Literatura
Arte métrica
Neftalí Duque Mendez
Publicaciones Para
investigar por temas
Otros textos
.
¿Qué es la Gramática Española?
. El Microrrelato. Características

. Formalistas rusos

. Cine
. Semiótica

Definiciones de Movimientos Literario-Estéticos - El Modernismo - Origen de la tragedia griega
Versos y Versificación

Llamamos VERSO a la agrupación de una o más palabras que, siguiendo fundamentalmente ciertas normas de medida y armonía musical, constituyen unidades rítmicas. 

La palabra verso (del Latín versus), significa para algunos autores "repetición" o "vuelta", por ser la repetición del ritmo la característica que da cadencia musical al lenguaje versificado. Para otros, significa líneas o surco, por su presentación escrita en renglones sucesivos. 

La composición en verso y su estudio, desde el punto de vista de la técnica de expresión poética, recibe el nombre de VERSIFICACIÓN. Ésta nació con la música, por la necesidad de adaptar el lenguaje al canto. 

La parte de la Perceptiva Literaria que se ocupa en dar normas para la elaboración estructural del verso, según un sistema determinado, y desde el punto de vista de elocución poética, se denomina ARTE METRICA. 

La denominación ARTE MÉTRICA, dada a la técnica del lenguaje rítmico y simétrico, proviene de que el verso, como unidad rítmica que es, sigue en su constitución una determinada medida o proporción, que técnicamente se llama METRO. 

Sistemas de versificación

Son las distintas maneras, modos o procedimientos seguidos para obtener el "verso". 

  1. Sistema cuantitativo. Era propio de los griegos y romanos. Se basaba en la cantidad prosódica o cuantidad, esto es, la duración o tiempo empleado en la pronunciación de las sílabas. A este efecto, las sílabas se dividían en breves (un tiempo) y largas (dos), lo que se indicaba con una línea curva y otra horizontal respectivamente. De la combinación de unas y otras sílabas se obtenían las unidades de medida del verso, llamadas pies métricos (equivalentes a los compases de la música), los cuales se marcan de igual modo como lo hacían los músicos, esto es, valiéndose de movimientos regulares de los pies. 
  1. Sistema cualitativo. Con la aparición de las lenguas romances o románicas, se perdió la cantidad prosódica o cuantidad. Surgió entonces un nuevo sistema de versificación basado en dos elementos esenciales: el número de sílabas o simetría y la adecuada distribución de acentos o ritmo.

De este modo el nuevo sistema resulta "silábico" y "acentual", robustecido por elementos secundarios como la pausa, la cesura y la rima. Este nuevo sistema se denominó cualitativo, por oposición al anterior o cuantitativo, ya que su fundamento está en la cualidad o armonía, proveniente de la simetría y del ritmo, y no en la cuantidad o tiempo de pronunciación silábica. 

Elementos esenciales y secundarios de la versificación cualitativa

  Dos son los elementos esenciales que intervienen en la estructura del verso: la simetría y el ritmo, a los cuales debemos agregar otros dos, llamados secundarios o occidentales: la pausa o cesura y la rima

I.- Elementos esenciales. 

  1. La Simetría.

La simetría o medida del verso es el primer elemento esencial de la verificación española o cualitativa. Consiste en el número de sílabas que cada verso debe tener, lo cual determina su longitud, medida o metro. 

Hay que tomar, para tal efecto, dos factores: la sílaba métrica y la ley del acento final. 

1° La sílaba métrica 

Es la unidad de medida o base fundamental del verso. A veces coinciden con la sílaba gramatical, pero en gran cantidad de casos no sucede lo mismo. Esto último es posible en virtud de las llamadas Licencias métricas o poéticas, entre las cuales ocupan puesto especial la sinalefa, la sinéresis y la diéresis o dialefa

  1. La sinalefa

Consiste en juntar en una sola sílaba métrica, las vocales finales de una palabra del verso con las vocales iniciales de otra siguiente. De este modo, la sinalefa representa una ligazón fonética de sílabas gramaticalmente distintas y pertenecientes a palabras diferentes dentro de un verso. Más que una licencia poética es considerada como condición esencial del verso. 

La sinalefa, en consecuencia, representa siempre una reducción, con relación al número de sílabas gramaticales del verso. 

Ej: O mueven la alegría, las que en silencio esperan 

Vicente Gervasi (venezolano) 

Este verso consta de las siguientes sílabas gramaticales: 

o/mue/ven/la/a/le/grí/a/las/que/en/si/len/cio/es/pe/ran. 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 

las cuales se reducen a catorce sílabas métricas, por las siguientes sinalefas sencillas: 

o /mue/ven/ laa / le/grí/a/las/que en / si /len/cio es/pe/ran 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

La sinalefa también se puede establecer entre tres palabras seguidas. En este caso, la del centro debe ser una vocal, y la sinalefa recibe el nombre de doble o compuesta. 

