Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

¿Qué es?
Tercer Mundo. Tercermundismo

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- La estafa Bernard Madoff
- Análisis histórico-económico de la crisis
- Imaginación
-
Michel Rolland: El nombre del vino global
-
El vino y las mujeres ...

 

Google

Avizora - Atajo Google


. Tercer Mundo
. Sacerdotes de Tercer Mundo

241209 - José Brechner - Tercer Mundo

Por regla general el término Tercer Mundo definió a los países subdesarrollados. Debido a que algunos subdesarrollados avanzaron mínimamente y gozan de algunos de los entretenimientos del Primer Mundo, un nuevo término está siendo acuñado: Cuarto Mundo.

La definición de Tercer Mundo fue usada por primera vez por el demógrafo francés Alfred Sauvy en un artículo publicado el 14 de Agosto de 1952 en L´Observateur, en el que se refería a los países que no se encontraban alineados con la OTAN (Primer Mundo), ni la Rusia Soviética y los firmantes del Pacto de Varsovia (Segundo Mundo, durante la Guerra Fría (1945-1989).


La diferencia básica entre los países del Primer Mundo y Segundo Mundo, era que los primeros gozaban de una economía libre (Economía de Mercado), mientras que los segundos padecían de una economía planificada (Comunista).

Había también una categoría indefinida que era la de los “neutrales” entre ellos estaban Suiza, Suecia, Irlanda, Finlandia, que establecieron un híbrido de ambos sistemas.

Por regla general el término Tercer Mundo definió a los países subdesarrollados. Aquellos cuyas economías, nivel de industrialización, estándar de vida, salud, educación, y otros criterios que determinan el nivel de avance de una nación, no eran los mismos que los de los países desarrollados.

A medida que las economías libres fueron prosperando algunos de los tercermundistas ascendieron de categoría, pero al mismo tiempo que ellos progresaron lo hicieron sus pares del Primer Mundo, de manera que las diferencias por lo general se han mantenido constantes.

Con la caída del Muro de Berlín los comunistas optaron por la economía de mercado se modernizaron, y muchos, hoy forman parte de la Unión Europea. Esos países pasaron a la categoría superior y desde 1990 se eliminó la definición de Segundo Mundo para identificarlos.

Hoy por hoy, el Segundo Mundo podría decirse que lo conforman los países en vías de desarrollo que optaron por la economía libre, pero que todavía no son tan avanzados como los del Primer Mundo, ni tan subdesarrollados como los del Tercer Mundo. En Latinoamérica el único país entrando en esa línea es Chile.

Un factor interesante acerca de la diferenciación entre los tres niveles, está en que la mayoría de los países del Primer Mundo se encuentran en el hemisferio norte.

Se podría alegar que el calor embrutece, pero ese no parece ser el motivo que haga a unos más prósperos que otros. En Israel la elevada temperatura es la misma que en los países árabes, pero Israel es el Primer Mundo, mientras que los árabes son el Tercer Mundo, aunque tengan más dinero.

Tampoco China que es la tercera economía del globo, ni India, en asombroso crecimiento, son del Primer Mundo. De forma semejante ocurre con Brasil que es la novena economía, y México la decimoprimero. Todos seguirán siendo del Tercer Mundo mientras el nivel de pobreza sea elevado, sus populosas poblaciones marginales vivan en casas de cartón, y el estándar de vida promedio sea bajo.

Ni qué decir de los demás países latinoamericanos, principalmente los populistas, intervencionistas, que ya son casi todos, y que decidieron retroceder cien años con su folclórica versión de socialismo.

Debido a que algunos subdesarrollados avanzaron mínimamente y gozan de algunos de los entretenimientos del Primer Mundo, un nuevo término está siendo acuñado: Cuarto Mundo.

La definición sirve para distinguir a los países latinoamericanos de los africanos que se debaten en la miseria y las guerras tribales, y son fundamentalmente agrícolas y nómadas. También se aplica a las naciones indigenistas.

Hay que agregar que las poblaciones del Primer y Segundo Mundo tienen respeto por las leyes, elevados valores éticos y morales, y sustentan principios universales inexistentes en el Tercer Mundo.

