Publicaciones
Patrimonio Lingüístico de Origen Árabe

Literatura
Semiótica


A principios de este siglo, don Julián Ribera, que por entonces investigaba los orígenes de la literatura castellana, dio a conocer un sorprendente hallazgo que venía a contradecir la teoría admitida según la cual el origen de dicha literatura había que buscarlo en la poesía trovadoresca galaico-provenzal. Ribera había encontrado uno de esos eslabones perdidos sin los que la historia de la lengua y de la cultura española habrían mantenido una seria e importante laguna. Por el testimonio de dos escritores árabes del siglo XII supo que un poeta de Cabra, Muqaddem Ibn Muafa, llamado "el ciego", que vivió entre los siglos X y XI, había inventado un género poético llamado muwashaha, –castellanizado por Menéndez Pidal como moaxaja–, una composición de versos cortos que rompía la tradición árabe de los versos largos y que incluía en su última estrofa versos en árabe vulgar o en la lengua romance de los cristianos

Junto a esta estrofa apareció también el zéjel, que mezclaba indistintamente palabras o frases árabes y romances. El descubrimiento de esta literatura hispanomusulmana, y sobre todo el encuentro con el cancionero íntegro de Ibn Guzmán, poeta que vivió entre los siglos XI y XII, iba a resolver en gran parte la cuestión de los orígenes. Tanto Ramón Menéndez Pidal como Emilio García Gómez asumieron la evidencia de la cuna hispanomusulmana donde se le cantaron las primeras nanas a la lengua española.

Pero el solo testimonio de estos dos poetas árabes que encontró Ribera no bastó para convencer a la siempre petrificada sapiencia oficialista. Iba a ser necesario el hallazgo de las primeras estrofas originales, hecho éste que iba a llevar a cabo el hebraísta S.M. Stern en 1.948: veinte muwashahas hebreas, imitación de otras árabes anteriores, con inclusión de arcaicos versos romances al final. A estos versos que aparecen en castellano primitivo se les denominó jarchas. Al poco tiempo aparecieron las muwashahas árabes.

De éstas, dijo Dámaso Alonso que eran "no sólo el texto más antiguo escrito en romance español sino también el primer texto lírico de la Romania y de toda Europa".1

Dicho esto y dentro de una lógica de sentido común, no podemos obviar el hecho de que existe un importante patrimonio de origen islámico en España. Un patrimonio de carácter histórico cuya más genuina expresión está contenida en el habla y reflejada en la Lengua. Concebimos el mundo y la realidad tal y como hablamos. Las cadencias, acentos y modulaciones del habla expresan no sólo la sensibilidad sino las ideas e incluso las creencias.

La visión del mundo que el Islam, a través de la Lengua Arabe del Corán, estableció en Al Andalus afectó no sólo a los musulmanes sino a todos los habitantes de la Península. La huella de esa forma de vivir que fue la norma durante casi un milenio no pudo borrarse tan fácilmente como pretendieron algunos. Teniendo en cuenta la diferencia de nivel cultural entre cristianos y musulmanes durante la Edad Media, resulta lógico pensar que las palabras que expresaban determinadas técnicas, objetos y situaciones que no existían entre los cristianos, fuesen asimiladas por éstos directamente, ya que no podían ser traducidas. Esa pervivencia de las palabras árabes en el castellano puede darnos además una idea precisa de la situación cultural de ambos pueblos. Los musulmanes enseñaron mucho a los cristianos de Al Andalus. Como reconoce el mismo Menéndez Pidal: "nos enseñaron a proteger bien la hueste con atalayas, a enviar delante de ella algaradas, a guiarla con buenos adalides, a vigilar el campamento con robdas o rondas, a dar rebato en el enemigo descuidado." 2

La superioridad cultural de los musulmanes hizo que se impusieran términos jurídicos que no tenían correspondencia en las estructuras sociales de los cristianos como alcalde, alguacil, zalmedina, almojarife, albacea, etc. Formas comerciales como almacén, almoneda, quilate, arroba, quintal, azumbre, almudes, cahices y fanegas.

La transmisión de técnicas y oficios es patente en alfarero, albéitar, albañil o alarifes que construían alcantarillas.

La superior agricultura impuso el albaricoque, la alcachofa, la acelga, la algarroba, la naranja y el limón, que regaban con agua extraída mediante norias de las algibes y albercas, y conducida a los campos y vergeles por excelentes acequias de albañilería.