Ej: La nueva de que a un noble caballero Rafael Arvelo (venezolano) 

Gramaticales: La/nue/va/de/que/a/un/no/ble/ca/ba/ lle/ro 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 

Las trece sílabas gramaticales se reducen a once sílabas métrica, por razón de la sinalefa doble que hay entre las palabras "que a un". 

La/nue/va/de/que a un/no/ble/ca/ba/ lle/ro 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 

Igualmente debe tenerse en cuenta que cuando la siguiente palabra de un verso empiece por H, también puede hacerse sinalefa, por ser muda dicha letra, menos cuando ésta vaya seguida de los diptongos ia, ie, ue, ui, casos en los cuales suene ya, ye, güe, güi. 

Ej: Pero yo he de esperar mi voz. Andrés Eloy Blanco (venezolano) 

Pe/ro/ yo/ he/ de/ es/pe/ rar/ mi/ voz 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 

Pe/ro/ yo he/ de es/pe/ rar/ mi/ voz

1 2 3 4 5 6 7 8 
 
 

Crisma de brisas, yodo, hielo y sales Luis Beltrán Guerrero (venezolano) 

Cris/ma/ de /bri/sas/ yo/do/ hie/lo / y / sa/les 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 1 0 11 12

Cris/ma/ de /bri/sas/ yo/do/ hie/lo y / sa/les 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

  1. Sinéresis 

La licencia poética llamada sinéresis consiste en unir dos vocales abiertas de una misma palabra, en una sola sílaba métrica. 

Lo mismo que la sinalefa, actúa por redacción y se forman diptongos impropios , por apartarse de las normas comunes dadas para los mismos, desde el punto de vista gramatical. Sin embarco la sinéresis se diferencia de la sinalefa, en que aquellas se forma dentro de la palabra, y la sinalefa, entre las palabras diferentes. Su uso debe ser limitado, ya que en muchos casos produce efectos desagradables al oído por lo duro de su construcción. 

Ej: Car/do/be/nig/no/del//te/rrón/so/lea/do Luis B Guerrero 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 

Este verso consta de doce sílabas gramaticales, y se puede reducir a once métricas, por efecto de la sineresis entre las vocales "a" y "e". 

  so/le/a/do/ so/lea/do 

1 2 3 4 1 2 3 

  1. Diéresis

Consta esta licencia poética (llamada también dialefa), en separar vocales de un diptongo para formar sílabas distintas. Esto quiere decir, pues, que actúa al contrario de la sinéresis, por ampliación, dividiendo o disolviendo el diptongo. 

Esta licencia se indica mediante dos puntitos ( ¨ ) llamados crema, diéresis o puntos diacríticos, colocados sobre la vocal cerrada o menos acentuada del diptongo . (vïuda - orïente - süave - pïano,etc.). 

Ej: ¿Qué rüido 

sordo nace? Andrés Bello (venezolano) 

El primer verso, que consta de tres sílabas gramaticales: Qué/rui/do; aumenta a cuadro sílabas métricas, por razón de la diéresis que divide el diptongo ui en dos sílabas (rü/i/do) 

¿Qué / rü /i / do 

1 2 3 4

2.- La ley del acento final 

Este es otro factor que, junto con las sílabas métrica, contribuye a determinar la medida o simetría del verso. 

Consiste en considerar que todas las últimas palabras de cada verso son graves o llanas, lo cual se logra mediante las normas siguientes: 

  • Si el verso terminar en palabra grave o llana, se cuenta el número de sílabas métricas, sin otras modificaciones que las provenientes de las licencias poéticas. 
  • Si el verso termina en palabra aguda o en monosílaba, se cuenta una sílaba más .
  • Si el verso termina en palabra esdrújula , se cuenta una sílaba menos.

Ej: ¡ Pe / cho / lim / pio al / plo / mo ! ¡a / van/ te! = 8 

¡ Cie / rra / pa / trio / tas / a / sí = 7 + 1 

Y An / zoá / te / gui ex / cla / ma: a / mí = 7 + 1 

na / die / me / pa / sa / de / lan / te = 8 

Y / so / bre / su es / pa / da el / ra / yo = 8 

tum / ba a / quel / po / der / de / cré / pi / to = 9 - 1 

a / som / bran / do / con / es / tré / pi / to = 9 - 1 

a / los / ma / nes / de / Pe / la / yo = 8 

  Tomás Ignacio Potentini (venezolano. De "Boyacá", "Terrores de Mirra"). 

 Ritmo

Este es el segundo elemento esencial de la versificación española. Consiste en la adecuada distribución de los mayores esfuerzos o eventos de cada verso. De la acertada colocación de los acentos, depende la armonía, musical, el ritmo exterior, la gracia poética, el encanto musical del verso. 

Tal orden de colocación del acento resulta ser fijo para cierta clase de versos, mientras que para otros, no. De todos modos su importancia es tal, que en ocasiones, basta con alterar el orden de colocación de las palabras de un verso, y por tanto, el de los acentos, para que el ritmo desaparezca, para que se destruya la armonía musical del verso. 

Nótese la diferencia entre las dos construcciones siguientes: 

Oigo tu voz que viene de lejos con la brisa. 

