Cargando

La Mujer y su Mundo /
The Woman and her World
Ejercicios Pélvicos y sexualidad

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Placer femenino y nuevas terapias
-
Suelo pélvico: Cuidado y recuperación
- Orgasmos increíbles

- Las esclavas sexuales
- Aumento del busto

 

Google

Avizora - Atajo Google


. Tacos altos "mejoran la sexualidad"

040208 - La calidad de las relaciones sexuales de las mujeres puede mejorar enormemente con la ejecución de unos ejercicios muy simples que permiten tonificar la musculatura del Suelo pélvico, una parte esencial del organismo femenino para poder disfrutar del sexo.

En efecto, el fortalecimiento del suelo pélvico facilita la estimulación sexual, aumenta la intensidad de los orgasmos y permite llegar a tenerlos, especialmente en aquellas mujeres que por diferentes causas tienen debilitada toda la musculatura que sostiene el útero, la matriz, la vejiga y el intestino inferior.

Disfunciones sexuales

Las disfunciones sexuales más habituales que provoca la debilidad pélvica son: disminución y falta de sensibilidad sexual, disminución de la intensidad de los orgasmos y sensaciones dolorosas durante el coito. Por otro lado, la falta de tono muscular pélvico es la principal causa de la incontinencia urinaria de esfuerzo en la mujer (pérdidas de orina ante cualquier esfuerzo abdominal: toser, estornudar, saltar, bailar, reír, hacer ejercicio...), e incluso puede provocar prolapsos (dolencias más graves que si son severas suelen necesitar intervenciones quirúrgicas: descenso de la matriz, de la vejiga o recto).

Los ejercicios de Kegel

Todas estas patologías pueden prevenirse e incluso curarse con los ejercicios de Kegel o "kegels", en honor al médico que los implantó. Sin embargo, los "kegels" también son útiles para mujeres sanas sin ningún tipo de problemática y que simplemente quieran disfrutar más de su sexualidad.

Qué músculos hay que ejercitar

Debes contraer y relajar los músculos de la zona pélvica, evitando en todo momento contraer los músculos de los glúteos o nalgas, muslos, abdominales o vientre.

Imagínate que se te van a escapar gases: aprieta el músculo alrededor del ano (esfínter anal) con todas tus fuerzas subiéndolo hacia dentro. Relaja.

Imagínate que vas a tener una pérdida menstrual y debes evitar mancharte. Aprieta la vagina para retener el flujo. Relaja.
 

Imagínate que estás orinando. Aprieta fuerte como si quisieras cortar el flujo de la orina (esfínter uretral). Relaja.

¿Cómo se hacen?


Cierra y aprieta y sube con fuerza los tres músculos a la vez. Estarás contrayendo los músculos del suelo pélvico.

Se pueden hacer contracciones lentas: aguanta la contracción de los músculos tan fuerte como puedas durante 5 -10 segundos. Repítelo entre 3 a 5 veces.

Contracciones rápidas: contrae y sube los músculos rápido y con fuerza y relájalos inmediatamente entre 10 a 20 veces. Repítelo de 3 a 5 veces. Es bueno alternar la realización de ambos tipos de contracción. A medida que se vayan fortaleciendo los músculos podrás aguantar la contracción más segundos y realizar más repeticiones.

¿Dónde realizar los ejercicios?

Los ejercicios puedes realizarlos en cualquier postura y en cualquier momento: en la fila del supermercado, en una sala de espera o viendo la tele. Aprovecha todos los momentos que tengas. Puedes hacerlos:

De pie, separando ligeramente las piernas, puede ser apoyada en una pared o reclinada con las manos apoyadas en una mesa.

Sentada.

A gatas.

Tumbada boca arriba con las piernas flexionadas.

Recostada de lado con las piernas flexionadas.

Cómo multiplicar tus orgasmos

Dicen que la cantidad no es sinónimo de calidad, pero todos queremos más y podemos conseguirlo si nos entrenamos para mujeres multiorgásmicas que describen los milenarios manuales orientales.

Recarga tu mente de pensamientos positivos porque la fuente de tu placer sexual está en tu cerebro y así debes prepararte para empezar a vivir una nueva etapa en tus relaciones sexuales: la multiorgásmica, la demostración de que dominas las artes amatorias y consigues prolongar el placer más allá de las técnicas básicas que domina todo el mundo.

¿Qué tipo de orgasmos tienes?

Orgasmos únicos: son los de "toda la vida", una explosión liberadora y solitaria que se caracteriza por contracciones musculares de unas ocho décimas de segundo. Plenos y satisfactorios.

Orgasmos múltiples: Los de los buenos tiempos, más de un orgasmo en cada sesión, con descansos de 2 a 10 minutos entre ellos. ¿Por qué conformarse con uno? Si no te duermes después del primero sólo necesitas una pareja con mucha química y todo un fin de semana por delante.

Orgasmos secuenciales: Se trata de un orgasmo único en flujo de 6 a 12 orgasmos, sin pausa. La eyaculación se da sólo en el último. Son poco frecuentes y muy muy especiales, necesitan control físico y mental y una buena compenetración con la pareja.
 

Tacos altos "mejoran la sexualidad"

Un estudio afirma que el uso de tacones altos beneficia a los músculos del suelo pélvico, mejorando el desempeño sexual.

La uróloga italiana María Cerruto, amante confesa de este tipo de calzado, está dispuesta a probar que los tacones no son tan malos para las mujeres como algunos lo sugieren.

Los zapatos con tacones altos (conocidos como tacones de aguja) han sido relacionados a un amplio rango de problemas, desde la aparición callos hasta el desarrollo de esquizofrenia.

Pero en una carta enviada a la revista de Urología Europea, la doctora Cerruto explica que sus investigaciones demuestran los beneficios del tacón.

Cerruto asegura que estudió a 66 mujeres menores a 50 años y encontró que aquellas que mantenían su talón a 15 grados del suelo -el equivalente a un tacon de cinco centímetros- tienen tan buena postura como aquellas que usan zapato bajo, pero sobretodo mostraron menor actividad eléctrica en los músculos pélvicos.

Esto significa que los músculos se encuentran en una posición óptima, lo que podría mejorar su fuerza y la habilidad de contracción.

Suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico son un componente esencial en el cuerpo femenino. Además de proveer asistencia al desempeño sexual y a la satisfacción, dan un apoyo vital a los órganos pélvicos como la vejiga, el intestino grueso y el útero.

Es normal que estos músculos se debiliten después del embarazo y el parto, y con el propio envejecimiento del cuerpo.

Para fortalecer el suelo pélvico existen algunos ejercicios, pero la doctora Cerruto tiene esperanzas de que su descubrimiento elimine la necesidad de realizarlos.

"Las mujeres normalmente tienen dificultad en realizar los ejercicios adecuados para la zona pélvica, y el uso de tacones altos puede ser la solución", dijo Cerruto.

"Como a muchas mujeres, a mí me gustan los zapatos de tacón alto", añadió, "es bueno saber que tienen potenciales beneficios para la salud".

Sin embargo, la británica Gill Brook, fisioterapista experta en salud femenina, enfatizó que estos descubrimientos no indican que los tacones demasiado altos sean la mejor solución para aquellas que buscan mejorar la función del suelo pélvico.

"Pero para aquellas mujeres que gustan de un tacón ligeramente alto, esta investigación resulta positiva, aunque no se deben descartar la necesidad de realizar ejercicios constantes para mantener saludable esta parte tan importante del cuerpo femenino". -
Daleenelarcojuana -

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com