En la garganta de los andaluces contemporáneos resuena todavía el eco de la Lengua Árabe. La misma h aspirada que sustituye en el habla a la h, como en hondo, o la s como j en sepia>jibia.

En la lengua, el sufijo -í, como en nazarí o andalusí, es de origen hispanomusulmán.

Pero no sólo los musulmanes impusieron el árabe como lengua de una cultura superior, sino que introdujeron palabras del latín y del griego, del persa y del indio.

La lista de los términos de origen árabe podría extenderse a más de cuatro mil vocablos.

Cualquier musulmán es claramente consciente de la importancia patrimonial que tiene la Lengua, de su carácter de signo que conforma la realidad y a la vez la aprehende. La superioridad de la Lengua Árabe como sistema radical de signos, como lengua plásticamente creadora de realidad es algo plenamente aceptado. El carácter de lengua en la que Dios decide verter la Revelación, tocándola con una sobrenaturaleza que será ya suya para siempre, se halla corroborada en el propio Corán:

"Sabemos que dicen: a este hombre le enseña sólo un simple mortal. Pero aquel en quien piensan habla una lengua no árabe, mientras que ésta es una lengua árabe clara." (16-103)

El equipo de redacción de Verde Islam quiere, con la publicación de términos castellanos de origen árabe, extraídos de la última versión del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, contribuir al conocimiento del patrimonio histórico español de origen islámico, siendo conscientes de la enorme importancia que tiene la Lengua, máxime en una actividad como la nuestra, donde es la herramienta fundamental de cualquier posibilidad de comunicación y entendimiento.


Notas

  1. Juan Luis Alborg."Historia de la Literatura Española". Ed. Gredos. Madrid. 1972
  2. R. Menéndez Pidal. "Manual de Gramática Histórica Española". Ed. Espasa Calpe. Madrid 1.973.

[inicio] [índice]