Oigo que viene tu voz con la brisa de lejos. Otto D´Sola (venezolano) 

Las conclusiones no pueden ser más evidentes. 
 

Se distinguen cuatro clases de acento poético o métrico

  • Inevitable. Recae siempre en la penúltima sílaba de la palabra final de cada verso.
  • Necesario o Constituyente Es el que cada especie de verso lleva en determinada sílaba, y del cual, depende su ritmo propio. Es característica que se destaca en los versos de arte mayor, como el que lleva el alejandrino en la sexta sílaba.
  • Accidente o super numerario. Es el que el poeta usa a su propio gusto y buen sentido musical, a fin de variar y acoplar el ritmo del verso. 
  • Obstruccionista. Es el que rompe el ritmo y afea la armonía musical por su inadecuada distribución.

II.- Elementos Secundarios de la versificación cualitativa 

  1. Pausa o cesura. Es un corte o descanso que se hace después de cierto número de sílabas métricas, para aumentar el ritmo del verso.

La pausa o cesura es un elemento que, aunque secundario, presenta especial importancia por cuanto permite, además de respirar cómodamente en aquellos casos de versos largos, imprimir mayor impulso cadencioso en la recitación. 

En el verso hay dos clases de pausas: las impuestas por la lógica o el sentido del escrito, las cuales se indican con signos de puntuación, y las que determinan una mayor cadencia del verso . Estas últimas, que se repiten sistemáticamente en la misma sílaba de cada verso y que no dividen la palabra, son las llamadas pausas y cesuras propiamente. 

También se distinguen una pausa final, que es la que se hace entre uno y otros verso. Sin embargo, en la correcta recitación, se procurará ligar la última palabra del verso con la primera del siguiente, sin pausa alguna, cuando no haya ningún signo de puntuación al final del anterior. 

Cuando dos versos son largos (de arte mayor) su construcción se hace sobre la base de versos cortos o menores, que reciben el nombre de Hemistiquios. La pausa o cesura, ocurre siempre después de la sílaba siguiente a la acentuada del primer hemistiquio. 

Ej: Abriste el amplio surco / para el trigo sagrado 

el riego fue agua viva / de amor y de dolor… 

y bajo el sol de Dios / en mi barro menguado 

creció el germen de plata / y el retoño abrió su flor. Hector Cuenca (venezolano. De "El sembrador") 

  1. La rima. Consiste en la igualdad o semejanza de sonidos finales en los versos. Hay dos clases de rima: Consonante y Asonante.

1.- Rima consonante. Se llama también Consonancia o rima perfecta. Consiste en la igualdad de sonidos a partir de la última vocal acentuada de cada verso. Se atiende a los sonidos o pronunciación, no a la ortografía. (Anochezca y fresca, valle y ensaye). 

Ej: En el umbral de la puerta, 

de aquella puerta entornada, 

preguntó con voz incierta 

que no preguntaba nada… 

respondieron: - ¡ Está muerta!… 

Jacinto Fombona Pachano (venezolano. De "Balada de la estancia vacía").

2.- Rima asonante. Se llama también asonancia o rima imperfecta. Consiste en la igualdad solamente de las vocales, a partir de la última vocal acentuada de cada verso, siendo desiguales las consonantes. 

Ej: Pero su voz, vibrante entre la sombra 

hizo vibrar la sombra, que era su voz un trino: 

fúlgido voz que hacía pensar 

en unos cabellos de color de trigo. 

Fernando Paz Castillo (Venezolano. De "La mujer que no vimos") 

Cuando el verso no tiene rima de ninguna clase, se dice que son libres, sueltos o blancos. 

Clases de verso

Los versos castellanos tienen una extensión variada, van desde dos sílabas métricas hasta veinte y más, notándose que la simetría y el ritmo van perdiendo su importancia, su musicalidad, a medida que va aumentando el número de sílabas, hasta llegar a confundirse con la prosa poética. 

Desde el punto de vista del número de sílabas métricas, los versos se agrupan en dos clases: arte menor y versos de arte mayor. 

  1. Versos de arte menor:

Sel llaman así los versos que constan de dos ocho sílabas métricas. No hay versos monosílabos, debido a que si constan de una sola sílaba gramatical, siendo ésta forzosamente aguda, aquéllos constarán de dos sílabas métricas por la ley del acento final. 

1.- Bisílabos. Los que constan de dos sílabas métricas. 

Ej: Noche Aire 

Triste Cielo Gertrudis Gómez Avellana (Cubana. De "La noche de insomnio y el alba") 

Vista Suelo 

Ya Mar 

2.- Trisílabos. Los que constan de tres sílabas métricas. 

Ej: No bulle postreras, Andrés Bello (Venezolano. De "Los duendes") 

la selva despiden 

el campo apenas 

no alienta, destellos 

Las luces que tiemblan 

3.- Tetrasílabos. Son versos de cuatro sílabas métricas. 

 Ej: Zape, gato, 

murrungato, 

no te comas 

mi masato (folklore venezolano) 

4.- Pentasílabos: Son los versos de cinco sílabas métricas. 

