Publicaciones
La conducta
Carlos Arturo Errejón González
Otros textos
.
Perversiones
. Expresiones comportamentales de la sexualidad

. Psicología

Conductismo y Neoconductismo - Estudio sobre la inteligencia humana

Fuente Universidad Abierta

1. INTRODUCCIÓN

La presente tesis quiere llevar a los lectores a un acercamiento con el análisis de la conducta de una persona en presencia de otras, presentando un aspecto general de dicho comportamiento ante la sociedad y como es su evolución a través de la conducta.

 

En base de la Psicología Social se pretende llevar al lector a adentrarse  en su "Yo" "interno ya que este le hace reaccionar distinto en la vida social; la importancia de este tema radica en que la conducta se está manejando día con día y a cada minuto, las personas son cambiantes y según como las  traten, es como reaccionan;  en la sociedad este es un fenómeno predominante.

 

Una preocupación constante es la búsqueda de una explicación a la manera de comportarse, muchas veces es involuntaria. Esta temática puede ser analizada desde diferentes puntos de vista, se hará lo más explícita posible.

 

Esta tesis pretende ser la mayor antología de la conducta, existen grandes psicólogos, McDougall quien es uno de los primeros investigadores de la conducta y afirma la teoría Darwiniana. De esta teoría el que ha llegado a ser uno de los más grandes investigadores, ha sido Freud con su doctrina psicoanalítica basada en nuestros antepasados primitivos.

 

Por otro lado Albert Bandura dice que no confundamos las actitudes con la conducta ya que éstas, no tienen solo algo en común. En este capítulo la técnica de influencias sobre las actitudes y el cambio de comportamiento se muestra un esquema de la influencia de la comunicación ya que es manipuladora de la conducta en la sociedad, tal es el caso de la radio y la televisión.

 

Dentro de la Historia de la conducta encontramos al psicólogo norteamericano John B. Watson quien crea la escuela conductivista, una de las primeras en estudiar la conducta y tiene como objetivo primordial el estudio solo del comportamiento de los seres vivos, en lo observable y manipulable. Para esto utilizó la observación, los reflejos condicionados y la información verbal.

 

Nos preguntamos ¿Porqué los miembros de una sociedad no son iguales entre sí?. La respuesta se encontrará más adelante y nos podemos dar cuenta que cada persona según su conducta es distinta a los demás y es por eso que difícilmente se podrá encontrar  una persona igual a otra.

 

La conducta como podremos ver es colectiva dado que muchas veces las personas están inmersas en una multitud de masas y estas adoptan a su vez conductas no deseadas ya que como vulgarmente se dice actuamos como borregos en el  rebaño.

Todos los seres humanos tienen que entrar al proceso de socialización, por sus múltiples necesidades; no podrían vivir aislados del mundo ya que necesitan la ayuda de otros seres para su supervivencia, todo ser humano por naturaleza debe de ser sociable de lo contrario no sobreviviría en este mundo.

 

Por esto se siente la necesidad de asociarse a otros seres semejantes a él, quienes lo ayudarán a satisfacer sus necesidades básicas y creará una atracción interpersonal; que por motivos sociales le ayudará a darse cuenta de ¿cuál es su conducta? ante ellos.

 

El "Yo" que todos tenemos es quien organiza en el interior la personalidad y es dominado por el principio del placer, por medio de él podemos dominar las amenazas y peligros con los cuales nos encontramos frecuentemente. Nos ayuda a resolver  los problemas que con frecuencia se nos presentan.

 

Para poder precisar el objeto de estudio de la conducta se deben conocer los tipos de conducta: social, asocial, parasocial y antisocial las cuales nos van a clarificar la conducta adoptada individualmente y demostrar que en ocasiones, solo se actúa por imitación y es cuando se cae en alguno de los pecados capitales de la conducta.

 

Realmente ¿La conducta determina las actitudes?. No porque cada una es distinta es la manera de actuar ante una masa de gente y la conducta es la manera en la cual psicológicamente se comporta el individuo, con esto también nos podemos dar cuenta que existen personas individualistas las cuales solo quieren vivir aisladas de los núcleos sociales en los cuales se encuentran inmersos  tales como la familia, la escuela, los amigos, el trabajo etc.

 

Finalmente se pretende que esta tesis sirva para la sociedad o quien lo deseé conocer algo sobre la conducta de la persona; en presencia de sus semejantes.

 

Aunque mínima la aportación, se espera cumplir con la finalidad de este trabajo.

 

2. OBJETIVO

 

Definir los elementos que inciden en el comportamiento de una persona en presencia de otras, basado en los parámetros teóricos más sobresalientes al respecto y en una investigación de campo con un grupo de individuos previamente seleccionados.           

 

3. RESUMEN

 

3.1 Concepto Darwiniano del hombre

 

La concepción newtoniana del hombre es esencialmente estética y en su forma externa, es una doctrina ambientalista, en cambio los darwinianos descubrieron que la conducta humana podría estar movida desde su interior.

 

La psicología de McDougall sigue particularmente esta línea de pensamiento y habla de instintos humanos derivados de sus antepasados animales. Pero quien a llegado a ser más exitoso dentro de los darwinianos de este siglo, sin  duda alguna es Freud con su doctrina psicoanalítica basada en los primitivos como fuentes primarias de la motivación humana. Sin embargo hay "freudianos" más o menos ortodoxos que han propuesto diferentes sustitutos para los instintos como son: reflejos prepotentes, impulsos, necesidades básicas,  deseos, propensiones, etc. y que nos  piden  no mirar hacia atrás  sino a la historia racial, al menos a la primera historia individual, para poder encontrar una explicación de la conducta del hombre.

 

También aquí hay un reduccionismo, aunque más mitigado que el de los newtonianos. Mientras que éstos reducen los altos niveles de la vida humana al comportamiento de las partículas elementales; los darwinianos lo reducen a los orígenes individuales o raciales.

 

La persona está constituida por un núcleo central estructurado. Sin un núcleo estructurado ¿Cómo puede ser el concepto persona? Lo que se deriva de los procesos psicológicos siguientes:

 

Dice Allport, la memoria influye en la percepción, la percepción en el deseo, el deseo en la intención, la intención determina la acción, la acción forma la memoria y así sucesivamente.

 

El estudio del núcleo central resulta muy esquivo a toda observación, pues implica un acto total: el "Yo" trata de conocer su propia naturaleza, aún en ese mismo acto de autoconocimiento.

 

Esto da lugar a un fenómeno psíquico de análisis, análogo al efecto que se produce en una sala con espejos paralelos, donde las imágenes se multiplican teóricamente en un número infinito y prácticamente en cantidad imperceptible a nuestra observación. Si nos paramos enfrente a este dispositivo, estamos en presencia de nosotros mismos pero observamos varias imágenes nuestras las cuales nos hacen reaccionar de una u otra manera.

 

Este núcleo central parece ser el origen portador y regulador de los procesos de la persona. Efectivamente, no puede haber adaptación sin algo que se adapte, ni organización sin organizador, ni percepción sin perceptor, ni memoria sin continuidad de sí mismo, ni aprendizaje sin cambio en la persona ni evaluación sin quien posea la capacidad de evaluar.

