Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Países y Protagonistas
El nombre de Honduras

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Historia de Honduras
- Cristóbal Colón
-
Ley Patriótica, Acta Patriótica o USA-Patriot
- El Rey Juan Carlos acusado de hechos
-
El lenguaje del sionismo

 

Google

Avizora - Atajo Google

 

170510 - Salomón Sagastume - Una de las preguntas más comunes es cuál es el origen del nombre de nuestro país Honduras. Y aunque históricamente no hay nada que concretice su origen, si podemos tener una idea real acerca de ello.

El descubrimiento en 1492 de nuevas islas y tierras extrañas que no aparecían en los mapas de entonces, motivaron un acontecimiento de expectativas de exploración por parte de los europeos. Ante el éxito del primer viaje de
Cristóbal Colón, la corona española y los comerciantes interesados en buscar nuevas rutas comerciales, apoyaron tres expediciones más. Esto permitió enterarse que la ruta hacia las Indias Orientales sería más fácil, ante la posibilidad de tener sitios de parada y aprovisionamiento. El último viaje del Almirante comenzó en Cádiz el 9 de mayo de 1502 y del cual conocemos los pormenores, primero por la carta enviada por Colón desde Jamaica a los reyes españoles, misma que es conocida como "Lettera Rarissima" y de la cual puede leerse una copia en la Biblioteca Universitaria de Salamanca, España; luego, su hijo Herrando, que le acompañó en la travesía, escribirá después una biografía sobre su padre.

El cuarto viaje nos interesa en demasía: en 1502 se descubrirán las tierras de lo que hoy se llama Honduras. Con certeza sabemos que los expedicionarios europeos estuvieron primero en las actuales Islas de la Bahía, habiendo desembarcado en "la mayor que se llamaba Guanaja, de cuyo nombre tomaron después los que hacen las cartas de navegar el de todas las islas Guanajas " (1) Aquí tuvieron el primer contacto con nativos diferentes a los que habían encontrado en las demás islas caribeñas, y de ellos tuvieron las noticias de la existencia de tierra firme. Estas islas sirvieron en ese momento y posterior, como punto de descanso con facilidad de aprovecharlas para suministro de agua y comida. En ningún momento fueron consideradas parte de la tierra firme, y posteriormente formaron parte de nuestro país al pasar el período colonial.

Con el conocimiento veraz de la existencia de una gran masa continental, (Colón lo había intuido ya, leyendo a varios científicos de la antigüedad y del medioevo) la expedición llegó a un lugar de la costa hondureña que llamaron Punta Caxinas porque "había en ella unas manzanillas algo arrugadas, y tiene el hueso esponjoso, y son buenas para comer, especialmente cocidas, a las cuales llamaban caxinas los indios de La Española" (2) En vista de que en ese punto no vieron cosa de mayor interés, la expedición siguió su rumbo hacia el Este, bordeando la costa llegaron a otro sitio que Colón llamó "Costa de Oreja", debido a que los nativos de la región se horadaban las orejas con agujeros grandes, capaces de caber en ellos un huevo de gallina. Algunas excavaciones arqueológicas actuales han demostrado la verdad de este dato: muchas figurillas de arcilla, jade y piedra representan a personajes con las orejas horadadas. Hoy sabemos que ese grupo de nativos que los españoles vieron, eran ancestros de los actuales indios payas. Fue en este lugar donde el 14 de agosto de 1502 la expedición saltó a tierra "con las banderas y los capitanes y con muchos de la armada para oír misa" (3) y precisamente aquí (lugar hoy indeterminado) donde la expedición tomó posesión de las tierras en nombre de la corona española, aunque se presume que por mala salud, Colón no bajó a tierra. Don Hernando Colón narra en su obra los detalles del contacto con los indígenas de la zona y la extrañeza de los mismos ante desconocidos, no interesándonos por ahora en presentar esos acontecimientos.