Ej: Por las mañanas Puesto a horcajadas 

mi pequeñuelo sobre mi pecho, José Martí (cubano. De "Ismaelillo") 

me despertaba bridas forjaba 

con un gran beso. Con mis cabellos. 

5.- Hexasílabos: Son versos de seis sílabas métricas. Se llaman también de redondilla menor. 

 Ej: Corro de las niñas Gabriela Mistral (Chilena. De "El corro Luminoso") 

Corro de mil niñas 

a mi alrededor: 

¡oh, Dios, yo soy dueña 

de este resplandor! 

6.- Heptasílabos. Son versos de siete sílabas métricas. Se llaman también endechas. 

Ej: Numen de la victoria, 

Que al viento das las alas 

En medio de las balas Felipe Tejera (venezolano) 

Y el humo del cañón: De "Bolívar". Oda 

¿Quién es aquel atleta, 

Terrible como Marte, 

Que arbola el estandarte 

Del mundo de Colón? 

7.- Octosílabos. Son versos de ocho sílabas métricas. Se llama también redondilla mayor. 

Es el verso clave por excelencia de la poesía popular española, por su peculiar facilidad para la versificación, unida a la especial circunstancia de poderse expresar con él toda clase de pensamiento. 

Ej: Ruega, hija, por tus hermanos 

los que contigo crecieron, Andrés Bello (Venezolano: La oración por Todos) 

y un mismo seno exprimieron, 

y un mismo techo abrigó. 

b.- Versos de arte mayor

Consta de nueve o más sílabas métricas. Se denominan también versos compuestos, debido a que constan de dos o más hemistiquios, caracterizados por las correspondientes pausa de cesura . Además en ellos se destaca, aparte del inevitable, el acento constituyente. 

1.- Eneasílabos: Son versos de nueve sílabas métricas. ( poco usados) 

Ej: Sólo en mi torre cristalina, 

trabajo el verso de la mina José Santos Chocano. (Ecuatoriano: "La inútil Torre") 

que hay en mi propio corazón; 

cada calvario me da un tema 

y cada lágrima una gema 

y cada injuria una canción. 

2.- Decasílabos. Son versos de diez sílabas métricas. Presentan un gran valor rítmico y se pueden construir en dos formas: divididos en dos hemistiquios iguales (dos pentasílabos), o en dos desiguales (uno tetrasílabos y un hexasílabo). Se usan mucho en los himnos. 

Ej: Cantemos todos / con alegría Gustavo A. Nieto (venezolano: "Alberto Adriani" de San Cristóbal). 

al instituto / que es viva luz, 

el que nos brinda / con ufanía 

conocimientos / y rectitud. 

3.- Endecasílabos. Son versos de once sílabas métricas. 

Es el verso más armonioso de la versificación española. Hay tres tipos de endecasílabos, según los distintos tipos que se originan por la ubicación del acento constituyente, así 

  1. Sáfico: acento en la cuarta y octava sílaba, con pausa o cesura después de la quinta .

Ej: Dulce vecino / de la verde selva. Esteban Manuel de Villegas (español: De "Al Céfiro") 

  1. Yámbico: Acento en la sexta sílaba.

Ej: Allá, en lo más espeso de la fonda. Víctor Racamonde (venezolano: De "Matinal") 

  1. Anapético: Acento en la cuarta y séptima sílaba. Llamado también de gaita gallega, es un metro muy antiguo de la poesía española, anterior al endecasílabo de la escuela petrarquista del siglo XVI. Ha sido remozado por los modernistas, entre los cuales sobresale el gran Rubén Darío. (nicaragüense).

Ej: Rey misterioso / magnífico y mago, 

dueño opulento / de cien estambules, 

a quien un genio / brindara en un lago 

góndolas de oro en / las aguas azules. (De "Pórtico"). 

4.- Dodecasílabos. Son versos de doce sílabas métricas. Su estructura más frecuente consta de dos hemistiquios hexasílabos, con acento necesario después de la quinta sílaba, y pausa de cesura , después de la sexta. 

Ej: Santa florecita / celestial renueve Amado Nervo (mexicano) "Cuando Dios lo quiera" 

5.- Tredecasílabos: Son versos de trece sílabas métricas. Muy poco usado, probablemente por falta de armonía. 

Ej: Oh, qué gran corazón el corazón del campo. Porfirio Barba Jacob (colombiano) "Nocturno" 

6.- Tetradecasílabos. Son versos de catorce sílabas métricas. También se llama Verso Alejandrino. Este verso y el endecasílabo son los metros más utilizados en la versificación mayor. El Alejandrino, verso de gran musicalidad y sugestiva cadencia, fue desplazado en el siglo XVI por el endecasílabo, para reaparecer dignamente renovado, gracias al romanticismo y el modernismo del siglo XIX. Consta de dos hemistiquios heptasílabos, con acento en la sexta sílaba, y pausa de cesura después de la séptima. 

Ej: ¡Señor!, en el murmullo / lejano de los mares Abigail Lozano (venezolano) "Dios" 

vibrar oí tu acento / con noble majestad. 