 

3.2 Técnicas de influencia sobre las actitudes y el cambio de comportamiento.

 

La elección intencionadamente cuidadosa del título del presente trabajo,  hace referencia a un método de aprovechamiento práctico de las disputas teóricas que especialmente desde hace ya varios años, se han mostrado particularmente fértiles en aclarar el papel que desempeñan las actitudes y conceptos afines en la  predicción del comportamiento.

 

Es así como a partir del planteamiento de Martín Fishbein (1972), quien se encargó de revisar la bibliografía sobre el tema "la conducta " y estableció algunos puntos fundamentales para su análisis, se han abierto líneas de investigación que muestran con claridad un avance positivo en la superación de la ya vieja pregunta en torno a la existencia o no de las actitudes.

 

En el campo de la Psicología Social Contemporánea, las preguntas verdaderamente científicas se pueden plantear de este modo:

¿Cuál es la relación existente entre actitud y comportamiento?

¿Cuáles son los mecanismos de control?

¿Es constante esta relación?

¿De qué factores depende?

 

Algunos psicólogos como  Albert Bandura (1969), proponen que no se utilicen conceptos como las actitudes, las cuales no tienen una correlación unívoca en el comportamiento, se cree que por el momento es correcto mantenerlos en la medida que se precisen las connotaciones del paradigma que las fundamenta.

 

Así, en este trabajo se dirigen las técnicas de influencia social hacia las actitudes, esperando repercusiones definidas en el comportamiento de los sujetos sometidos a la investigación. La elección de los sujetos, como miembros del personal que tiene responsabilidades directas con niños en situación irregular,  responde a la convicción de que la acción sobre ellos tiene resultados multiplicadores en su relación con los niños mismos (Villegas, 1971)

 

La selección de las actitudes con las que se trabaja corresponde a aquellas cuyo objeto meta  puede ser fácilmente operado para la evaluación del cambio en oposición a las clásicas actitudes categóricas (Ajzen 1972), la experiencia de un semestre completo de trabajo les permitió  proponer  un esquema nuevo al cual se ha  llegado después de probar numerosos programas realizados en otros países.

 

3.2.1 Pauta formal de un programa de influencia sobre las actitudes

 

Este programa fue originalmente propuesto por Phillip Zimbardo y Ebbe B.  y Ebbesen, de la Universidad de Stanford (1969) y fue adaptado por ellos en la escuela de Psicología de la Universidad Católica, donde se estableció lo siguiente:

 

a)    Naturaleza del cambio esperado.- Se prefirió la especificidad del cambio fundamentalmente en cuanto a su evaluación objetiva en términos del comportamiento del esquema antes - después. Así mismo, se sostiene que lo anterior conduce a la obtención de medidas grupales significativas, antes que a las tradicionales estimaciones para individuos y finalmente se consigna como dato de análisis cualitativo la posible relación entre el comportamiento verbal y real de los sujetos que se sometieron al análisis.

 

b)    Condiciones de control disponibles.- Originalmente Zimbardo y Ebbesen proponen el control de los individuos de la situación y de los elementos materiales y físicos disponibles. Se encontró que una estrategia de control no reactiva, elimina los problemas con más facilidad que las dos más conocidas, a saber:

La voluntaria y la de sujetos cautivos.

 

c)    La determinación de la dirección de las técnicas arbitrariamente se ha dividido en tres esquemas:

Orientaciones informacionales

Orientaciones afectivas y

Orientaciones cognitivas

 

En este experimento  se ha optado por el ejemplo de técnicas específicas como el juego de roles y por la combinación de técnicas de diferentes etapas del programa (por ejemplo, medios audiovisuales, juego de roles y sumisión forzada). (Brehm y Cohen, 1963).

 

d)    La naturaleza de las actitudes.- Es acerca de este punto donde más claramente se discrepa con los autores de esta proposición, por lo que se cree que lo importante es determinar la relación entre actitudes y comportamiento antes que la obtención de estructuras teóricas "post factum", que por esto mismo,  poseen escaso valor predictivo.

 

Si se exceptúa este último aspecto, se verá que la proposición práctica de Zimbardo o Ebbesen resulta  positiva por su notable simplicidad y posibilidades de aplicación, incluso en realidades nacionales como la mexicana, en la que se dispone de muchas disculpas para no intentarlo.

 

3.2.2     El esquema de la influencia de la comunicación

 

Este programa fue desarrollado brillantemente por William J. McGuire en 1969 por desgracia es imposible exponerlo ampliamente, por no corresponder al objetivo de este trabajo.

 

a)    Las características de la fuente.- Especialmente en el análisis de los factores como la calidad del experto, su experiencia y la demostración tangible de habilidades especificas, determinan fundamentalmente que sea de alta credibilidad para un grupo de sujetos.

 

b)    Las características de la comunicación.- McGuire logró aplicar los hallazgos de varias líneas de investigación en el campo de la Psicología, en especial, las del aprendizaje, las de la disonancia cognoscitiva y las de la comunicación persuasiva (Hovland, Janis y Kelley, 1963).

 

Como ejemplos pueden citarse:

"La función homotónica del miedo en la influencia de la persuasión",

Las aplicaciones del efecto "Aronson y Mills" y,

Las predicciones acerca del lugar en que se ubican los argumentos positivos y negativos de una comunicación.

 

Otro de los ejemplos que se han empleado con mucha frecuencia en el trabajo con personal a cargo de niños en situación irregular, es aprovechar lo que sabemos en cuanto a la curva de la atención de un persuasivo. William McGuire es extraordinariamente prolijo en el examen de los factores que determinan el éxito de la comunicación y de este modo detalla:

El orden de presentación de los estímulos, las secuencias de clímax y anticlímax, conclusiones implícitas y explícitas, presentación de intenciones.

 

c)    Características de los receptores.- Afortunadamente, para el análisis de los receptores, el autor es quien decide hacer un esquema combinatorio de aquellas características de los grupos que puedan favorecer al resultado de la persuasión, pero tomadas conjuntamente con los factores de la fuente y de la comunicación misma.

 

3.2.2.1 La televisión como factor de influencia en el cambio de conductas.

 

"Verás como la televisión te hace cambiar de actitud",  (TV Azteca).

 

La programación televisiva, maneja las conductas desde dentro, haciendo al receptor un ente manipulado según el tipo de programa que se esté viendo en ese momento, la mayoría de los  programas tienen influencias nocivas para las personas a las  que se dirige, existen  programas en horarios familiares  de contenidos violentos, con palabras malsonantes, temas no aptos para menores.

Después de verlos, las personas adoptan la influencia que se les dejó, por esto los niños en la actualidad se comportan agresivamente con otras personas o cuando se quiere saber de algún tema, ellos son los primeros en referirlo por causa de la programación en esos horarios.