Glosario de términos de origen árabe

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V Y Z

A

abalorio

abarraz

abarraz

abencerraje

abenuz

abismal

acafelar

acebibe

acebuche

aceche

aceifa

aceite

aceituna

aceituní

acelga

acémila

acemite

acenefa

aceña

acequia

acerola

acetre

aciar

acíbar

acicalar

acicate

acidaque

acimut

ación

acirate

acitara

acólcetra

achacar

achaque

adafina

adalid

adaraja

adarga

adarme

adarvar

adarve

adaza

adefera

adehala

adelfa

adema

ademe

adermar

aderra

adiafa

adivas

adive

adobe

adobe

adoquín

ador

adra

aduana

aduar

adúcar

adufa

adufe

adul

adunia

adutaque

afice

aguajaque

agüela

ajabeba

ajaquefa

ajaraca

ajarafe

ajebe

ajedrea

ajedrez

ajenuz

ajimez

ajomate

ajonjolí

ajorca

ajorrar

ajuagas

ajuar

al-

Alá

alacena

alacet

alacrán

aladar

aladroque

alafa

alafia

alahílca

alajor

alajú

alama

alamar

alambique

alambor

alamín

alamud

alaqueca

alárabe

alarde

alarido

alarife

alarije

alaroz

alaroza

alatar

alatrón

alazán, na o alazano, na

alazor

albacara

albacara

albacea

albacora

albacora

albadena

albahaca

albahío, a

albaida

albanar

albanega

albaní

albañal

albaquía

albarán

albarazo

albarda

albardán

albardín

albaricoque

albarrada

albarrán

albarrana

albarsa

albatoza

albayalde

albéitar

albenda

albengala

alberca

albihar

albitana

alboaire

albogue

alboheza

albohol

albollón

albóndiga

albórbola

alborga

albornía

albornoz

alboronía

alboroque

alborozo

albotín

albricias

albudeca

albufera

albur

albur

alcabala

alcabor

alcabtea

alcacel

alcaduz

alcafar

alcahaz

alcahuete, ta

alcaicería

alcaide

alcalde

álcali

alcaller

alcamiz

alcamonías

alcana

alcaná

alcancía

alcándara

alcandía

alcanería

alcanfor

alcántara

alcaparra

alcaraván

alcaravea

alcarceña

alcarchofa

alcaría

alcarraza

alcartaz

alcatara

alcatenes

alcatifa

alcatraz

alcaudón

alcavela

alcazaba

alcázar

alcazuz

alcoba

alcohela

alcohol

alcoholar

alcolla

alcor

alcora

Alcorán

alcorcí

alcorque

alcorza

alcotán

alcotana

alcrebite

alcroco

alcubilla

alcuña

alcuza

alcuzcuz

alchub

aldaba

aldea

aldiza

alefriz

aleja

alejija

alema

alerce

aletría

aleve

aleya

alfaba

alfábega

alfadía

alfaguara

alfahar

alfaida

alfajeme

alfalfa

alfaneque

alfanje

alfaque

alfaqueque

alfaquí

alfaquín

alfaraz

alfarda

alfarda

alfardón

alfareme

alfarje

alfarnate

alfarrazar

alfaya

alfayate

alfazaque

alféizar

alfeñique

alferecía

alférez

alferraz

alferza

alficoz

alfil

alfil

alfilel

alfinge

alfitete

alfiz

alfolí

alfombra

alfombra

alfóndega

alfonsario

alforfón

alforja

alforre

alforrocho

alforza

alfóstigo

alfoz

algaba

algaida

algalia

algar

algara

algara

algarabía

algarabío, a

algarivo, va

algarrada

algarroba

algavaro

algazafán

algazara

algazul

álgebra

algodón

algorfa

algoritmo

algorza

alguacil

alguaquida

alguaza

alhadida

alhaite

alhaja

alhamar

alhamel

alhamí

alhandal

alhanía

alhaquín

alharaca

alharma

alhavara

alhelí

alheña

alhinde

alholva

alhorí

alhorre

alhorría

alhucema

alhuceña

alhurreca

aliacán

aliara

alicante

alicatar

alicate

alidada

alifa

alifafe

alifafe

alifara

alijar

alimara

alioj

alizace

alizar

aljaba

aljabibe

aljama

aljama

aljamía

aljaraz

aljarfa

aljébana

aljerife

aljibe

aljofaina

aljófar

aljofifa

aljor

aljuba

aljuma

almacabra

almacén

almacería

almáciga

almáciga

almadén

almádena

almadía

almadraba

almadraque

almadreña

almagacén

almagra

almahala

almaizar

almaja

almajaneque

almajar

almajara

almalafa

almanaca

almanaque

almancebe

almarada

almarbate

almarcha

almarjo

almaro

almarrá

almarraja o almarraza

almártaga

almártaga

almástica

almatroque

almazara

almazarrón

almea

almea

almejía

almenara

almenara

almez

almíbar

almicantarat

almijar

almijara

almijarra

almimbar

alminar

almiraj, almiraje o almiral

almirez

almizate

almizque

almocadén

almocafre

almocárabe o almocarbe

almoceda

almocrebe

almocrí

almodón

almófar

almofariz

almofía

almofrej

almogama

almogávar

almohada

almohade

almoharrefa

almoháter o almohatre

almohaza