7.- Pentadecasílabos. Son versos de quince sílabas métricas. 

Ej: ¿Al mar? ¿ Al cielo? ¿ Al mundo? Qué sé yo… Las estrellas. (Juan Ramón Jiménez, español: "Elegías") 

LA ESTROFA

Estrofa es la combinación de versos que se suceden conforme a ciertas normas de simetría, rima y número de los mismos. 

Clasificación

1.- En cuanto a la medida 

  1. Parisílabas o regulares: estrofas de versos de igual medida
  2. Imparisílabas, irregulares o de pie quebrado: estrofas de diferentes medidas

2.- En cuanto a la rima: 

  1. Aconsonantada: estrofa de versos de rima consonante
  2. Asonantada: estrofas de versos de rima asonante
  3. De verso libre: estrofa de versos que no tienen rima alguna

3.- En cuanto al número de versos: 

  1. Simétrica: cada estrofa consta de igual número de versos de 

la misma medida y de idéntica rima.

b. Asimétrica: cada estrofa consta de desigual número de versos 

de diferentes medidas. 

A) ACONSONANTADAS

Son estrofas compuestas de versos de rima consonante. El número de éstos puede ser limitado o ilimitado y su medida, igual (parisílabos) o desigual (imparisílabos). 

Nota: Cuando la rima sea igual (consonante o asonante) se indica con una misma letra: minúscula si el verso es de arte menor y mayúscula si el verso es de arte mayor. Si el verso es libre se marca una X, minúscula, en el mismo orden anterior. 

1.- Estrofas parisílabas

  1. De dos versos:

Pareado: Llamado también pareja o dístico, es la estrofa que consta de dos versos, de arte menor o arte mayor. (El pareado también puede ser imparasílabo y de rima asonante). 

Ej: a ¡Un cintillo de plata (Manuel Felipe Rugeles. Venezolano: "La gata") 

a para mi linda gata! 

A Soñaba en ese entonces en forjar un poema 

A de arte nervioso y nuevo, obra audaz y suprema 

José A. Silva (colombiano) "Un poema" 

  1. De tres versos:

Terceto: estrofa de tres versos endecasílabos que riman así: primero con tercero, segundo con primero y tercero de la siguiente estrofa, y así sucesivamente hasta cumplir con una estrofa de cuatro versos, e tal modo que el segundo de esta última rime con el verso final.

Ej: A La encallecida mano ya no aporca 

B El tallo de falanges empinadas 

A En cuyo seno abulta la mazorca 

B De las últimas hojas, lanceoladas, 

C La vida en torno diligente riega 

B De polen volador nubes doradas 

C Junto a lo troje la esperanza ruega; 

D En el amor abrevan las fatigas; 

C Y el seno oloroso de la vega 

D Sube el himno triunfal de las espigas 

Francisco Lazo Martí (venezolano) "Veguera" 

Esta última combinación suele modificarse con rima diferente, así: primera con cuarta y segunda con tercera. 

Tercerilla

Estrofa de tres versos de arte menor. También puede ser asimétrica y asonantada. 

Ej: a "Santana" bendita, 

x duérmeme en tus brazos 

a que soy chiquita Folklore venezolano 

  1. De cuatro versos: 

Cuarteto

Estrofa de cuatro versos endecasílabos que riman el primero con el cuarto y el segundo con el tercero. 

Ej: A Al monólogo ritmo de la canta 

B que la peonada entona sin reposo, 

B y al azuzo zumbante del acoso, 

A hacia el río el rebaño se adelanta. 

Serventasio:

Estrofa de cuatro versos endecasílabos, pero con rima alterna, así: primero con tercero y segundo con cuarto. 

Ej: A Y de la aurora a los primeros rayos 

B despiértense los gérmenes dormidos 

A hay en los flores lánguidos desmayos, 

B y vibración de arrullos en los nidos. Víctor Racamonde. Venezolano: "Matinal" 

También hay serventasios de medidas mayores con el dodecasílabos y el alejandrino. 

Redondilla:

Estrofa de cuatro versos de arte menor (generalmente octasílabos), con rima igual a la del cuarteto: primero primero con cuarto y segundo con tercero. 

Ej: a Ráfaga de luz y grana 

b Mostraba allá en el oriente 

b El crepúsculo esplendente 

a Precursor de la mañana (Domingo Ramón Hernández. Venezolano:"Alas de mariposa") 

Cuarteta:

Estrofa de cuarto versos de arte menor (generalmente octosílabos), con rima igual a la del serventesio: primero con tercero y segundo con cuarto. 

Ej: a Mi verso con giros suaves 

b logró los vientos surcar, 

a pues tuvo, como las aves, 

b el ágil don de volar (Ildemaro Urdaneta. Venezolano: "Madrigal romántico") 

  1. De cinco versos:

Quinteto:

Estrofa de cinco versos de arte mayor (generalmente endecasílabos), con rima a gusto del poeta, cuidando únicamente que no rimen tres versos seguidos. 

Ej: A Mas, ¡Ay! Tal vez un día infortunado 

A sabrás, mi dulce bien cuánto te he amado. 

