Historia de Países y Protagonistas
Historia de Ucrania

Busca aquí
monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Diccionario de sexo
Siempre usa condón

Ucrania Al día

Entre los siglos IX y XII d.C. la mayor parte de Ucrania contemporánea pertenecía a la Rus de Kiev (Kijef), que unía varias alianzas de pueblos eslavos del este. La principal era la alianza de rosos o rusos, con la capital en Kiev. El antiguo pueblo ruso dio origen a las tres principales naciones eslavas del este: la rusa, la ucraniana y la belarusa. En el siglo XII la Rus de Kiev se desintegró, separándose en el territorio actual de Ucrania los principados de Kiev, Chernigov, Galich y Vladimir-Volinski. En el siglo XIII se produjo la invasión tártara. En el siglo XIV el Gran Principado de Lituania se anexó los territorios de Chernigov y Novgorod-Severski, Podolia, Kiev y una gran parte de Volín. En la parte sur de Ucrania y en Crimea surgió el Khanato (reino) de Crimea, que empezó a invadir Galitzia y Podolia. Las tierras transcárpatas fueron tomadas por Hungría a partir del siglo XI.
En el siglo XV se formó el pueblo ucraniano (de la palabra krai, frontera). Así se llamaba en 1187 la amplia franja fronteriza a lo largo de las estepas pobladas por los polovtsi (kipchakos). En 1213, krai era el nombre de los territorios limítrofes con Polonia. En el siglo XVI se usó el nombre atribuido a toda la región de Ucrania. Históricamente existieron estrechos lazos entre ucranianos y rusos, como la lucha contra los reinos feudales polacos y lituanos y contra los tártaros de Crimea. En el siglo XVI los territorios ucranianos -Volín, Podolia del este, Kiev y parte de la orilla izquierda del Dniéper (Dnepr)- fueron incorporados a la Rzecz Pospolita (unión de Polonia y Lituania), que les impuso el catolicismo romano.

En la primera mitad del siglo XVII se intensificó la lucha emancipadora contra Polonia y Lituania. La guerra del pueblo ucraniano (1648-1654) bajo la dirección de Bogdán Jmelnitski finalizó con la unificación de Ucrania y Rusia, aprobado en la Rada (asamblea) de Pereyaslav. En marzo de 1654 se ratificó la autonomía ucraniana dentro del Imperio Ruso. En el siglo XVII empezó el asentamiento de colonos ucranianos en la actual región de Jarkov (Charcov). En los documentos oficiales rusos Ucrania figuraba como Malo Rossiya (Rusia chica).

En la segunda mitad del siglo XVIII, Ucrania del Sur se convirtió en uno de los principales proveedores de trigo del imperio. En 1783, el khanato de Crimea, donde vivían los tártaros, fue anexado por Rusia. Después de los repartos de Polonia entre Rusia, Prusia y Austria (1793-1795), se unió a Rusia el territorio de la orilla derecha del Dniéper. A fines del siglo XVIII quedó abolida la autonomía de Ucrania. En 1796, la Ucrania situada en la orilla izquierda del Dniéper se convirtió en la Provincia de Malo Rossiya.

Tras la caída del zarismo ruso en febrero de 1917, se estableció en Ucrania una dualidad de poderes, entre los organismos del Gobierno Provisional de San Petersburgo y la Rada (consejo) Central de Ucrania (Kiev), creada en marzo de 1917, con apoyo de la burguesía y de círculos nacionalistas. En diciembre, después del triunfo de la revolución bolchevique, el Primer Congreso de los Soviets de Ucrania, celebrado en Jarkov, proclamó el poder soviético. La Rada Central de Ucrania apoyó a las tropas austro-alemanas que invadieron el país en la primavera de 1918. Hasta 1920, Ucrania fue campo de batalla de la guerra entre el poder soviético y sus enemigos internos y externos. En diciembre de 1922, Ucrania asistió al Primer Congreso de los Soviets de toda Rusia, celebrado en Moscú, donde se aprobó el Tratado y la Declaración de Fundación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

En el período de entreguerras, el gobierno soviético impulsó en Ucrania la industrialización y la colectivización de la agricultura.

Por las cláusulas secretas del tratado de no agresión firmado en 1939 entre Alemania y la Unión Soviética, la Ucrania Occidental, que pertenecía a Checoeslovaquia, Polonia y Rumania, fue incorporada a la URSS ese mismo año. En 1940, Ucrania se vio ampliada con Besarabia y Bukovina del Norte. En 1941, las tropas nazis invadieron Ucrania, generándose un fuerte movimiento guerrillero de resistencia. En 1945, la Transcarpatia pasó a Ucrania. Terminada la Segunda Guerra Mundial, todas las tierras de la etnia ucraniana quedaron agrupadas dentro de la URSS. Ucrania participó en la fundación de la ONU como Estado separado.