almojábana

almojama

almojarife

almojaya

almona

almoneda

almora

almorávide

almorí

almotacén

almotalafe

almotazaf o almotazán

almozala o almozalla

almud

almudí o almudín

almuédano

almunia

aloque

aloquín

alporchón

alquequenje

alquería

alquermes

alquerque

alquerque

alquez

alquezar

alquibla

alquicel o alquicer

alquiler

alquimia

alquinal

alquitara

alquitira

alquitrán

alrota

altabaca

altamía

altramuz

alubia

aludel

aluquete

alloza

amán

ámbar

ámel

amén

amín

amir

amirate

amirí

anacalo, la

anacora

anafaga

anafalla o anafaya

anafe

anaquel

andorga

andorra

anea

anejir

anfión

anoria

anorza

anúbada

anúteba

añacal

añacea

añafea

añafil

añagaza

añascar

añazme

añicos

añil

arabí

arabía

arar

arbellón

arbollón

archí

argamandel

argamula

argán

argel

argolla

arguello

árguenas

árgueñas

arije

arimez

arjorán

arnadí

arrabá

arrabal

arracada

arráez

arrayán

arrecife

arrejaque

arrelde

arrequife

arrequive

arriate

arriaz

arricés

arroba

arrobda

arrocabe

arrope

arroz

áscar

áscari

asequi

asesino, na

atabaca

atabal

atabe

atacir

atafarra

atafea

atahona

atahorma

ataifor

ataire

atalaya

atalvina

atambor

atanor

atanquía

ataquizar

ataracea

atarfe

atarjea

atarraga

atarraya

ataúd

ataujía

ataurique

atifle

atijara

atíncar

atoba

atoque

atracar

atríaca o atriaca

atún

atutía

auge

aulaga

avería

ayatolá

azabache

azabara

azacán, na

azacaya

azache

azafate

azafrán

azahar

azalá

azamboa

azándar

azanoria

azaque

azaquefa

azar

azarbe

azarcón

azarja

azarnefe

azarote

azófar

azofra

azogue

azogue

azolvar

azor

azorafa

azote

azotea

azúcar

azucarí

azucena

azud

azufaifa

azulaque

azulejo

azúmbar

azumbre

[inicio]

B

babismo

babucha

badal

badán

badana

badea

badén

bagarino

bahaísmo

baharí

baída

bajá

baladí

balaj

balate

balda

baldar

balde

baño

baraca

barbacana

barcino, na

barda

bardaje

barragán

barrio

bata

batán

batea

baurac

bayal

baza

beduino, na

belez

bellota

ben

benimerín

benjuí

berberí

berberís

beréber o bereber

berenjena

bezaar

bocací

bodoque

bófeta

bórax

borní

boronía

botor

bulbul

burche

buzaque

[inicio]

C

cabila

cachera

cadí

cadira

café

cáfila

cafiz

cafre

caftán

caimacán

cala

calafate

calahorra

cali

cálibo

califa

calilo, la

cambuj

camocán

canana

cáncana

cáncano

cande

canfor

caraba

cárabe

cárabo

cárabo

caracoa

caramida

caramuzal

carcajada

carcax

carme

carmesí

carraca

carrafa

cártamo

casida

catán

catifa

cazurro, rra

cazuz

cebtí

ceca

cedoaria

cegatero, ra

cegrí

ceje

celemí

cenacho

cenefa

cení

cenia

cequí

cequia

cerbatana

cero

cetís

ceutí

cianí

cibica

cica

cicalar

cicatear

cicatero, ra

ciclán

ciclar

ciclatón

cifaque

cifra

címbara

cimboga

cimitarra

circón

citara

civeto

coba

cofa

cohol

coima

coima

coime

colcótar

cora

corbacho

corma

cotonía

cozcucho

cubeba

cúfico, ca

cunacho

cúrcuma

curdo, da

cuscuta

cuzcuz

chafarote

chaleco

charrán

cherva

chifla

chiísmo

chirivía

chisme

chivo

chupa

[inicio]

D

dado

daga

dahír

daifa

dante

darga

dársena

daza

derviche

descafilar

destartalado, da

dey

dinar

dirhem

diván

dolame

dula

[inicio]

E

edrisí

ejarbe

elche

elemí

elixir o elíxir

embarazar

embelecar

engarzar

enjarje

enjeco

escabeche

escafilar

escaque

escazarí

exarico

[inicio]

F

falagar

falca

falúa

faluca

falleba

fanega

faquir

faranga

farda

farda

fardacho

farnaca

farota

fatimí

felús

feseta

fetua

fez

fideo

filelí

foceifiza

fodolí

fondac

foz

fulano, na

fustal

fustete

[inicio]

G

gabán

gabela

gacel

gacela

gafetí

galacho

galanga

galbana

galbana

gálibo

galima

gandul, la

garama

garbino

gardacho

gárgol

garrama

garroba

gilí

gomer

granadí

grisgrís

guadamecí

guájara

guájete por guájete

¡gualá!

guarismo, ma

guata

guifa

guilla

guitarra

gumía

gurapas

[inicio]

H

habiz

habús

hacino, na

hachís

hadruba

hafiz

¡hala!

hálara

hamudí

harambel

harbar

harén

harma

harón, na

hasaní

hasta

hazaña

he

hégira

hobacho, cha

¡hola!

hoque

horro, rra

hurí

 

I

imam

imela

islam

[inicio]

