Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Política y economía americanas / American Politics and economics
Génesis y documentos fundamentales del ALCA

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

 - Los trucos de Wall Street
 -
Wall Street domina al gobierno de EEUU

 - ¿Qué es el ALCA?
 -
Relación entre el neoliberalismo y el ALCA
 -
¿Qué es la globalización?

 

Google

Avizora - Atajo Google

 

05 - La iniciativa de formar el Mercado Común de las Américas (ALCA) corresponde al Presidente George W. Bush, padre, que convocó a la Primera Cumbre de las Américas, en Miami, en diciembre de 1994. Los 34 jefes de Estado y de Gobierno de la región, menos que Cuba que, fue excluida en forma deliberada, aceptaron la propuesta norteamericana de establecer un área de libre comercio, en la que se irían eliminando en forma progresiva las barreras al comercio y a la inversión.

Durante la fase preparatoria del proceso del ALCA se efectuaron cuatro reuniones ministeriales, la primera en junio de 1995, en Denver, USA; la segunda en Cartagena de Indias, Colombia, en 1996; la tercera en 1997 Belo Horizonte, Brasil; y, la cuarta en San José de Costa Rica, en 1998. En ésta última reunión los Ministros recomendaron dar inicio a las negociaciones y establecieron la estructura, los principios y los objetivos para desarrollarlas.

La Segunda Cumbre de las Américas efectuada en Santiago de Chile en abril de 1998 dio inicio formalmente a las negociaciones.

La quinta reunión Ministerial tuvo lugar en Toronto, Canadá, en noviembre de 1999. Aquí se instruyó a los grupos de negociación preparar un texto de borrador del proyecto el mismo que fue presentado a la sexta reunión ministerial efectuada en Buenos Aires en abril del 2001.

En la tercera Cumbre de las Américas, tuvo lugar en Québec, Canadá, en abril del 2001. Los jefes de Estado y de Gobierno que habían orientado las negociaciones en medio de un total hermetismo, presionados por la opinión pública internacional, decidieron hacer público el borrador del Acuerdo del ALCA. En esta reunión fracasó el intento del Gobierno de George Bush hijo de acelerar las negociaciones para culminarlas en el 2003 y se acordó que las mismas deberían estar terminadas hasta enero del 2005 y entrarían en vigencia en diciembre del mismo año.

Adicionalmente, se recomendó elaborar una segunda versión del Acuerdo del ALCA la misma que deberá ser presentada en la séptima reunión ministerial a efectuarse en Quito, en octubre del 2002.

DOCUMENTOS FUNDAMENTALES

En la Cumbre de Miami, en 1994, se aprobó la Declaración de Principios y el Plan de Acción, dos documentos que, aunque retóricos y ampulosos, merecen revisarse en sus ácapites esenciales:

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

Se define al compromiso asumido entre los Jefes de Estado y de Gobierno como un pacto para el desarrollo y la prosperidad, la democracia, el libre comercio y el desarrollo sostenible. Se afirma que: "Por primera vez en la historia, las Américas son una comunidad de sociedades democráticas". No sabemos si la afirmación es un elogio, una crítica o una autocrítica, proveniente de los Estados Unidos que han sido- y siguen siendo- los peores enemigos de la consolidación democrática en América Latina, como lo estamos viendo ahora mismo en que se han propuesto derrocar al Presidente Hugo Chávez de Venezuela que ha ganado siete procesos electorales consecutivos. En todo caso habría también que ponerse a reflexionar si merecen el calificado de democráticos los gobiernos que suscribieron la Cumbre de Miami: Alberto Fujimori, en el Perú, era un dictador civil en 1994. Carlos Saúl Menem de Argentina, debería continuar en la cárcel por tráfico de drogas, armas y saqueo del país. Para sólo hablar de los más notorios.