 

La televisión en la actualidad es un ente manipulador de masas ya que la mayoría de la sociedad está inmiscuida en lo que se presenta; es "la caja idiotizante", la programación  incluye "casos reales", pretendiendo hacer creer que  las transmisiones  son  para el  bien común de  los televidentes.

 

La conducta de una persona en presencia de otra, está vinculada en gran parte a los programas televisivos, estos inducen a adoptar actitudes y comportamientos cuadrados. Este puede ser uno de los motivos, por los cuales la sociedad actualmente está muy estereotipada.

 

3.2.2.2  La radio, un medio que manipula la conducta.

 

Las personas también se tienden a llevar por lo que escuchan, la radio es un medio de comunicación por el cual la gente está influenciada ya que con los mensajes que dan sus programas, se les guía con facilidad a adoptar conductas distintas a las usuales, las cuales incitan a hacer cosas inconscientemente.

 

De aquí que la música sea también manipuladora por el contenido subliminal que tiene, las letras de las canciones, encierran un mensaje oculto que es el que se quiere que llegue a los escuchas. No lo que se dice realmente es el mensaje, y es por esto, que las personas al escucharlas tienden a actuar o a comportarse de maneras distintas. Según el género del mensaje subliminal es la manera en la que se comporta el radioescucha.

 

3.3  Teoría de la conducta

 

3.3.1  Historia

 

El conductivismo es la disciplina que estudia profundamente a la conducta, su aparición se da en 1912 por el psicólogo norteamericano John B. Watson quien crea la Escuela Conductivista y declara que "la Psicología tiene por objeto el estudio de la conducta o comportamiento de los seres vivos".

 

 

El conductivismo ha pasado por varias etapas de evolución:

 

a)    El Conductivismo Clásico.- (1912-1930) con Watson a la cabeza, fue un periodo polémico en el cual se plantearon los programas de trabajo y se luchó contra los introspeccionistas.

 

b)    El Neoconductivismo.- (1930-1950) tuvo su principal exponente con C. L. Hull. se buscó formar una teoría científica de la conducta desde el punto de vista hipotético - deductivo.

 

c)    Ampliación del Conductivismo.- (1950) los límites se extendieron notoriamente, al tratarse problemas antes considerados formulistas.

 

John Broadus Watson (1978-1958) psicólogo norteamericano, se ha considerado el fundador del conductivismo o "behavorismo", que parte de negar la existencia de la mente, lo consciente, el inconsciente, etc.

 

Solo existe lo observable y mensurable y los únicos métodos válidos son la observación, los tests, los reflejos condicionados y los informes verbales.

 

El objeto de la Psicología, para Watson, es el estudio de la relación constante entre la respuesta y el estímulo.

 

El hombre no es más que un conjunto de reflejos innatos y condicionados y la finalidad de la Psicología Conductivista es la modificación de la conducta a base de aprender y desaprender.

 

El conductivismo tuvo un gran éxito, principalmente por su explicación simplista: El hombre no es más que una máquina de reflejos y hábitos, que está compuesta de órganos, nervios, vísceras, músculos etc. Comprendiendo las partes de la máquina se puede comprender su conducta.

 

Spinoza afirmó: "el hombre es un animal social". Los pensadores existencialistas han puesto énfasis particular en los dilemas que vive el hombre contemporáneo en una sociedad de masas estandarizada, en la cual se siente enjaulado, alienado y deshumanizado.

 

En esa situación, aunque rodeado de gente, el individuo se siente solo ante su propia existencia, que lo obliga a encarar sus dudas, miedos y ansiedades. Busca compañía de los demás solamente como un medio parta superar su soledad; así esta tendencia natural del hombre, se ve aumentada en los últimos tiempos. Se presenta como positiva y constructiva en sí, pero también puede llegar a ser negativa y destructiva cuando es una consecuencia reactiva de la frustración de las necesidades básicas.

 

Donde mejor puede observarse la verdadera naturaleza de esta característica es en el proceso de crecimiento humano (educación) o en el proceso de la reconstrucción humana (psicoterapia).

 

En este contexto es fácil observar que el ser humano está sediento de relaciones más humanas y profundas, donde pueda ser él mismo en todas sus dimensiones y ser aceptado plenamente tal y como es, sin que se le utilice para cualquier tipo de diagnóstico, evaluación o análisis y sin que se le pongan barreras cognoscitivas o emocionales.

 

Martín Buber describe esta relación profunda, de persona a persona, como una relación "Yo - Tú", es decir, una mutua experiencia de hablar sinceramente uno a otro como personas, como somos, como sentimos, sin ficción, sin representar un papel o rol, sino con plena sencillez, espontaneidad y autenticidad.

 

Se considera que ésta experiencia hace al hombre verdaderamente humano si bien no puede mantenerse en forma continua; pero de no darse de vez en cuando, queda afectado seria y negativamente en su desarrollo.

 

Este tipo de relación es la que constituye la mejor forma educativa y cuando falla, se requiere la mejor práctica terapéutica. En su más feliz realización puesto que da la sensación a sus participantes de haber vivido un momento fuera del tiempo y del espacio, algo similar a un sentimiento de trance del cual se sale como de un túnel y se regresa a una vida cotidiana completamente distinta.

 

3.4       Conducta Social

 

Las influencias culturales originadas por la existencia de las sociedades organizadas, son debidas a grupos primarios dentro de la sociedad y las influencias ambientales mediadas por las propiedades físicas del ambiente social.

 

La cultura es lo más penetrante de los patrones de conducta, actitudes y valores compartidos y transmitidos por los miembros de una sociedad dada. Desde 1920 ya se estudiaba la conducta humana en las sociedades primitivas en las cuales se observó que su conducta tiene variaciones bajo diferentes condiciones sociales. Esto ayudó a estar plenamente conscientes de que la cultura es una fuerza que moldea.

 

En la mayoría de las motivaciones importantes ya sean impulsos innatos o necesidades aprendidas pueden solamente ser satisfechas en un contexto social. Se determina la influencia de la cultura en la conducta específicamente en la niñez, cuando se socializan los valores culturales básicos; el individuo depende de la presencia de otros para la satisfacción de sus necesidades.

Esto no es cierto únicamente con respecto a la alimentación y a la superación del dolor, sino también al contacto - comodidad y a la estimulación, ya que estas necesidades, solo serán satisfechas en presencia de otras personas y estas forman en el niño la base para las primeras experiencias de aprendizaje.

 

La sociedad determina las actitudes del individuo, sus valores, sus hábitos, los patrones de cooperación y de conflicto y el modo por el cual se relaciona con los demás, el llegar a ser miembro de la sociedad, dotado de las actitudes apropiadas y comportamientos adecuados como el resultado del proceso de socialización.

 

3.4.1 ¿Porqué no son iguales entre sí todos los miembros de una sociedad?

 

Ningún individuo entra en contacto con todos los aspectos significativos de la sociedad ni en los eventos comprendidos en una cultura, esto es finalmente por sus diferencias individuales, por sus características biológicas, hereditarias y la variabilidad de su conducta en un mismo contexto social.