B sabrás entonces lo que nadie sabe: 

B ¡que en este triste corazón no cabe 

A el tesoro de amor, sino soñado! 

(Juan Antonio Pérez Bonalde. Venezolano: "Error") 

Quintilla

Estrofa de cinco versos de arte menor (generalmente octosílabos), con las demás características y limitaciones propias del quinteto. 

Ej: a En el umbral de la puerta, 

b de aquella puerta entornada 

c preguntó con voz incierta 

d que no preguntaba nada… 

a respondieron: - Está muerta… (Jacinto Fombona Pachano. Venezolano) 

"Balada de la estancia vacía" 

  1. De seis versos:

Sexteto o sextina

Llamada también sexta rima, es una estrofa compuesta de seis versos de arte mayor (generalmente endecasílabos) con rima al gusto del poeta. Frecuentemente termina en un pareado. 

Ej: A ¡Ni por esas! Parece que arroja 

B el infierno otro denso nublado 

A o que el diablo al oírme se enoja 

B y empujando el ejército alado 

C el asalto acrecienta y aviva 

C el tejado va a ser una criba. (Andrés Bello. Venezolano: "Los duendes") 

Sextilla:

Estrofa de seis versos de arte menor ( generalmente octosílabos) con la misma combinación de la sextina. 

Ej: a ¡ Olvidaste la vereda 

b que conduce a la cabaña! 

a Entre la oscura arboleda 

b de aquesta triste montaña 

b ya tan sólo mi alma huraña 

a a esperar la muerta queda… (María Enriqueta. Mexicana: "Sendero Olvidado") 

  1. De siete versos:

Séptima:

Estrofa de siete versos de arte menor o de arte mayor, que riman al gusto del poeta. Su uso es limitado. La más conocida es la seguidilla, con versos asonantes o consonantes e imparisílabos. 

Ej: a Si se asoma mi Damiana 

b a la ventana, y colora 

a la aurora su tez lozana 

c de algérchigo y terciopelo, 

b no se sabe si la aurora 

a ha salido a la ventana 

c antes de salir al cielo. (Amado Nervo. Mexicano: "Tan rubia es la niña que…") 

De ocho versos: 

Octava real:

Estrofa de ocho versos endecasílabos que riman así: alternadamente los seis primeros y pareados los dos últimos. 

  Ej: A Yo soy el trovador que vaga errante: 

B si son de vuestro parque estos linderos, 

A no me dejéis pasar, mandad que cante. 

B que yo se de los bravos caballeros, 

A la dama ingrata y la cautiva amante 

B la cita oculta y los combates fieros 

C con que a caballo llevaron sus empresas 

C por hermosas esclavas y princesas. (José Zorrilla. Español: "Cantos de Trovador") 

Octava Italiana: 

Llamada también aguda, es igualmente una combinación de ocho endecasílabos, pero con rima diferente a la anterior, así: segundo con tercero, sexto con séptimo, cuarto con octavo (agudos estos dos) y libres el primero y el quinto. 

Ej: X Ve a rezar, hija mía. Y ante todo, 

A Ruega a Dios por tu madre, por aquella 

A que te dio el ser, y la mitad más bella 

B de su existencia ha vinculado en él; 

X que en su seno hospedó tu joven alma, 

C de una llama celeste desprendida 

C y haciendo dos porciones de la vida, 

B tomó el acíbar y te dio la miel. (Andrés Bello. Venezolano: "La oración por todos") 

Octavilla:

Es la misma estrofa anterior (octava italiana, pero con versos de arte menor). 

Ej: x Entre sus pliegos undosos 

a recoge ambicioso el viento 

a el ambalsamado aliento 

b de la flor matutunal; 

x y, al escuchar el concierto 

c de tu inocente murmullo, 

c lo aspira con un arrullo 

b sobre tu onda de cristal. (José Antonio Maitín. Venezolano: "La fuentecilla") 

  1. De diez versos:

Décima:

Llamada también espinela (de Vicente Espinal, poeta español del siglo XVII, su inventor), es una estrofa de diez versos octosílabos que riman: primero con cuarto y quinto; segundo con tercero; sexto con séptimo y décimo y octavo con noveno. 

Bolívar 

Ej: a Cuentan que tuvo en su faz 

b lo que salva y lo que aterra: 

b rayo de muerte en la guerra 

a y arco iris en la paz 

a Cuando creyeron quizás 

c que se cansaba su brazo, 

c hizo en la América un trazo, 

d y volando, casi loco, 

d con aguas del Orinoco 

c fue a regar el Chimborazo. (Tomás Ignacio Potentini. Venezolano: "Tarrones de Mirra") 

  1. De catorce versos: (catorce versos endecasílabos)

Soneto:

No es estrofa única sino combinación de dos cuartetos y dos tercetos. El soneto clásico tiene su rima característica, de tal modo que el segundo cuarteto repite la del primero, esto es, la rima se hace con sólo dos consonantes, así: primer verso con cuarto, quinto y octavo; segundo con tercero; sexto y séptimo. Los terceros también hacen rima con dos consonantes alternadamente, así: primero con tercero y quinto (impares), y segundo con cuarto y sexto (pares), por lo que la combinación se presenta así: ABBA - ABBA - CDC - DCD. El modernismo introdujo otras modificaciones. 