Se reitera la adhesión a los principios del derecho internacional y las Cartas de las Naciones Unidas y la OEA, incluidos la igualdad soberana de los Estados, la no intervención, la autodeterminación y la solución pacífica de las controversias. Si tomamos en cuenta que: La política exterior de los Estados Unidos ha sido, sobre todo en éstas dos últimas décadas, como dice Antonio Caballero, la de "someter al resto del planeta a sus intereses egoístas e inmediatos, por las buenas o por las malas, por la amenaza militar, por la presión comercial, por la manipulación de los organismos internacionales, por el juego de dados cargados de la diplomacia". Sería bueno saber si con la vigencia del ALCA esas prácticas serán dejadas al pasado por un milagroso acto de contrición.

Se insiste en la necesidad de consolidar las democracias constitucionales de conformidad con la Carta de la OEA. Señalando que la democracia se fortalece a través de la modernización del Estado, el combate a la corrupción, la lucha contra el narcotráfico, el tráfico ilícito de armas y el combate al terrorismo. De lo que hemos aprendido en las dos últimas décadas de la historia de América Latina la modernización del Estado es la aplicación del recetario neoliberal que empieza por las privatizaciones, sigue con la desregulación laboral, continua con la liberalización financiera y culmina con el saqueo de la hacienda pública por gobernantes delincuentes. Este es el principal factor que ha llevado a un agotamiento y desprestigio, sin precedentes, del actual modelo democrático. En cuanto a la lucha contra el narcotráfico y el combate al terrorismo ya hemos visto que los Estados Unidos son el principal mercado de consumo de drogas y el practicante más fanático y cruel del terrorismo de Estado en el mundo. Si el ALCA va a ser además un instrumento de combate al terrorismo, Dios nos salve y proteja.

Repitiendo el credo de la globalización neoliberal se afirma que: "Una clave para la prosperidad es el comercio sin barreras, sin subsidios, sin practicas desleales y con un creciente flujo de inversiones productivas... por lo que hay que eliminar de inmediato las barreras al comercio y la inversión. La experiencia de México en el NAFTA que "la apertura comercial respecto a un país más desarrollado provoca reprimarización de la economía, liquidación de amplios sectores de la agricultura tradicional, crecimiento del desempleo, entre otras nefastas consecuencias."

Se asume el compromiso de erradicar la pobreza, mejorar el acceso a la educación de calidad, así como la atención primaria en materia de salud. Lamentablemente, la profundización de las políticas de ajuste, el debilitamiento del sector público y la creencia ciega en la empresa privada desmejoran esos servicios y los transforman en negocios a los que pueden acceder, de modo exclusivo, los que puedan pagarlos.

Algo similar ocurre con el compromiso de promover el desarrollo sostenible y la conservación del medio ambiente que aparecen como meros enunciados en una economía guiada por el afán de lucro, la maximización de las ganancias, el egoísmo y el culto a la opulencia que no dejan espacios para otras preocupaciones más nobles.

PLAN DE ACCIÓN

Los grandes objetivos del ALCA, contenidos en su Declaración de Principios, están en la base del Plan de Acción que busca:
I.- La preservación y el fortalecimiento de la comunidad de democracias de las Américas:
Apoyando las iniciativas de la OEA, la protección de los derechos humanos, la participación comunitaria, la promoción de valores, la lucha contra la corrupción, las drogas y el terrorismo.

II.- La promoción de la prosperidad mediante la integración y el libre comercio, la liberalización de los mercados de capital, la creación de una infraestructura hemisférica, la cooperación energética, el desarrollo de las telecomunicaciones y la información, la cooperación en ciencia y tecnología y el turismo.

III.- La erradicación de la pobreza y la discriminación mediante el acceso a la educación, la salud. El fortalecimiento del papel de la mujer, el fomento de las microempresas, la organización de los cascos blancos.

IV.- La garantía del desarrollo sostenible forjando una alianza para la biodiversidad, la prevención de la contaminación.

En el apéndice final se enfatiza que la ejecución de este Plan de Acción recae en los gobiernos y que la OEA desempeñará un papel primordial en el seguimiento de las diferentes decisiones. En las 23 páginas de este documento no constan los mecanismos concretos para ejecutar el Plan de Acción por lo que semeja una lista de buenos deseos.