 

La Biología juega un papel  muy importante en la conducta social del hombre y pocos desarrollos culturales son completamente independientes de las influencias biológicas ya que constituyen un principio fundamental en la Psicología.

 

3.5 La conducta colectiva y la psicología de las multitudes.

 

La expresión "conducta colectiva" abarca motines, furores colectivos, linchamientos, pánicos y revoluciones. La conducta colectiva extraordinariamente aparatosa y de tal manera, aunque puede ser estúpida, aborrecible o malvada también constituye una especie de diversión. H. L. Mencken (1924) expresó tanto la verdad como la ironía cruel, en una experiencia que tuvo acerca de los linchamientos en el sur rural de los Estados Unidos; dijo que "a menudo la gente pasa a ocupar el lugar del motivo, en el teatro, en la música sinfónica y en otras diversiones comunes a comunidades más grandes"

 

En 1944 French deseó comparar la conducta de grupos organizados y de grupos desorganizados, constituidos en una situación provocadora de miedo. Los grupos desorganizados estaban constituidos por estudiantes de la Universidad de Harvard que no se conocían antes y los grupos organizados estaban formados por individuos que pertenecían a equipos deportivos y a clubes de Harvard.

 

Con este estudio nos damos cuenta que cuando una persona quiere relacionarse con el primer grupo es altamente rechazada y la repelen con facilidad por causa de sus conflictos internos y si la misma persona quiere pertenecer al segundo grupo, en este si es aceptada y le es fácil su adaptación  gracias a que este grupo si está organizado.

 

Se ha estado analizando sobre la conducta de una persona en presencia de otras y nos hemos dado cuenta que este tema es sumamente amplio y del cual se puede hablar mucho pero como lo dicen los autores citados, coinciden en varios aspectos ya  que todas las teorías van por el mismo camino.

 

 

 

 

La conducta:

 

 

 

Innata

 

 

Normativa

 

Impulsiva

Es aquella que nos incita a actuar sin pensar, a desenvolvernos naturalmente.

 

 

Esta, está marcada por la sociedad con una serie de  pautas a seguir.

 

 

Es aquella que llevamos dentro y solo la sacamos en defensa.

De esta se desprenden nuestras conductas diarias y repetitivas como el típico hola a las personas.

 

Esta conducta es adoptada por las personas solo en algunos casos tales como: los clubes sociales, la  escuela, la iglesia, etc.

 

 

Solo las personas utilizan

esta conducta cuando son

agredidos ya que todo hombre tiene un instinto animal dentro de él.

 

 

 

           

En innumerables textos didácticos se enfatiza al hombre como objeto y meta de la Educación. La educación, entre otros propósitos, es la formadora de actitudes, por lo tanto, basado en el libro "La  Educación" de Reynaldo Suárez Díaz, se refiere a "Los Siete Pecados Capitales de la Educación" que no pueden desvincularse de las conductas, por lo que se puede traspolar a ser: 

 

1.    La domesticación. Comienza cuando nace el individuo y tiene que adaptarse a la sociedad, unos lo hacen con más rapidez que otros.

 

2.    La repetición. Ve a la conducta como transmisora de valores y  conocimientos, dentro de moldes calcados y a la antigüita.

 

3.    La teorización. No sirve de nada llevar a toda persona a aprender el cómo comportarse y relacionarse, si por ella misma no lo adquiere. Muchas de las veces solo se queda en la teoría y no se aterriza en la práctica.

 

4.    El academismo. Se circunscribe al proceso de la conducta no solamente a normas preestablecidas y se relegan otros instrumentos más eficaces de aprendizaje que nos ayudan a conducirnos como: el diálogo, la interactuación, la discusión en grupo etc.

 

5.    La burocratización. Es la impersonalidad adquirida, la rigidez y la superorganización. Esta se va más a aspectos técnicos y a sus medios, que al aspecto especial  que son las personas.

 

6.    La improvisación. Es cuando se adoptan conductas muy carentes,  sin un objetivo que seguir, se actúa solo por actuar  (no corresponden a las necesidades reales en una determinada sociedad).

 

7.    La elitización. Subestima a las personas cuando sus conductas son malas, es cuando los grupos seleccionan discriminatoriamente a los actuantes con los que quieren conducirse.

 

3.6 Socialización

 

A través de ella, llega el individuo a ser miembro de la sociedad, dependiendo de las actividades sociales y de las conductas comunes propias a una sociedad en particular y al lugar que ocupa dentro de ella. Toda persona forma parte de la sociedad por que no puede estar sola, necesita de otros individuos para su sobrevivencia en este mundo ya que tendemos a ser sociables y dependemos de otros para nuestro desenvolvimiento.

 

Toda persona se ajusta a cierto grupo aprendiendo las conductas que lo llevan a la integración del mismo, a cualquier edad puede introducirse una persona en nuevos grupos u organizaciones y este proceso es el de socialización. Por esto tiene que adquirir nuevos valores y esto se lleva toda la vida.

 

Por  lo general tendemos a cambiar de grupo, de lugar, de residencia, de trabajo y se tiene que aprender a adaptarse ante cualquier circunstancia específicamente en fases de transición tales como la entrada a la escuela, el inicio de un trabajo, el matrimonio, la migración, la paternidad, esto lleva al individuo a conformarse de buena voluntad a los usos de la sociedad y de los grupos a los que pertenece.

 

En ocasiones el individuo presenta un proceso de resocialización, por el grupo al cual pertenecerá,  es el  proceso mediante el cual el grupo lleva al individuo a adoptar un conjunto de modelos de conducta en substitución de otros, a veces puede ser una conducta inevitable de la desocialización.

 

El medio físico es un determinante primordial  del  medio social del individuo puesto que define sus oportunidades de aprendizaje y de interacción social. Nos podemos dar cuenta que toda persona tiene muchos aspectos con los cuales tiene que luchar para poder seguir adelante en el proceso de socialización al que diariamente tiene que adaptarse.

 

La mayor parte de la gente se desenvuelve en pequeños grupos primarios tales como la familia, grupos de juego, de interés y asociaciones, en los cuales la interacción tiene lugar, cara a cara en forma intima y personal, esto es por la constancia con que el individuo se relaciona con ese núcleo de gente al cual ya ha aprendido a manejar, emotivamente, efusivamente y sabe como relacionarse con ellos con naturalidad.

 

A causa de los fuertes lazos sentimentales y afectivos que se desarrollan en grupos primarios tales como la familia, los hábitos y valores individuales se acrecientan más día con día, ya que uno como individuo perteneciente a estos grupos se está moldeado a ellos y si cambia el molde es cuando sucede el proceso de desocialización en el mismo ya que los miembros de él, reaccionan distinto y se suscitan problemas constantes.

 

Por eso es recomendable seguir con el mismo molde, no cambiar el modo de actuar, de desenvolverse, hay que recordar que en este tipo de grupos es mejor seguir continuamente con los mismos parámetros, siempre y cuando sea por el bien común, si cambiar las conductas; ya que estas lo llevarán a mejorar su calidad de vida.