En 1954, el poder central soviético, encabezado por Nikita Khruschev, ex primer secretario del PC ucraniano y entonces máximo dirigente del PC de la Unión Soviética (PCUS), entregó a Ucrania la región de Crimea, hasta entonces parte de la Federación Rusa.

El 26 de abril de 1986, en la central de Chernobyl, 130 kms. al norte de Kiev, se produjo el más grave accidente nuclear de la historia. La explosión de un reactor afectó un área donde vivían 600.000 habitantes de los cuales hasta 1993 habían fallecido 7.000 a causa de las altas radiaciones recibidas y fueron evacuados 135.000. Seis días después de la explosión, helicópteros militares bombardearon al reactor con seis mil toneladas de arena, plomo y boro, entre otros materiales para sofocar el incendio. Luego se recubrió con una capa de hasta ocho metros de espesor en algunos lugares formando una estructura que fue bautizada como el sarcófago. La nube radiactiva de Chernobyl no sólo afectó a Ucrania y Rusia: también la actual Belarús, Polonia y algunas regiones de Suecia y Finlandia fueron contaminadas seriamente. En los años siguientes, investigadores extranjeros registraron en la zona afectada un aumento de los casos de cáncer y otras enfermedades asociadas con la radiactividad.

En el marco de las reformas iniciadas en 1985 por el presidente Mijaíl Gorbachov en la URSS, dirigentes comunistas y nacionalistas ucranianos fundaron el Movimiento Popular Ucraniano por la Perestroika (RUKH), que reivindicó una mayor autonomía económica y política. En los comicios legislativos de marzo de 1990, los candidatos del RUKH obtuvieron un amplio respaldo de la población. El 16 de julio de 1990, el Soviet Supremo (Parlamento) de Ucrania proclamó la soberanía estatal de la república. El 24 de agosto de 1991 aprobó el Acta de Independencia de Ucrania, a la vez que convocó a un plebiscito popular para ratificar o rechazar la decisión.

En diciembre de 1991, 90% de los ucranianos ratificó la independencia. En el mismo acto, Leonid Kravchuk, ex primer secretario del Partido Comunista de Ucrania. Rusia, Canadá, Polonia y Hungría reconocieron la independencia de Ucrania.

El 8 de diciembre de 1991, los presidentes de Ucrania, la Federación Rusa y Belarús, declararon el fin de la URSS y fundaron la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

En los primeros meses de 1992, el gobierno ucraniano decretó la liberación de precios; creó una nueva moneda, el karbovanets; licitó fábricas de material bélico y se crearon incentivos para las inversiones extranjeras.

El 5 de mayo, Crimea declaró su independencia, pero fue objetada por el Parlamento ucraniano. Crimea cedió y anuló la declaración. Rusia reaccionó en junio, anulando el decreto de 1954 por el que cedió Crimea a Ucrania y reclamó su devolución. Kiev se opuso y concedió a Crimea la autonomía económica.

El primer ministro, Vitold Fokin, dimitió en setiembre de 1993, al fracasar la conducción económica. Fue reemplazado por Leonid Kuchma, ex presidente de la Unión de industriales y empresarios.

La política liberal del nuevo gobierno y las privatizaciones tropezaron con el obstáculo del Consejo Supremo, dominado por la vieja guardia comunista y la resistencia de los trabajadores.

Desafiando la política exterior moderada de Kravchuk, el Consejo Supremo decretó en junio la apropiación de todo el arsenal nuclear de la ex URSS estacionado en Ucrania, que con la desintegración soviética se convirtió en la tercera potencia nuclear del mundo.

Debilitado políticamente, en setiembre de 1993 Kravchuk cedió a Rusia la parte de la flota del Mar Negro que correspondía a Ucrania. Era la compensación de la deuda contraída con Moscú por los suministros de petróleo y gas. Además, recibió ayuda para desmantelar los poderosos 46 misiles intercontinentales SS-24 que Ucrania quería mantener en reserva como última garantía de seguridad frente a posibles proyectos expansionistas de Rusia. La oposición en Kiev denunció el acuerdo.

La economía mientras tanto se desequilibró definitivamente registrando 100% de inflación mensual y Kuchma dimitió.

Las primeras elecciones presidenciales de la era pos soviética tuvieron lugar en junio y julio de 1994. El ex primer ministro Leonid Kuchma derrotó al presidente saliente con 52% de los votos, tras lo que confirmó su intención de estrechar lazos con Rusia e ingresar plenamente en la unión económica de la CEI.

