Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Gastronomía
Rolland: en vino, no hay expertos

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Michel Rolland: El nombre del vino global
- Brillat-Savarin
- Glosarios del Vino
-
El vino y las mujeres ...
- La moral en Maradona y Pelé Alejandro Dolina

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

 

 

221108 - BBC - Gerardo Lissardy - Michel Rolland ríe cuando le preguntan qué opina de quienes prefieren un vaso de gaseosa a una copa de vino.

//Michel Rolland. Detrás de esta carcajada está el placer del vino//

Considerado uno de los enólogos más influyentes del planeta, capaz de catar hasta 100 vinos en un día, Rolland explica que jamás se le planteó semejante "problema".

"Me parece una lástima", responde, un poco incrédulo. Según este francés de 60 años, asesor de decenas de bodegas en diversos países, "hay muchas más cosas detrás del vino que (detrás de) una gaseosa".

"El vino tiene una personalidad, va a dar placer", explica Rolland durante una entrevista con BBC Mundo en su habitación de un elegante hotel de París.

"No hay expertos"

A su juicio, ese deleite que se obtiene a través del vino es la clave del negocio al cual ha estado vinculado buena parte de su vida. Incluso al punto de admitir que se trata de un asunto subjetivo, en el cual "no hay expertos".

"El buen vino es el vino que te va a dar placer, pero a ti, no a todos", sostiene. "Y si no me gusta a mí, no importa".

Según Rolland, ni siquiera hay forma de saber si un vino es bueno o malo al momento de comprarlo, antes de probarlo, aunque algunas marcas o nombres ofrezcan cierta seguridad.

Sin embargo, al responder las preguntas de los lectores de BBC Estudio Abierto, Rolland demuestra un conocimiento excepcional de diferentes tipos de vinos, de distintos países, incluidos los latinoamericanos.

"Buena uva"

Rolland resume las principales características a reconocer en un vino, una pregunta de Pablo Toscano Pulido, desde México: color, aroma, balance y calidad de taninos.

El principal secreto para producir un caldo de calidad, explica ante una consulta desde Perú de Augusto León Alcántara, es cosechar buena uva.

"No hay muy buenos enólogos, hay solamente buena uva", dice, otra vez evitando los mitos. Hay que "buscar un buen lugar, hacer un lindo viñedo y después, cuando la uva sale bien, es bastante fácil hacer un buen vino".

Rolland cree que actualmente "hay buenos vinos en todos los países" y "eso es nuevo". "Ahora se puede viajar de Estados Unidos a Australia, pasando por Argentina o Chile, y se pueden encontrar muy buenos vinos, que no se encontraban hace solamente 15 años", afirma.

Caldos latinoamericanos

Respecto a los vinos chilenos, motivo de preguntas de dos lectores en ese país, Rolland dice conocerlos bien porque asesora una bodega en Chile desde hace 16 años.

"Son vinos que tienen una personalidad y carácter propio y la calidad ha aumentado en los últimos 10 años de manera increíble. Entonces, ¡viva Chile!", responde.

//Michel Rolland en su salsa//

Sin embargo, advierte que "Chile nunca va a ser un gran competidor en el mundo" por las limitaciones que plantea su territorio para aumentar su producción vinícola.

Hace algunos años, Rolland también asesoró la producción de vinos en Ensenada, México. Ante la pregunta de un lector de ese país, contesta que "hay un potencial bastante bueno en esa zona, pero hasta ahora nadie ha desarrollado (...) el mejor vino que se puede".

Rolland admite desconocer los vinos bolivianos, pero explica a un lector de ese país que él mismo tiene viñedos en la región, en la provincia argentina de Salta.

Asegura que ahí, a más de 2.000 metros de altura, "se puede llegar a hacer buenos vinos", por lo general "bastante fuertes, tánicos, pero que tienen un aroma un poco particular".

"Sin problemas"

Rolland desestima las críticas de quienes creen que asesores internacionales como él contribuyen a estandarizar los vinos modernos y quitarle personalidad a las producciones vinícolas de cada región.

"No es verdad", asegura. "No hay técnicas para hacer el mismo vino".

Tampoco cree que tenga un problema de independencia al ser a la vez productor de vinos y asesor de otras bodegas. A su juicio, la competencia es inexistente y sus clientes suelen preguntarle sobre su producción personal.

Rolland calcula que desde hace tres décadas prueba entre 30 y 50 vinos diarios y ahora puede llegar "sin problemas" a un centenar. Al igual que un maratonista, la clave está en el entrenamiento, explica.

¿Y personalmente, cuál es su vino favorito? El merlot de su comuna natal francesa. "Cuando quiero relajarme y tomar una botella de vino", comenta, "puedo tomar un Pomerol".

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com