 

Para poder pertenecer a cualquier grupo, el individuo lo hace por la necesidad de satisfacer la mayoría de sus necesidades y correlativamente el grupo facilita a sus miembros la consecución de una gran cantidad de fines. El grupo es el camino para la obtención de los objetivos que requieren un esfuerzo cooperativo, los problemas compartidos fomentan el desarrollo de la cooperación, en ocasiones todos necesitamos de otras personas para resolver ciertos problemas, los cuales, uno solo no podría resolver.

 

La interacción de una persona con otra, tiene un valor positivo, ya que le permite identificarse y definirse; tiene el efecto de reforzar los aspectos de su conducta produciendo el fenómeno denominado aprendizaje social. Toda persona aprende de otra y viceversa. En todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos nos vamos a topar con personas que nos van a enseñar y a las cuales nosotros también podremos enseñarles algo.

 

Las relaciones empleo - patrón están marcadas por la lealtad mutua, esto nos lleva a la conducta típica de la relación laboral. Al valorar la sociedad las personas de culturas colectivas buscan mantener la armonía mostrando respeto y permitiendo a los demás, guardar las apariencias ya que las personas se hacen favores entre sí y recuerdan quienes se los han hecho.

 

Esto de guardar las apariencias es por que somos unas personas que tenemos una cara distinta según el grupo en el que nos encontremos y nos permite desenvolvernos en cada medio sin ser discriminados, se trata de la adaptación a las circunstancias preponderantes.

 

Debido a que la identidad social es tan importante, los colectivistas son algo más rápidos para prejuzgar a las personas por sus grupos, aquí es donde aplica el dicho "Dime con quien andas y te diré quien eres".

 

Existe una comunicación transcultural cuando interactúan personas de culturas y clases sociales diferentes, la sensibilidad ayuda a minimizar sus diferencias malos entendidos y momentos difíciles, esto es por la tendencia de algunas personas de creerse más que otras y sobajan a las humildes. Los humildes no hacen nada por querer igualarse a los demás, prevalece su actitud de servicio y soportan los desplantes de los "creídos".

 

Esto conduce a una conducta aceptable o inaceptable, ya que las normas sociales suscriben conductas apropiadas y nos describen la manera de actuar y de comportarnos ante las personas, por ejemplo como debe ser ante un mandatario, una dama etc. Cuando el trato debe ser elegante, cortés, amable y respetuoso.

 

Una persona sin educación y cultura no lo distingue, trata por igual a cualquiera; conforme a las costumbres de su comunidad. Por esto a cada persona se le marca con una etiqueta al ver como se comporta y de eso depende como la tratemos.

 

Las normas pueden parecer arbitrarias y limitantes. Sin embargo del mismo modo en que una obra de teatro avanza sucesivamente cuando los actores conocen sus parlamentos; así sucesivamente ocurre con la conducta social cuando las personas saben lo que se espera de ellas.

 

Las normas no solo lubrican la maquinaria social, sino también nos liberan de la preocupación de qué decir y qué hacer en ciertas circunstancias y lugares también nos ayudan a adaptarnos a ciertos grupos sociales.

 

En toda sociedad como en todo el mundo, prevalece que a los hombres se les perciba como el sexo dominante y conductores del poder. El estilo de comunicación social hace que los hombres tengan el poder social.

 

En toda conducta existen normas y valores como dice William Shakespeare "La vida social es como actuar en un escenario teatral, con todas sus escenas máscaras y libretos".

 

Nuestra conducta social no solo es influida por nuestra experiencia cultural y nuestra situación actual, sino también por nuestras actitudes. Por consiguiente quienes quieren influir en la conducta buscan cambiar las actitudes y las normas.

 

El atuendo nos hace actuar de distinta manera por ejemplo: cuando nos vestimos de color rojo estamos reflejando mucha actividad o agresividad, el azul nos hace sentir o reflejar tranquilidad o seriedad. En ocasiones los colores de la ropa tienen que ver con la manera de actuar y de comportarse, según el color es la actitud, esto también aplica en el teatro, ya que se determina la manera de actuar para la audiencia.

 

Cuando escenificamos algo violento se utilizan luces rojas, cuando es algo tierno o tranquilo se usan luces blancas o azules, la Psicología del color es un actuante en este proceso de ambientación y relación con el público.

 

3.7 Motivos de asociación

 

Es corriente que el hecho fundamental de la Psicología Social, sea la búsqueda o el rechazo de los individuos. Es el meollo de una serie de preguntas interesantes:

 

¿Porqué las personas son atraídas o rechazadas?

¿Cómo se expresan las acciones de atraer y rechazar?

¿Porqué las personas buscan a algunos individuos y no a otros?

¿Qué efecto tiene la acción de eludir o atraer en las personas interesadas?

 

Estas preguntas son fundamentales en toda investigación de este tipo y constituyen el ámbito científico conocido como "Psicología Social".

 

Además de aprender a relacionarnos con otras personas solemos aprender a colaborar con ellas y acceder a sus deseos para lograr que nos ayuden a satisfacer algunas de nuestras necesidades. Esta pauta de aprendizaje continúa toda nuestra vida, puesto que constantemente se nos recuerda que necesitamos la ayuda de los demás para mantenernos y protegernos.

 

Sin embargo es evidente que la atracción social nos permite aclarar gran parte de la interacción social.

 

La conducta resultante por ejemplo del impulso sexual es, claro está, esencial para la supervivencia de la especie, como lo es también la conducta protectora de los padres; pero aunque estos impulsos sean muy poderosos, no son suficientes para explicar la conducta que nos lleva a relacionarnos con otras personas.

 

Es posible observar que los seres humanos lo mismo que los primates aprenden muchas técnicas porque proporcionan una base de interacción con otros individuos, es decir, las técnicas se aprenden principalmente por el valor social que tienen, más que por el valor utilitario que puedan tener a corto plazo.

 

Parece que la necesidad de asociarnos con otras personas tiene otras bases ajenas a las de carácter utilitario, de lograr que los otros nos ayuden a satisfacer nuestras necesidades para sobrevivir. Esto no significa negar la importancia de los objetos pragmáticos de nuestro aprendizaje para buscar compañía de otros individuos, pero el hecho de que la asociación con otras personas parezca tener un valor reforzante, indica que otros factores pueden estar implicados; independientemente de las consideraciones de la supervivencia.

 

3.7.1 Atracción interpersonal.

 

La asociación con otras personas nos da así mismo las bases para determinar la naturaleza y significado de nuestro ambiente así como de nuestra posición dentro de él. En otras palabras la interacción con otros nos permite identificarnos, definirnos y determinar nuestras relaciones con otro mundo físico y social, el hecho de desear asociarnos con otros implica que nos sentimos atraídos hacia ellos o que deseamos atraerlos hacia nosotros.

 

3.7.1.1 Motivos sociales y la conducta.

 

Hemos señalado que la interacción con otros individuos tiene para nosotros un valor positivo, nos permite identificarnos y definirnos y tiene el efecto de reforzar ciertos aspectos de nuestra conducta, produciendo así el fenómeno que denominamos aprendizaje social.