Ej: Soneto Clásico. 

A Alta flor de heroísmo su tizona 

B se forjó sobre el yunque toledano, 

B fue lengua de prodigios en su mano 

A y de su vida mejor corona. 

A La patricia altivez de su persona 

B por mancillarla el odio pugnó en vano; 

B que jamás cupo en pecho castellano 

A con holgura mayor alma infanzona. 

C Venció en recias batallas a porfía 

D El amor en la paz del gineceo 

C Rosas al lauro de su frente unía 

D Y al desceñir el victorioso arreo, 

C alcanzó en la ansiedad de su agonía 

D la ingratitud por único trofeo. (Eduardo Carreño. Venezolano) 

Sonetillo: Es la misma combinación estrófica del soneto, pero con versos de arte menor, generalmente octosílabos y heptasílabos. 

Ej: a Soneto pide Violantee 

b nunca me vi en tal aprieto; 

b son los versos del soneto 

a catorce y van tres delante 

a No pensé hallar consonante; 

b tengo uno y medio cuarteto 

b si llega el primer terceto, 

a no habrá cosa que me espante. 

c al primer terceto entrando 

d voy, tal vez con pie derecho, 

c pues que ya fin le voy dando. 

d Llegué al segundo y sospecho 

c que ya le estoy acabando: 

d contad catorce; ya está hecho. Ricardo Carrasquilla (colombiano) 

"Literatura homeopática". 

Además de los sonetillos de ocho y siete sílabas métricas, se han escritos otros de metros más reducidos, igualmente rítmicos y bellos, que reciben el nombre de sonetos mínimos, sonetinos o sonetines. 
 

2.- Estrofas imparisílabas:

Son estrofas compuestas de versos de rima consonante y diferentes medidas. Las hay de número limitado o ilimitado de versos. 

a) Estrofas aconsonantadas, imparisílabas de número limitado de versos.

Pareado. Estrofa de dos versos desiguales 

Ej: a Yo te di el tesoro 

A de las hondas minas de mis sueños de oro. 

Juana de Iabrbouru . Uruguaya: Implacable"

La lira: Estrofa compuesta de cinco versos: tres heptasílabos (primero , tercero y cuarto) y dos endecasílabos (segundo y quinto), que riman así: primero con tercero, y segundo con cuarto y quinto. Así , pues, la lira clásica termina en un pareado formado por un heptasílabo y un endecasílabo. Ej: a Si de mi baxa lira 

B tanto pudiese en son, que en un momento 

a aplacase la ira 

b del animoso viento, 

B y la furia del mar y el movimiento. (Gacilaso de la Vega. Español: "A la flor del Gnido" 

También hay las llamadas liras irregulares, que son estrofas en las que se combinan versos heptasílabos con endecasílabos, en número no mayor de seis, y con forma diferente de la indicada para la lira clásica. 

  1. Estrofas aconsonantadas imparisílabas de número limitado de versos.

Estancias: 

son estrofas de más de seis versos, en número ilimitado, formadas por combinación de endecasílabos con heptasílabos. La rima es a gusto del poeta, sin admitir versos libres. 

Ej: a ¡ Oh, tú buen alfarero! 

B que vestido de harapos desafías 

A los soles calcinantes de febrero 

B y de diciembre las mañanas frías; 

c tu vida es semejante 

D a la gota de agua que fecunda 

C con la misma ternura sollozante 

d los campos en que funda 

E el labrador sus dulces ilusiones 

F como el zarzal que hiere con su espina 

E del pájaro inexperto los plumones, 

F o el samán orgulloso que se empina 

E para purificar sus ramazones 

F con el beso glacial de la neblina. (Juan España. Venezolano: "El alfarero") 

Silva: Estrofa que se forma de igual modo que la estancia, con la diferencia de que sí intercala versos libres. 

Ej: x ¡Salve, fecunda zona, 

A que al sol enamorado circunscribe 

B el vago curso y cuanto ser se anima 

b en cada vario clima 

A acariciada de su luz, concibes! 

C Tú tejes al verano su guirnalda 

D de granadas espigas; tu la uva 

d das a la hirviente cuba; 

C no de purpúrea fruta, o roja, o gualda, 

e a tus florestas bellas 

E falta matiz alguno, y bebe en ellas 

f aromas mil el viento; 

f y greyes van sin cuento 

G paciendo tu verdura, desde el llano 

H que tiene por lindero el horizonte, 

h hasta el erguido monte, 

G de inaccesible nieve siempre cano. Andrés Bello. Venezolano: 

"Silva a la Agricultura de la zona Tórrida".

  1. ASONANTADAS

Se caracterizan por tener algunos de sus versos rima consonantes y por ser libres los demás. El número de versos pueden ser limitados o ilimitadas, y la medida, igual (parisílábicas) o desigual (imparisilábicas), siendo la mayoría de arte menor. 