PRINCIPIOS RECTORES DE LAS NEGOCIACIONES

Se han adoptado varios principios rectores del proceso de las negociaciones, entre los que destacan los siguientes:

· Las decisiones se adoptarán por consenso.

· El ALCA será congruente con las reglas y disciplinas de la OMC.

· El ALCA puede coexistir con otros acuerdos bilaterales y subregionales.

· El ALCA constituirá un compromiso único.

· Se prestará atención a las economías más pequeñas.

ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DE LAS NEGOCIACIONES

La Presidencia y la Sede del proceso de negociaciones son rotativas.

Los Ministros de Comercio tienen a su cargo la supervisión final de las negociaciones.

Los Viceministros de Comercio tienen un papel central en la administración de las negociaciones.

Existen nueve grupos de negociación:
- Acceso a mercados;

- Servicios;

- Inversión;

- Compras del sector público;

- Solución de controversias;

- Agricultura;

- Derechos de propiedad intelectual;

- Subsidios, antidumping y derechos compensatorios; y

- Política de competencia.

APOYO TÉCNICO Y ANALÍTICO

El Banco Interamericano de Desarrollo(BID), la Organización de Estados Americanos(OEA) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas(CEPAL) brindan apoyo técnico, analítico y financiero. Ah, también mantienen la página web oficial del ALCA.

EL NAFTA O TLC, EL ANTECEDENTE MAS INMEDIATO

La experiencia más cercana de un acuerdo similar es el NAFTA( por sus siglas en inglés) o Tratado de Libre Comercio, TLC, suscrito en 1994 entre Estados Unidos, Canadá y México. La invasión de mercaderías procedentes de los Estados Unidos determinó la devaluación del peso mexicano, la caída de los salarios por debajo del mínimo vital para un millón de trabajadores, la incorporación adicional de ocho millones de familias a los cinturones de pobreza, el cierre de 28.000 pymes, el incremento de la contaminación ambiental y 10 meses después la caída estrepitosa de la economía que arruinó millones de vidas. Podemos comprender lo que puede ocurrir al vincular, sin ningún mecanismo de tratamiento preferencial, las dos poderosas economías de Estados Unidos y Canadá que representan el 80 % de todo el peso económico del continente contra el 20 % para el conjunto de América Latina. Para que se entienda mejor, sólo Estados Unidos representa el 71 % del PIB del hemisferio. Pero, de los 800 millones de habitantes que tiene el continente, 500 millones sobreviven en América Latina. Estados Unidos y Canadá controlan casi la totalidad del capital, la tecnología y las patentes, en cambio, América Latina, carece mayoritariamente de esos recursos y tiene una deuda externa de 792.000 millones de dólares. Como consecuencia de lo anterior la renta per cápita registra contrastes brutales: La de Estados Unidos oscila en 30.600 dólares. La de un nicaragüense en 430 dólares y la de un haitiano en 100 dólares anuales. Por decir estas verdades elementales el Presidente de Venezuela Hugo Chávez ha sido calificado como un demente y un extremista: No podemos hablar de un acuerdo de libre comercio tabla rasa, donde nos midan a todos por igual. ¿ Cómo se podría comparar Haití con Estados Unidos?, para poner el caso más extremo - se preguntó. Esa es una reserva que nosotros tenemos sobre la declaración, ya veremos si la mantenemos o no. Yo no puedo comprometerme para que el 3 de diciembre del 2005 entre el ALCA en vigencia en Venezuela".

¿Qué pueden esperar en esas condiciones los 224 millones de pobres de América Latina? ¿ Qué futuro se abre para los 90 millones de indigentes de la América Meridional, como la llamaba Bolívar?

(Fragmento del texto de Manuel Salgado Tamayo, Secretario General del Partido Socialista-Frente Amplio del Ecuador, publicado el 10 de abril del 2002 en www.rebelion.org, bajo el título de El Plan Colombia y el ALCA)


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com