En las elecciones parlamentarias de marzo de 1998, el Partido Comunista de Ucrania (KPU) obtuvo 113 bancas (24.7%), conformándose, de hecho, una mayoría parlamentaria de izquierda y centro izquierda. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el 14 de diciembre de 1999, Kuchma, independiente, fue reelecto con el 56% de los votos, mientras que el candidato del KPU, Petro Symonenko, obtuvo el 38%. Kuchma prometía continuar las reformas del mercado y las políticas pro-Occidente: acercarse a Europa Oriental, a Estados Unidos y a la OTAN. Symonenko, por su parte, basó su campaña en la necesidad de profundizar las relaciones con Rusia. Observadores internacionales afirmaron que las elecciones distaron mucho de ser libres y limpias.

El 26 de noviembre, coherente con sus promesas, Kuchma exhortó a la Unión Europea (UE) a considerar a Ucrania cuando, en diciembre, tratara sus planes de expansión. A fines de diciembre, mediante un acuerdo con la oposición, Kuchma designó a Viktor Yushchenko, entonces jefe del Banco Nacional de Ucrania, como nuevo primer ministro, quien en febrero de 2000, de visita en Londres, adelantó que Ucrania reestructuraría su deuda externa con una política fiscal más dura y un programa de privatizaciones masivo. El 22 de marzo, de acuerdo a las exigencias del Consejo Europeo, el presidente abolió la pena de muerte. El 16 de abril, el 90% de la población apoyó, por referéndum, las iniciativas reformistas y aliancistas de Kuchma, quien ahora podría disolver el parlamento si no obtenía las mayorías esperadas.

Tras la desaparición de un periodista crítico al régimen, políticos opositores denunciaron la existencia de una grabación que registraría al presidente discutiendo con oficiales de seguridad -previo a su desaparición- la solución al problema del periodista en cuestión. En febrero de 2001 se sucedieron las manifestaciones populares haciendo coro al pedido de la oposición de que renunciara Kuchma. El hallazgo del cadáver decapitado del periodista paralizó el acercamiento de Ucrania a Occidente. Las manifestaciones contra Kuchma continuaron y se volvieron masivas.

En abril de 2001 el parlamento destituyó a Yushchenko, el mejor aliado para las reformas de mercado que exigía Occidente, causando un intensa crisis política. La crisis evidenció la tensión entre al menos tres sectores: las fuerzas pro-rusas que intentaban devolver a Kiev a la órbita del Kremlin, las fuerzas pro-occidentales que querían mantener el camino de reformas y anclar definitivamente el país en la vía de la Unión Europea y la OTAN, y las organizaciones mafiosas cuyo objetivo primordial era mantener la situación de inestabilidad con la que se lucraban. Ese mismo mes, Ucrania firmó con Rusia un acuerdo de amplia cooperación tecnológica y militar.

El 14% de la población ucraniana se encontraba discapacitada. O eran ex combatientes de la guerra de Afganistán, o víctimas de la catástrofe de Chernobyl o de los frecuentes accidentes que se registraban en el Donbass, la región del país dedicada a la minería del carbón. Según un informe de la OIT, la tasa de mortalidad para ese año era de cinco trabajadores por cada millón de toneladas de carbón extraído, lo que representaba la cifra más elevada de toda Europa. Alrededor de 12.000 ex-combatientes discapacitados de la guerra de Afganistán y unos 3,3 millones de víctimas de Chernobyl presionaron durante 2001 al gobierno para que implementara programas de rehabilitación y promoción profesional del empleo para las personas con discapacidad del país.

En la víspera de las elecciones parlamentarias de marzo de 2002, fue hallado muerto, con nueve disparos por la espalda, el vicegobernador de una ciudad del oeste del país, miembro del Partido Socialdemócrata. La campaña electoral había estado marcada por presiones a la prensa, fraude y cruce de acusaciones entre el poder y la oposición. El bloque Nuestra Ucrania obtuvo la victoria con el 23,6%, seguido por los comunistas, con el 20%. Los oficialistas de Por una Ucrania Unida se colocaron en tercer lugar con el 11,8 % de los sufragios. La oposición liberal acusó a las autoridades ucranianas de fraude electoral. Yushchenko, líder de Nuestra Ucrania, anunció que impugnaría los resultados de varias circunscripciones y aseguró que le habían robado hasta un 12% de los votos. Para los analistas, estas elecciones eran consideradas el prólogo de las presidenciales de 2004, cruciales para decidir el sistema político del país y su lugar entre Rusia y Occidente

 

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com