Navegando a lo largo de la costa hacia Oriente, la expedición estuvo en peligro de naufragar debido a una terrible tempestad que les azotó. Colón en su diario narra la aventura: "en todo este tiempo no entré en puerto, ni pude ni me dejó tormenta del cielo, agua y trombones y relámpagos de continuo que parecía el fin del mundo ... otras tormentas se han visto, mas no durar tanto con tanto espanto" (4), esto sucedía a mediados de septiembre, temporada caracterizada por fuertes huracanes y tormentas tropicales. Al fin lograron salir del temporal y llegaron a una punta o cabo donde amainó, como describe Colón: "llegué al cabo de Gracias a Dios y de allí me dio Nuestro Señor próspero el viento y corriente" (5) Posteriormente su hijo narró el episodio destacando que el nombre con el cual bautizaron al cabo proviene del agradecimiento que los marineros dieron a Dios por haberlos salvado de una muerte segura. Desde ese momento hasta hoy el cabo se llama Cabo de Gracias a Dios. Bajando hacia el Sur la expedición descubrió los actuales territorios de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, regresando después Colón a España en donde murió, en Valladolid, el 20 de mayo de 1506.

Para lo que a esta investigación interesa y si hacemos acopio de las fuentes utilizadas nos damos cuenta que la palabra Honduras no aparece registrada en el diario del almirante Colón, ni incluso para referirse a las inmensas profundidades marítimas del Cabo de Gracias a Dios. Sin embargo, Don Hernando Colón nos proporciona otros datos. Lo citamos in extenso:

"Estas mismas islas (Islas de la Bahía A.S.S.) y la tierra firme la ponen dos veces en sus cartas de marear, como si en efecto fueran tierras distintas, y siendo el cabo de Gracias a Dios el mismo que llaman cabo de Honduras, hacen dos. Y la razón de este error fue, que después que el Almirante hubo descubierto estas regiones, un cierto Juan Díaz de Solís, de cuyo nombre el Río de la Plata se llama Río de Solís, por haberle matado allí los indios, y Vicente Yáñez, que fue capitán de un navío (La Niña A.S.S.) en el primer viaje del Almirante, cuando descubrió las Indias, fueron juntos a descubrir el año 1508, con intención de seguir la tierra que había descubierto el Almirante en el viaje de Veragua hacia Occidente. Siguiendo éstos casi el mismo camino, llegaron a la costa de Cariay, y pasaron cerca del Cabo de Gracias a Dios hasta la punta Caxinas que ellos llamaron de Honduras ..." (6)

Si tomamos como ciertas las palabras del hijo del Almirante, diremos que Solís y Pinzón bautizaron la costa caribeña de estas tierras con el nombre de "cabo de Honduras" aduciendo, posiblemente a las inmensas profundidades del mar desde Trujillo a Gracias a Dios, situación ésta que es demostrable a través de los actuales estudios geográfico-marítimos.

Así parece que fueron Solís y Pinzón los que primeramente usaron el nombre de Honduras y no Colón, sin embargo, el no poseer documentación de la época que pueda confirmar lo expresado por Hernando Colón constituye una severa limitación para esta investigación.

Para 1510 ya se tenía conocimiento exacto de lo que era el continente que media-entre Europa, Asia y África, y comenzaba en serio la conquista y colonización del territorio descubierto. Muchos autores coinciden en "el hecho irrefutable de que los ibéricos se expandieron en búsqueda de mercados de especies y principalmente en su afán de acumular metales preciosos -oro y plata- fundamento del mercantilismo." (7) Pero en Europa no existían formas legales para que un pueblo conquistara a otro sólo para extraer sus riquezas. Era necesario buscar un pretexto para la expansión y el sometimiento del indio. La lucha contra los herejes, la lucha contra los enemigos de la fe cristiana fue la justificación de la guerra despiadada que se desató contra los indígenas de América, creándose toda una ideología que justificó la conquista.

