerpo era arreglado y embellecido, empleando maquillaje y vestuario para hacerlo. En otras ocasiones, se recurría al retoque fotográfico mediante pintura a mano.
En los primeros tiempos de la fotografía, cuando los tiempos de exposición requeridos para una toma eran larguísimos, los muertos resultaban los modelos ideales, pues podían permanecer inmóviles todo el tiempo que hiciera falta.
Esto liberaba al fotógrafo de tener que recurrir a soportes que sostuvieran la cabeza, brazos y piernas del modelo para que no se moviera.
 

Las fotografías de esta clase, muestran a los muertos en actitudes de la vida cotidiana, cenando junto a sus familiares vivos, ancianos vestidos elegantemente sostenidos con su bastón. También los niños y bebés muertos eran retratados, frecuentemente en el regazo de sus padres, o junto a sus juguetes.
Ocasionalmente, se agregaban elementos icónicos a la fotografía, como una rosa con el tallo cortado, vuelta hacia abajo, lo cual simbolizaba la muerte de una persona joven, o relojes de mano que enseñaban la hora de la muerte de la persona, entre otros. También se acostumbraba a retratar a militares, sacerdotes, monjas, etc, con sus uniformes o vestimentas características. A los niños se los solía fotografiar con sus juguetes o se los colocaba en sus cunas. Al acompañar al difunto de sus parientes, se buscaba dotarlo de identidad, la edad del pariente que se incluía, ubicaba temporalmente el hecho en la historia familiar. Como regla general, los parientes que acompañaban el retrato del difunto, lo hacían sin dar muestras de dolor, de una manera solemne.
 

Fotografías Post Mortem. Partes 1 - 2 - 3

 

Había tres modalidades principales de retratos mortuorios:
 

· Simular que el difunto estaba vivo, en cuyo caso, se lo fotografiaba con los ojos abiertos y en poses usuales. Puede reconocerse al difunto en la fotografía por la nitidez con que es retratado, debido a la falta de movimiento. Las fotografías solían retocarse a mano, pintando los ojos generalmente sobre los párpados cerrados.
· Simular que el difunto estaba dormido: estas tomas se utilizaban principalmente para niños, retratándolos en un supuesto sueño pacífico. Muchas veces aparecen en brazos de sus padres, para darle naturalidad a las tomas.
· Sin simulación: en estas fotografías, el difunto aparece en su féretro adornado con flores.
Esta modalidad fotográfica fue cayendo en desuso en el siglo XX y en la actualidad parece morbosa. Pero persiste la fotografía post mortem en otras modalidades como la periodística, retratos artísticos o de guerra.
 

La fotografía de difuntos - Hernán Pesis - Leedor

 

Esta original y extraña modalidad, nació con la misma fotografía hacia mediados del siglo XIX y consistía en la preparación del difunto para su último retrato grupal.

La idea era darle al sujeto retratado la misma apariencia que cuando se encontraba vivo. Es por ello, que muchas de estas fotografías (daguerrotipos en su mayoría) hoy nos pueden parecer un tanto morbosas, pero en aquella época gozaban de mucha popularidad. Los retratados podían aparecer junto a sus parientes cercanos, amigos o simplemente conocidos, en escenas como por ejemplo una cena familiar o en una partida de naipes, incluso, se han encontrado daguerrotipos de madres con sus hijos fallecidos en brazos.

Parece ser que esta modalidad fotográfica tuvo sus comienzos en la ciudad de Paris pero pronto se difundió por todo el mundo. En el caso de nuestro país, tuvo un rápido desarrollo.

En muchos de los diarios de la época aparecían publicaciones sobre estudios fotográficos que se dedicaban a esta actividad, algunas muy graciosas, como la aparecida en la "Gaceta Mercantil", un diario federalista de la época, la cual anunciaba que el francés M. Ledoux (que estableció su taller en Buenos Aires hacia 1845) realizaba... "retratos de muertos, en los que obtenía una perfección absoluta".

Otra publicación de 1861, anunciaba que Francisco Rave, y su socio, José María Aguilar… "Retrataban cadáveres a domicilio... a precios acomodados".

Inclusive, en el 1867, un anuncio publicitario del estudio del artista y fotógrafo Mr. Faroni publicado en el diario "El Nacional" escribía... "retratos de toda clase en tamaño natural, así como los retratos de difuntos a quienes damos la apariencia de vida".

En la Argentina este tipo de fotografía fue desapareciendo hacia 1950, aunque hoy día, es común encontrarlas (especialmente de niños difuntos) en algunos pueblos pequeños de la provincia de nuestro país.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com