Estas estrofas abundan por ser un medio fácil y adecuado para la inspiración popular . Por eso es rico el folklore de todos los pueblos de habla hispana en estrofas de esta clase, principalmente en refranes, adivinanzas, y todo género de canciones populares: joropo, golpes, corridos, gaitas, etc. 

1.- Estrofas asonantadas de número limitado de versos: 

Pareado: Estrofa de dos versos asonantados, iguales o desiguales (abundan en refranes, adivinanzas, dichos populares, etc.) 

Ej: a Una vieja larga y seca 

a en un cuarto oscuro y presa (Adivinanza) 

a quien de pan a perro ajeno 

a pierde el pan y pierde el perro. (Refrán) 

Copla: Se denomina copla a toda canción popular en estrofa de cuatro versos de arte menor con rima asonante los pares y libres los impares. 

La Copla comprende tres tipos diferentes: 

  • Copla propiamente dicha
  • Endecha
  • Endecha Real

Se diferencia entre sí por la medida o metro. 

Copla: consta de versos octosílabos (cantar popular) 

Ej: x Sobre la hierba la palma,

a sobre la palma los cielos; 

x sobre mi caballo, yo 

z sobre yo, mi sombrero. (folklore venezolano) 

Endecha: Es la misma combinación de la copla, pero con versos heptasílabos o hexasílabos; algunas veces alternan con pentasílabos (endechas mixtas). 

Ej: x ¡Ah!, vuelve, que aún es tiempo, 

a mientras el mar la conchas 

x de la ribera halaba 

a con apacibles olas. 

Traducción de Bello de la Oda "O navis", de Horacio 

Endecha Real: Es la endecha que termina en versos endecasílabo. 

Ej: x Al pie de tu sepulcro 

a te imploro como a padre, 

x con llanto en sus ojos, 

A borrando los requeros de su sangre. Francisco Martínez de la Rosa (español) 

  La seguidilla: Es la combinación de siete versos de arte menor: tres heptasílabos y cuatro pentasílabos, que riman segundo con cuarto, y quinto con séptimo; los demás (1°, 3° y 6°) son libres. 

Ej: x Llorad, mis tristes ojos; 

a sencibles almas, 

x derramad vuestra cáliz 

a lleno de lágrimas. 

b ¡Indianas musas, 

x cubrid con mustias flores 

b su helada tumba! Eloy Escobar. Venezolano: "Elegía". 

La seguidilla también puede construirse con versos de rima consonantes . 

2.- Estrofas asonantes de número de versos. 

El romance: es una estrofa formada por una serie ilimitada de versos de la misma especie, con rima asonante los pares y libres los impares. 

Según el metro que se emplee, se distinguen las siguientes clases de romances: 

  • Romance octosílabos o llano: es el romance propiamente dicho, de extraordinario desarrollo popular.
  • Romancillos o romances cortos: son los romances formados por versos menores de ocho sílabas.
  • Romances de arte mayor: son los escritos en metros mayores de ocho sílabas principalmente endecasílabos, dodecasílabos y alejandrinos. El escrito en edecasílabos recibe el nombre de romance real o heroico. 

Tendencia de la versificación actual

La versificación actual está orientada hacia la supresión de toda norma que signifique medida, distribución de acentos en sílabas fijas, terminaciones consonantes y ordenación metódica de versos para formar estrofas simétricas. La misma introducción de la rima asonantada y del verso libre o blanco fue el principio de esta avasallante reforma que invade las nuevas corrientes de versificación contemporáneas, desentendida de todo formulismo o cánones regulares. 

Toda norma o principio normativo que sujete al poeta dentro de ciertos límites, se considera por algunos como una traba, como un obstáculo que hay que eliminar, pues ello entorpece, a su modo de ver, la fácil y libre expresión del pensamiento literario. 

Ahora bien, el versolibrismo (como es llamada esta innovación del verso libre o blanco), preconiza la abolición del ritmo y de la rima, tradicionalmente usados, para sustituirlos por el llamado ritmo interior, que es el que, en definitiva, según esta corriente, interesa al poeta, más que la forma de expresión estrictamente normativa. 

En resumen podemos concretar las tendencias de la versificación actual en la forma siguiente: 

  • Preferencia por el verso libre y la asonancia.
  • Conservación de la forma combinada de endecasílabos con heptasílabos, pero sustituyendo la consonancia por la asonancia.
  • Cultivo preferente y en abundancia de la estrofa imparisílaba y asimétrica, con abolición de "los moldes métricos tradicionales".
  • Uso de la estrofa imparisílaba con rima asonante en los versos pares.
  • En síntesis, mayor importancia al ritmo interior que a la forma de expresión.

Principal-|-Consulta a Avizora-|-Titulares-| Clima-|-Sugiera su Sitio
Temas Que Queman | Periodísticos Selectos | Libros Gratis | Publicaciones | Glosarios
Desarrollo Web | Libro de Visitas |-Chat-|-Horóscopo


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com