Entre 1509 y 1524 el territorio hondureño se verá libre de conquistadores y colonizadores y servirá sólo como lugar de aprovisionamiento, a la fuerza, de mano de obra esclava indígena. Barcos de españoles vivían en las islas del Caribe, atracaban en las costas hondureñas llevándose violentamente a los indios como esclavos, ya que la población nativa de las islas caribeñas fue exterminada tempranamente por las enfermedades, las luchas y los malos tratos de los españoles. Al respecto leemos en un documento de 1539:
"Suplico a V.M. que luego que vea esta envíe su Real Provisión con todo el favor y penas que pudiere ser para que yo vaya a la dicha provincia de Guatemala para buscar todos cuantos hallare allá, de esta gobernación, as¡ libres como esclavos, herrados y por herrar, que entonces se hicieron y llevaron de esta gobernación para que los pueda sacar de cualquier poder que estuvieron, porque fueron muy injustamente hechos y llevados, so grave penas ...y donde los dichos esclavos y libres estuviesen y fueron llevados, porque dicen que en Cuba y en La Habana está mucha parte de ellos, as¡ libres como esclavos, que en aquel tiempo se vendieron y llevaron para allá" ... (8).

La conquista de nuestro país comienza formalmente a partir de 1524, cuando Hernando Cortéz, luego de conquistar los pueblos del actual México ordena la conquista de Guatemala y Honduras por la razón de que: "como Cortéz tuvo nuevas que había ricas tierras en lo de Higueras y Honduras... acordó enviar por capitán a un Cristóbal de Olí..." (9). Desde este momento aparecen los nombres de Higueras o Igueras y Honduras para designar los territorios sujetos a conquista, asimismo que el suelo nacional será víctima de una violencia militar de los mismos españoles entre ,sí para apropiarse del territorio, obedeciendo más que nada a sus intereses personales: Olid desobedece a Cortéz y es asesinado, Gil González Dávila lucha contra gente de Hernández de Córdova; luego Cortéz hace su conocido viaje a Honduras agudizando las luchas, situación que se resolverá con la intervención directa de la corona española; ésta, interesada en agilizar el proceso administrativo de la colonización y evitar los abusos y crueldades contra los indios, decide enviar autoridades pa¬ra resolver las diferencias de los capitanes que habían ido al descubrimiento y poblamiento de la nueva provincia, la que será conocida como "Golfo de las Higueras" que incluía el Puerto Caballos y "Cabo de Honduras" que incluía al Puerto de Truxillo y lugares adyacentes. Estos dos nombres se usaron por separado no designando un territorio unido, sino dos lugares distintos en una misma tierra firme: "E otro si que Francisco de las Casas, capitán de dicho Hernando Cortéz, venía de armada por la mar con ciertos navíos contra el dicho Cristóbal Dolid, e con la dicha armada andaba en el paraje e entrada del dicho Golfo de las Higueras" (10).

Esta separación termina el 20 de noviembre de 1525 cuando se nombra a Diego López'de'Salcedo como Gobernador de la Provincia de Higueras y Honduras, siendo ratificado el 31 de agosto de 1526:

"Don Carlos por la gracia etc. por cuanto mandamos proveer a Diego López de Salzedo del oficio e cargo de nuestro governador en la provincia e golfo de las Higueras que es la tierra firme ... que la dicha tierra de cabo de Honduras e sus tierras e provincias entran y están devaxo de la dicha vuestra gobernación e que las dichas tierras e provincia e pueblos de christianos que en ellas están hechas e se hizieren e poblaren es toda una gobernación ..." (11).

Esto facilitó la unión de las dos regiones, delimitó fronteras con las provincias de Guatemala y Nicaragua y permitió la labor conquistadora de los españoles con fundación de poblados y el derivado sometimiento de las poblaciones indígenas nacionales. Con el proceso expansivo militar, la fundación de ciudades españolas (San Pedro Sula, Nueva Valladolid de Comayagua, Gracias, etc.) la reducción de indios en poblados, la creación del obispado y la presencia de toda la jerarquía administrativa española, el proceso de colonización y explotación de las riquezas del suelo comenzó. De esta manera surge la concepción geo-administrativa-jurisdiccional de la provincia de "Higueras y Honduras" nombre que será el oficial; sin embargo, Don Diego López de Salcedo entra en contradicciones con Pedro Arias De Avila, gobernador de Nicaragua, de cuyas tierras Salcedo pretendía apoderarse. Todo el plan consistía en apropiarse de León en Nicaragua y crear el "Nuevo Reino De León" (eliminando el nombre anterior) dejando al puerto de Truxillo como capital. Su plan fracasó, muriendo Salcedo después, dejando a la provincia en un caos de nuevas luchas entre españoles por apropiarse de más tierras e indios, situación que se normalizará hasta 1542 con la creación de la legislatura de las "Leyes Nuevas", que pusieron un freno a la codicia de los encomenderos y normalizó la administración. (12).