J

jabalí

jabalón

jabeca

jábeca

jabeque

jabeque

jabí

jácara

jácena

jadraque

jaez

jaharí

jaharral

jaharrar

jaique

jaloque

jametería

jámila

japuta

jaque

jaque

jaqueca

jáquima

jara

jarabe

jaraíz

jareta

jaricar

jarifo, fa

jarquía

jarra

jatib

jazarino, na

jebe

jeliz

jemesía

jeque

jerbo

jergón

jerife

jeta

jifa

jineta

jinete

jirafa

jirel

jofaina

jofor

jorfe

joroba

jorro

josa

jota

juba

judía

jurdía

[inicio]

K

kermes

L

laca

lapislázuli

latón

laúd

lebeche

lebení

leila

lelilí

lima

limón

[inicio]

M

macabro, bra

macsura

madraza

magacén

maglaca

maharón, na

maharrana

maimón

majzén

mameluco

mamola

mandeísmo

mandil

maquila

marabú

maravedí

marcasita

marchamo

marfil

marfuz, za

margomar

marjal

marjal

marlota

marojo

maroma

marras

marroquí

masamuda

máscara

matafalúa

matraca

matula

mauraca

mazarí

mazmodina

mazmorra

mazorral

meca

mehala

mengano, na

mercal

metical

mezquino, na

mezquita

mía

mihrab

miramamolín

místico

mogataz

mogate

moharra

moharracho

mohatra

mojí

momia

mona

monfí

mono, na

morabito

moraga

motacén

mozárabe

mudéjar

muftí

mujalata

muladí

mulquía

muslim o muslime

[inicio]

N

nabí

nácar

nácara

nadir

nádir

nafa

nagüela

naife

naranja

narguile

natrón

nazarí

nenúfar

nesga

noca

noque

noria

nuca

O

¡ojalá!

ojaranzo

¡olé!

olíbano

omeya

oque (de)

orozuz

orzaga

otomano, na

¡ox!

P

paraíso

Q

quermes

quilate

quilma

quina

quintal

quiosco

quirate

[inicio]

R

rabadán

rabal

rabazuz

rabel

rábida

rafal

rafe

ragua

rahez

ramadán

rambla

ranzal

rasmia

rauda

rauta

razzia

real

rebato

rebite

recamar

recua

redoma

regaifa

rehala

rehalí

rehén

rejalgar

requive

res

resma

retama

rincón

robda

robda

robo

romí

ronda

ronzal

roque

rubia

ruc

[inicio]

S

saboga

saetía

saharaui

sajelar

salema

sampaguita

sandía

sarilla

sarraceno, na

sebestén

secácul

sena

serafín

siroco

sofí

sófora

solimán

soltaní

sorbete

sufí

sultán

sura

[inicio]

T

tabal

tabaque

tabefe

tabica

tabique

taca

tafurea

tagarino, na

tagarnina

tagarote

taha

tahalí

taheño, ña

tahona

taifa

tajea

talco

talega

talvina

támara

tamarindo

tambor

tara

taracea

taraje

tarasí

tarbea

tarea

tareco

tarida

tarifa

tarima

tarquín

tarraya

taza

tertil

tíbar

tochibí

tomín

toronja

toronjil

trafalmejas

truchimán, na

trujamán, na

tuera

tumbaga

tunecí

turbit

turco, ca

turquí

tutía

[inicio]

U

ulema

V

vacarí

valí

valija

velmez

visir

Y

yemení

[inicio

Z

zabacequia

zabazala

zabazoque

zabila

zabra

zacatín

zafa

zafariche

zafío

zafio, fia

zafra

zafra

zafra

zafrán

zaga

zagal

zagaya

zagua

zaguán

zagüía

zahén

zahora

zahorí

zaida

zaino, na

zaino, na

zalá

zalama

zalamelé

zalea

zalema

zalmedina

zalona

zamacuco, ca

zamboa

zambra

zambra

zanahoria

zaque

zaquizamí

zaragüelles

zaratán

zaratán

zarco, ca

zargatona

zarracatín

zarzahán

zatara

zéjel

zoco

zofra

zoquete

zorzal

zubia

zulaque

zulla

zumaque

zuna

zurrapa

zurriaga


Principal-|-Consulta a Avizora-|-Titulares-| Clima-|-Sugiera su Sitio
Temas Que Queman | Periodísticos Selectos | Libros Gratis | Publicaciones | Glosario   
Desarrollo Web | Libro de Visitas |-Chat-|- Horóscopo


AVIZORA
Tel: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com