 

Se emplea el motivo social como término general, es decir que los motivos dan lugar a la conducta y algunos de los términos enumerados por Campbell, como "actitud" y "serie", nos enseñan forzosamente una acción. No obstante es posible añadir que si los motivos existen se revelarán de algún modo en la conducta del individuo, pues de no ser así su existencia podría ponerse en tela de juicio. En realidad, a través de la conducta del individuo, bien sea en forma directa y obvia, verbalmente o de una manera indirecta como podemos decir que tienen tales o cuales motivos.       

 

3.8 El "Yo"

 

Nos ayuda a organizar nuestra personalidad, ya que en toda persona adaptada, el Yo es el ejecutivo de la personalidad, que domina y gobierna al Ello y al Super Yo y mediante un conocimiento con el mundo exterior en interés de la personalidad total y sus vastas necesidades. Cuando el Yo cumple sabiamente sus funciones ejecutivas prevalecen la armonía y la adaptación.

 

Cuando el Yo abdica o entrega demasiado de su poder al Ello o al Super Yo o al mundo externo, se producen inadaptaciones y desarmonías; esto hace que en ocasiones cambien bruscamente las actitudes de las personas.

 

El Yo no está gobernado por el principio del placer, sino por el principio de la realidad, la finalidad del principio de la realidad es demostrar la carga de energía hasta que haya sido descubierto el objeto real que satisface tal necesidad de relacionarse el ser con otros individuos. 

 

El proceso secundario no es ni más ni menos lo que ordinariamente se llama resolver o pensar los problemas. Este proceso no comete el error primario de considerar la imagen de un objeto como si fuera el objeto mismo, cabe así considerar el Yo, como una compleja organización de procesos psicológicos que actúan como un intermediario entre el Ello y el mundo externo, ese proceso del Yo, difiere del proceso primario porque distingue entre la fantasía y la realidad.

 

 3.8.1 Mecanismos de defensa del Yo

 

Una de las tareas más importantes de Yo es enfrentar las amenazas y peligros que acechan a la persona y suscitan angustia. El Yo puede tratar de dominar el peligro adoptando métodos realistas para resolver el problema o puede tratar de aliviarla, utilizando métodos que nieguen, falsifiquen o deformen la realidad y le impidan desarrollar su personalidad. Estos últimos modos son llamados mecanismos de defensa del Yo.

 

El desarrollo del Yo en la personalidad ocurre como resultado de dos condiciones principales:

1) La maduración o crecimiento natural

2) El aprender a superar las fricciones, evitar el dolor, resolver los conflictos y reducir la angustia.

 

El aprendizaje consiste en la formación de identificaciones, sublimaciones desplazamientos, fusiones, transacciones, renuncias, compensaciones y defensas. Todos estos mecanismos de la personalidad ayudan al individuo a poderse relacionar en presencia de otras personas.

 

3.9 Formas de conducta

 

Para precisar con mayor claridad el objeto de estudio de la conducta, es necesario distinguir cuatro tipos de conducta:

Social, asocial, parasocial y antisocial.

 

a)    Social.- Es la que cumple con las normas adecuadas a la convivencia, la que no agrede en forma alguna a la colectividad; es la que cumple con el bien común.

 

La mayoría de las conductas humanas son de esta clase, nuestras relaciones con los semejantes siguen determinadas normas (jurídicas, morales y sociales) y buscan la realización de ciertos valores (amistad, negocio, oración aprendizaje, etc.). Así, el asistir a una conferencia, el acudir a un restaurante a comer con amigos, hacer trámites bancarios, galantear el varón a una dama  son en principio conductas sociales típicas.

 

b)    Asocial.- Es aquella que carece de contenido social, no tiene relación con las normas de convivencia ni con el bien común.

 

Se realiza por lo general en el aislamiento. Cuando cerramos la puerta de nuestra casa los convencionalismos sociales quedan afuera, al quedarnos solos, nuestra conducta queda por lo general, desprovista de cualquier contenido, social o antisocial.

 

c)    Parasocial.- Se da en el contexto social, pero es diferente a las conductas sugeridas por la mayoría del conglomerado social. Es la no-aceptación de los valores adoptados por la colectividad, pero sin destruirlos; no realiza el bien común, pero no lo daña.

Ciertas modas,  ciertos usos o costumbres diferentes, son adoptados por la mayoría como extravagantes o francamente desviados. La diferencia con la conducta asocial es que la parasocial no puede ser aislada, necesita de los demás para poder darse.

 

d) Antisocial.- Va en contra del bien común, atenta contra la estructura básica de la sociedad, destruye sus valores fundamentales, lesiona las normas elementales de la convivencia.

 

El ejemplo que se puede dar en este tipo de conducta es clásico: el privar de la vida a un semejante lesiona el bien común; es una conducta indeseable, daña no solo a la víctima, sino a los familiares y a la sociedad; destruye el valor supremo la vida, sin la cual no puede darse ningún bien.

 

3.10 Las actitudes determinan la conducta.

 

Esto nos lleva  a analizar primordialmente la relación entre lo que somos y lo que hacemos, ya que nuestras actitudes predicen nuestra conducta. Es cuando actuamos tan a menudo en contra de nuestras actitudes expresadas, porque nuestra conducta y actitudes, están sujetas a otras influencias. Si se pudieran neutralizar las influencias haciendo todas las cosas iguales: ¿Las actitudes podrían predecir con precisión las conductas?

 

Sabiendo que las personas no llevan el corazón en las mangas, los psicólogos sociales han anhelado un conducto hacia el corazón. En el año de 1971 se diseñó un método de conducta, simulado para medir actitudes. Dicho modelo ayudó a precisar y estudiar más a fondo las conductas y actitudes de una persona con relación de otra.

 

Dado que las influencias sociales toman un papel importante en las actitudes expresadas y también  en otras conductas; las influencias sociales pueden ser enormes y determinantes ante una conducta, por ejemplo: Ante la crucifixión de Cristo su discípulo Pedro negó conocerlo, esto es una influencia de una actitud negativa y de negación, la cual modificó su conducta, otro, un asesor presidencial puede estar siempre con acciones incorrectas manipuladas por conveniencia y como los políticos con su doble manera de conducirse con el pueblo dado que en sus discursos, solo dicen lo que el pueblo quiere escuchar aunque después no lo cumplan.

 

Estas no solo son muestras de actitudes internas las que nos guían a situaciones que enfrentamos; predecir la conducta de las personas es como predecir el bateo de un jugador de béisbol.

 

La actitud de las personas hacia la religión predice de manera diferente a las personas si se les pregunta algo que contestarán hipotéticamente ¿el domingo asistirán a misa? y estos contestarán por igual los condicionantes siguientes:

El clima, el padre, según como se sientan y además influye en ellos la asistencia de la gente.