Entre tanto, para lo que nos interesa, la provincia siguió llamándose igual, así lo prueban los siguientes documentos: "no diré más que en 13 días del mes de septiembre, yo llegue al puerto de Caballos de esta gobernación de Higueras y Honduras..." (13); "Adelantado Don franco de Montejo nro. govnador de la p°vincia de higueras y cabo de honduras" (14)otro de 1562" Muy Mgfco Señor: Fray Geronimo de Corella Obispo de esta provincia de Higueras y Honduras..."(15); otro de 1599 "como yo Pedro Ortíz de Elgueta vecino que soy en esta ciudad de San Jorge del Valle de Olancho de la provincia y gobernacion de Higueras y Honduras..." (16). En la mayor parte de la documentación, tanto oficial como privada del siglo XVI, el duplo nominal referido será constante, pero a partir de 1600 la nominación "Higueras" o "Igueras" va quedando en desuso, nombrándose a la provincia solamente como "Provincia de Honduras"; en un documento de 1602 leemos: "como yo Juan de Vargas Carvajal, Governador y justicia mayor de la Provincia de Honduras" (17); "E sido informado que en la ciudad de Truxillo en la provincia de Honduras ay un castillo ..." (18); otro de 1690 "testimonio de los autos qu obró el Illmo. y Rmo. Sor Obispo de la porvincia de Honduras,.." (19) etc. Desconocemos las razones que motivaron al desuso de "Higueras", aunque algunos escribanos del siglo XVIII lo usarán esporádicamente, tal vez queriendo ser más específicos en describir la provincia ó simplemente por hacer más elegantes sus escritos.

Por tradición oral y por algunos escritos de la historia nacional nos ha llegado la frase "Gracias a Dios que hemos salido de estas honduras" de la cual se ha afirmado la dijo Colón luego de haberse salvado de la terrible tempestad que les azotó a nuestras costas y que así quedó bautizado el país. Pero ¿Quién dijo realmente ésto?, ¿es creíble la frase o no?, ¿Puede demostrarse la veracidad? Todos los escritores, historiadores y otros, que han utilizado la frase para explicar el origen del nombre de Honduras ninguno de ellos han presentado documentos originales que demuestren la existencia y aceptación de la referida expresión, y la han aceptado sin explicación.

Como aporte original de este trabajo, presentamos una información que afortunadamente llegó a nuestras manos. Es un informe descriptivo y general del Reino de Guatemala, firmado y enviado al Rey de España en 1778, por la importancia que posee lo citamos in extenso:

"Provincia de Honduras, valle de la Ygueras de Comayagua. La ciudad de Valladolid es la capital de esta provincia, se govierna por un governador que antes fue capitán general con sueldo de 1654 ps y oy goza de 3D=Se halla al N. de la ciudad de guatemala, al Orte. de la Prova, de Vera Paz y al poniente de la Nicaragua, y al sur sobre el Mar del norte. El Padre Murillo dice que tiene Leste; Oeste 150 leguas, y por partes 80 N.S. y que se llamó también Provincia de Honduras, porque no hallando fondo los primeros descubridores dijeron gracias a Dios que hemos salido de estas Honduras*; que también se llamó Tierra de Ygueras* por las calabazas que encontraron en aquel Mar desde la del Norte al del Sur ..." (20)

Para escribir lo anterior el informante se basó en la obra del Padre Murillo titulada "Geografía Histórica, Libro IX de la América, islas adyacentes, tierras árticas y antárticas, e islas de los mares del Norte y Sur" escrita en 1752. Pocos datos biográficos conocemos del citado cura; sabemos que perteneció a la orden religiosa de la Compañía de Jesús y que su nombre completo es el de Pedro Murillo Velarde. Asimismo desconocemos la forma en que obtuvo la información histórico-geográfica de Honduras para su libro. Esto constituye otra limitante a este trabajo en la medida que no podemos profundizar sobre el análisis de la veracidad de la obra, sumado a la imposibilidad de adquirirla.

¿Queda entonces demostrado que el nombre de Honduras proviene de la famosa frase? Es difícil afirmarlo, primero porque no pesa sobre los escritos geográficos e históricos, ni del Padre Murillo ni de los historiadores nacionales como Rómulo E. Durón, Antonio R. Vallejo, Rafael Heliodoro Valle y otros, un análisis documental que reafirme la frase. Por otro lado, hemos demostrado en base a los escritos de Cristóbal Colón y su hijo Hernando, que nunca el Almirante dijo la conocida expresión por lo que aun persiste la duda. .

Asimismo es dudoso que otras denominaciones como "Caxinas" "Guaymuras", "Huntula", "Maiam" y otras más hayan servido como nombres oficiales de Honduras; nunca hemos sabido de su origen exacto y tampoco los hemos visto registrados en documentos coloniales.

Aclaremos, para terminar, que no es pretensión dar por terminada la discusión de tan atrayente dilema histórico, empero que se debe investigar más sobre el asunto, a razón de buscar nuevos documentos e información que ayude a esclarecer el tema. Por último, esto no es más que un aporte investigativo sujeto a revisión -  - Historia de Honduras

C I T A S

1.Colón, Hernando. La Vida del Almirante
2.Idem
3.Idem
4.Colón, Cristóbal. Diario de a bordo. Colec. Tus Libros. Edic. Ge¬nerales ANAYA. Cap. 5 Madrid. 1985.
5.Idem
6.Colón, Hernando. ob. cit.
7.Marín Guzmán, Roberto.El Espíritu de Cruzada Español y la Ideología de la Colonización de América. Ed. Instituto Costarricense de Cultura Hispánica. Cap. 3. San José C.R. 1985.
8."Informe enviado por el Presbítero Cristóbal de Pedraza" A.G.I. Guatemala 9-50 V-18 año de 1539.
9.Díaz del Castillo, Bernal. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Cap. CLXV. 6a. edic. Colec. Austral ESPASA. Ma¬drid 1984.
10. "Poder que en 25 de febrero de 1525 otorgó la Audiencia a Santo Domingo a su fiscal Br. Moreno, para el arreglo de las diferencias entre los capitanes que fueron al descubrimiento del Golfo de Higueras". Documento colonial, en Rubio Sánchez, Manuel. Historia del Puerto de Trujillo. Vol I Edic. Banco Central de de Honduras. 1975.
11.Real Cédula del 31 de agosto de 1526. A.G.I. Legajo 3090 en Rubio Sánchez, Manuel. Historia de Trujillo. ob. cit.
12. Véase Carías, Marcos. Tiranía de los Conquistadores. Historia Crítica Etapa I No. 1. Edic. Carrera de Historia U.N.A.H. 1980.
13.Informe del Obispo Pedraza. Docum. cit.
14.A.G.I.Guatemala, 402
15.Probanza pedida por el Obispo Corella. A.G.I. Leg. 182. Doc. 30
16.Bienes de Pedro Ortíz de Argueta. A.G.I. Contratación Leg. 254 en Martínez,, Mario. Documentos Historia de Honduras V.I. U.N.A.H.
17."Testamento de Juan Vargas" A.G.I. Contratación Leg. 264 1602 en Martínez, Mario. ob. cit.
18.Real Cédula 23 de diciembre de 1629. A.G.D.C.A. A1.23 Leg. 1515 Fol. 223.
19."Testimonio de autos que obró el Obispo de Honduras" A.G.I. Guat. Leg. 143 en Martínez, Mario. ob. cit.
20. "Noticias del Reyno de Guatemala, frutos que produce, pueblos, ha¬vitantes y tributarios que tiene y quanto pagan al Rey. AÑO D 1778" Sig. 1655 Colec. Mata Linares. Real Academia de la Historia. (FF220-246)

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com