 

Esto nos dice que las personas son cambiantes y condicionadas no solo en este aspecto si no en todos los que no le convienen o dicen decir que no les convienen y a este ejemplo le queda esta moraleja:

"Los efectos de una actitud sobre la conducta se vuelven más evidentes cuando observamos la conducta promedio a  largo plazo de una persona, más que a hechos aislados".

 

Las actitudes también pueden aumentar por la precisión predictiva, como lo señalaron Icek Ajzen y Martín Fishbein en 1972 y 1982. Reportaron en 26 de 27 estudios, las actitudes que ellos observaron y no predijeron la conducta. Pero por lo contrario las actitudes predijeron la conducta en 26 de los estudios que se pudo encontrar que la actitud media era directamente pertinente a la situación en la que se encontraban.

 

Por lo tanto las actitudes hacia el concepto general de "conveniencia de la salud" reducen escasamente las prácticas especificas de ejercicio y dieta. Es más probable que el hecho de que las personas troten, dependa de sus opiniones acerca de los gastos y beneficios de trotar.

 

Hasta estos momentos, solo hemos analizado las condiciones bajo las cuales nuestras actitudes predecirán nuestra conducta:

 

a)    Cuando minimizamos otras influencias sobre nuestras declaraciones de actitud  y nuestra conducta.

b)    Cuando la actitud es específicamente relevante para la conducta observada.

c)    Cuándo una actitud es poderosa, predice mejor la conducta.

 

A menudo nuestras actitudes están inactivas cuando actuamos de manera automática sin pensarlo, representamos nuestra actitud en la conducta familiar sin detenernos a reflexionar lo que hacemos. Actuamos solo por actuar, por ejemplo: en la calle respondemos a las personas que nos encontramos con un automático "hola", también respondemos a las personas cuando nos hacen esta pregunta ¿cómo estás? respondemos bien, aunque nos encontremos mal.

 

Tal acción es despreocupada, esto nos ayuda a liberar nuestra mente para que trabaje en otras cosas como lo planteó el filosofo Alfred North Whitehead "La civilización avanza extendiendo la cantidad de operaciones que podemos realizar sin pensar en ellas".

 

En ciertas situaciones nuestra conducta es menos automática, cuando no hay libreto, cuando pensamos antes de actuar; a diferencia cuando lo hacemos innatamente, si se les incita a pensar respecto a las actitudes de actuar ¿Serán las personas más sinceras con ellas mismas?

 

Con esto se pretende demostrar que las actitudes guían a nuestra conducta, si bien a la mente, las actitudes que no vienen tan fácilmente son ignoradas cuando se presentan las oportunidades de actuar sobre ellas.

 

Con esto nos damos cuenta que las personas autoconscientes están a tono con sus propias actitudes.

 

3.10.1 ¿La Conducta determina las actitudes?

 

La forma como aprendemos a andar en bicicleta, a escribir a máquina  o a tocar un instrumento musical, no basta con leer libros acerca de esto sino que lo lograremos hasta que lo llevemos a la práctica. Este efecto de la conducta está limitado solo a acciones físicas. Este estudio nos lleva a la existencia de una influencia social con la manera en que la cultura, sus normas y papeles moldean nuestras identidades y conductas ante otras personas. Vemos esto a través de la diversidad social por medio de las culturas que crean la diversidad dentro de la construcción de diferencias de géneros.

 

Una diferencia cultural penetrante surge de los valores sociales que dan prioridad ya sea al control y logro individual o a los lazos de la solidaridad.  Al reflejarlo en su propia orientación, conduce a la mayor confianza en sí mismo y al bienestar personal que a la identidad social. A menudo la Literatura Occidental celebra a individuos, quienes más que satisfacer las expectativas de los demás; buscan su propia satisfacción.

 

Existen personas individualistas que se separan de su familia, amigos y grupo de trabajo, conservando su identidad, su sentido del "Yo", por lo tanto, se sienten libres de dejar trabajos, hogares, iglesias, familias numerosas y van en busca de mejores oportunidades para sí mismo.

 

4. INVESTIGACIÓN

 

4.1 Muestra caso 1

 

Se analizarán los resultados obtenidos de un estudio realizado a jóvenes en presencia de distintos núcleos o grupos de personas de distintas edades con las que ellos interactuaron durante un período de un mes en forma intensiva de lunes a viernes en horarios distintos.

 

4.1.1 Trabajo realizado

 

Se realizó  una investigación con un grupo de jóvenes que trabajaron en cursos de verano dando clases a diferentes niveles para niños, jóvenes  y maestros. El análisis se llevo acabo en el Centro Cultural de la Sección 26 SNTE, con un grupo de 7 instructores asistentes y 1 coordinador general.  Se realizó en el área de producción escénica, con los talleres de teatro infantil y juvenil, fonomimia infantil y juvenil, baile texano y fotografía.

 

El grupo de observación se conformó así:

 

Andrea  Araceli Moreno y Reyna Isabel Guerrero Landín, trabajaron  con niños de 4 a 12 años de edad, en el área de teatro en un horario de 11:30 a 13:00.

 

Dulce María Origel y Guadalupe Guerrero Landín, trabajaron  con niños de 4 a 12 años de edad, en el área de fonomimia en un horario de 9:00 a 10:30.

 

Julio Cesar Ruiz, trabajó con jóvenes mayores de 14 años de edad, en el área de fonomimia juvenil en un horario de 11:30 a 13:00.

 

Enrique Lozano, trabajó con jóvenes y adultos en el área de baile texano en un horario de 19:00 a 21:00.

 

Carlos Arturo Errejón, trabajó con jóvenes en el área de teatro en un horario de 9:00 a 10:30 y con jóvenes y adultos en el área de fotografía en un horario de 17:00 a 19:0.

 

Todos los monitores aplicaron la Psicología del color, en lo referente a sus ropas de trabajo, ya que cada día de la semana portaron  playera  en color uniforme conforme al programa anotado a continuación:

Lunes               color     blanco

Martes  color     rojo

Miércoles          color     amarillo

Jueves  color     azul marino

Viernes color     gris

 

Con esta técnica se pretendió inducir a las  personas  de su entorno a tener cambios de actitud en las  conductas. Se observó que  cada  color  les ayudaba para poder controlar mejor a las personas con las que trabajaban. Como cada persona es distinta y en ocasiones es muy difícil el poder controlar a personas de diferentes edades, ya que cada una persigue y tiene intereses distintos.

 

La Psicología del color ayuda a poder centrar energías iguales a personas en presencia de otras para poder manejar a una persona o grupo de personas con intereses iguales.

 

Cabe anotar en esta investigación de campo que la conducta de los instructores variaba cada día según sus energías en presencia de otras personas, aunque estas personas fueron las mismas durante el mes que se trabajó. Cuando se encontraban ante el grupo, su manera de comportarse era distinta a cuando interactuaban ellos en el análisis al final del día con la coordinadora, cuando les tocaba comentar las experiencias del día.

 

Por lo tanto se destacan dos ámbitos en los cuales la misma persona se desenvuelve día con día. El grupo con el cual trabajan y el grupo de compañeros de trabajo. Además como en cada grupo es distinta la interacción se actúa de diferente manera, en el primero se destaca quien se siente en un nivel superior a los demás y en el segundo, todos son iguales.

 

Es por esto que se adquirieren conductas distintas cada que estamos en presencia de otras personas aunque haya una relación constante, las conductas en estos tipos de grupos  en ocasiones  son innatas, sin pensarlo para también hay conductas racionales las cuales se piensan antes de aplicarlas. Como ya conocemos a las personas con quienes nos estamos relacionando, ya sabemos de ante mano como reaccionan; es por eso que nos detenemos a pensar nuestra actitud antes de actuar.

 

Las gráficas siguientes están basadas en los 7 pecados capitales de la conducta que con anterioridad se explicaron.

 

4.1.2Gráficas

 

Se puede apreciar gráficamente, que el uso del color rojo y el amarillo en la ropa de los instructores de alguna manera ha influenciado en la actitud de indagación en los alumnos, a la vez que el uso de los colores blanco y gris incidió notablemente a estimular la actitud de domesticación de los mismos.

 

4.2  Muestra caso  2

 

Se realizó una muestra  sobre las influencias que tienen la radio y la televisión como manipuladores de la conducta sobre las personas.

 

Total de personas entrevistadas: 180

Edades entre 15 y 60 años

68% mujeres, 32% hombres

Aleatoriamente en la vía pública

 

1.- ¿Dé la radio o la televisión cuál crees que sea el medio más  manipulador de la conducta de la sociedad?

 

Respondieron 60 personas que la radio y  120 que la televisión.

 

2.- ¿Quíenes crees que sean más manipuladores?  ¿Las amas de casa, los jóvenes  los trabajadores o los niños?.

 

Respuestas:

 

30 personas dijeron que los jóvenes 16.67%      

38 los trabajadores        21.11%

50 las amas de casa 27.78%

62 los niños 34.44%

 

5.- CONCLUSIÓN

 

Como podemos darnos cuenta, la conducta es estudiada por muchos psicólogos y cada uno de ellos tiene diferentes puntos de vista, pero todos ellos coinciden en que la conducta puede ser manipulable, adaptable, agresiva antisocial, social etc., y que todo ser humano puede ser objeto de estudio para ellos, ya que día con día existe entre las personas una interrelación común.

 

Con este trabajo de investigación se pretende dar a conocer como es la conducta de cada individuo y su manera de relacionarse con otras personas. Conocer los distintos tipos de conducta que existen y cada quien podrá descubrir  cual es su tipo. La razón estriba en que cada persona es distinta y por ello mismo, al realizar  una investigación  sobre la conducta debe hacerse en forma individualizada.

 

Con las investigaciones realizadas en este trabajo se comprenderá que, cada persona es un ser distinto pero se le debe de tomar como un ser social por el hecho de ser parte de la sociedad, además la parte lógica es que forma parte de un todo y no el todo es parte de él.

 

Alguien en la antigüedad dijo que la conducta es una "muestra de la vida", es  con  la  que hacemos y deshacemos, nos permite identificarnos y que nos identifiquen.

 

Esta tesis brindará a las personas, la posibilidad de profundizar en la conducta y el que se puedan identificar con la sociedad, podrán autoanalizarse para  saber  como están actuando ante otras personas. Comenzando por el concepto Darwiniano del hombre, el lector podrá destacar que las personas están constituidas por un núcleo central estructurado, aunado todo esto a la técnica de influencias sobre las actitudes y el cambio de comportamiento.

 

Esto nos lleva a conocer nuestro "Yo" interno,  la conducta colectiva y psicológica de las multitudes, por medio del motivo de asociación y atracción interpersonal ya que nuestras actitudes determinan nuestra conducta.

 

6. BIBLIOGRAFÍA

 

Conceptos de Psicología Freudiana

Calvin S. Hall.

Paidos  México, 1990.

 

Criminología

Luis Rodríguez Manzanar

Porrúa 1993  México

 

Elementos de Psicología Social

Loen Mann

Limusa  México 1985

 

Introducción a la Psicología Social

Henry Elay Lindren

Trillas   México 1979

 

La Educación

Reynaldo Suárez Díaz

México, Trillas, 1987

 

La Entrevista Psicológica

Vela Andrés Jesús

Indoamerican Press Service

Colombia 1980

 

La Psicología Social en Latinoamérica

Gerardo Marín

Trillas   México 1975

 

Psicología Social

Roger Brown

Siglo veintiuno Editores

México, España, Argentina  1978.

 

7. CUESTIONARIO

 

1.         ¿Qué descubrieron los darwinianos?

 

2.         ¿De qué habla la teoría de McDougall?

 

3.         ¿Quién es el más grande de los darwinianos y porqué?

 

4.         ¿Qué estudios realizó Martín Fishbein en 1972?

 

5.         ¿Qué propuso Albert Bandura?

 

6.         ¿Por quién fue desarrollado el esquema de la comunicación?

 

7.         ¿Cuál es la escuela que estudia la conducta?

 

8.         ¿Qué es el conductivismo?

 

9.         ¿Cuáles son las etapas del conductivismo?

 

10.     ¿Quién es el fundador del conductivismo?

 

11.     ¿Cuál es el objeto de la Psicología para Winston?

 

12.     ¿ Qué afirmó Spinoza?

 

13.     ¿Cuál es la relación que describe Martín Buber?

 

14.     ¿Qué es la conducta Innata?

 

15.     ¿Qué es la conducta Normativa?

 

16.     ¿Qué es la conducta Impulsiva?

 

17.     ¿Cuáles son los siete pecados capitales de la conducta?

 

18.     ¿A través de qué llega el hombre a ser miembro de la sociedad?

 

19.     ¿Qué dice William Shakespeare de la conducta?

 

20.     ¿Cuál es el motivo de asociación  en los individuos?

 

21.     ¿A qué nos ayuda nuestro Yo interno?

 

22.     ¿Cómo está gobernado el Yo?

 

23.     ¿Cuál es una de las tareas más importantes del mecanismo de defensa del Yo?

 

24.     ¿Cuáles son las condiciones  del desarrollo del yo en la personalidad?

 

25.     ¿Cuáles son los cuatro tipos de conductas que nos ayudan a precisar el objeto de estudio de la conducta?

 

26.     ¿Qué nos ayuda a determinar  la relación entre lo que somos y lo que hacemos?

 

27.     ¿Porqué las influencias sociales  toman un papel importante en los cambios de conducta?

 

28.     ¿Qué señaló Ajenzen y Martín Fishbein en 1972 y 1982?

 

29.     ¿Cuál es la diferencia cultural penetrante en los valores sociales?

 

30.     ¿Cuáles son las personas que se separan de la sociedad por completo?

 

31.     ¿Qué es la conducta?


Principal-|-Consulta a Avizora-|-Titulares-| Clima-|-Sugiera su Sitio
Temas Que Queman | Periodísticos Selectos | Libros Gratis | Publicaciones | Glosarios
Desarrollo Web | Libro de Visitas |-Chat-|-Horóscopo


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com