También es importante considerar otros aspectos materiales y cívicos, como la infraestructura, el avance tecnológico, la eficiencia y modernidad de los servicios públicos, la burocracia, el respeto al prójimo, el sometimiento a la legalidad, la seguridad jurídica y física, la decencia de gobernantes y gobernados, la libertad de expresión, la confianza en el gobierno y sus instituciones, y muchos otros factores que hacen viable a una nación, siendo el punto de partida, la libertad económica y la no intervención del estado en los negocios de la gente. - Nuevo encuentro

Tercer Mundo

Un uso temprano de este sistema de división de la Humanidad en «mundos» aparece en el discurso racial del periodo clásico del imperialismo europeo. John M. Hobson, en su libro Los orígenes orientales de la civilización de occidente (2004)1 explica como, a partir del pensamiento de intelectuales como Robert Knox, Benjamin Kidd y Comte la cultura europea dividió a la Humanidad en tres mundos que correspondían a tres razas: el primer mundo europeo de la raza blanca, el segundo mundo bárbaro de la raza amarilla y el tercer mundo salvaje de la raza negra.
Más tarde el economista francés Alfred Sauvy utilizó el término «tercer mundo» (en el original «tiers monde») en un artículo titulado «Tres mundos, un planeta» publicado en la revista francesa L'Observateur el 14 de agosto de 1952.2 Asimilándolo al tercer estado de la Revolución Francesa Sauvy llamó la atención sobre la existencia de un tercer mundo, «el más importante», de los países subdesarrollados, explotados y olvidados, al que el primer mundo capitalista y el segundo mundo comunista no prestaban atención. Hay que aclarar que, en francés, tiers monde significa tercer mundo en el sentido de tercero en una clasificación y no tercero a la hora de contar del uno al tres (troisième y tiers son sinónimos).

El término se hizo famoso durante la guerra fría cuando algunos países se clasificaron a sí mismos como pertenecientes al tercer mundo, debido a que no estaban alineados ni con la OTAN ni el Pacto de Varsovia. El término Primer mundo se refería a Estados Unidos y sus aliados en la guerra fría mientras que el Segundo mundo estaba formado por el Bloque del Este. Este último término prácticamente no se usa hoy en día.
Algunos miembros del "tercer mundo" original fueron Yugoslavia, India y Egipto. Algunos países del tercer mundo creían que podrían desarrollarse sin la influencia de los países comunistas y capitalistas siguiendo sus propios métodos sin caer bajo la influencia directa de estos.

Después de la Segunda Guerra Mundial los países del primer y segundo mundo lucharon por expandir sus respectivas esferas de influencia al tercer mundo. Los servicios de inteligencia y militares de Estados Unidos y la Unión soviética trabajaron ambos secretamente intentando influir en los gobiernos del tercer mundo, con resultados variados.

Hay una serie de países que no entraban de forma clara en ninguna de las definiciones de primer, segundo y tercer mundo. Estos países incluían a Suiza, Suecia e Irlanda, países europeos que eligieron ser neutrales. Finlandia estuvo bajo influencia soviética por su cercanía a la URSS, pero no era comunista, ni era miembro del Pacto de Varsovia. México, a pesar de ser vecino de Estados Unidos y ser influido por ello, no era miembro de la OTAN, ni siquiera apoyó las políticas de éste. Austria se encontraba bajo influencia estadounidense, pero en 1955, cuando el país volvió a ser de nuevo una república independiente de forma completa, lo consiguió bajo la condición de mantenerse neutral. Ninguno de estos países fueron definidos como tercer mundo a pesar de su no-alineamiento.

Con la caída de la Unión Soviética en 1991, el término segundo mundo dejó de usarse y el primer mundo pasó a englobar todos los países desarrollados. Algunos de los países industrializados que formaban parte del bloque comunista fueron incluidos en el primer mundo y otros en el tercer mundo. Por su parte, desde la finalización de la guerra fría, el término tercer mundo ha cambiado su significado original hasta ser sinónimo de países con pobre infraestructura o países periféricos.
Ha aparecido también el término cuarto mundo para referirse a las personas que viven en pobreza extrema o grupos marginales, tanto en el primer como en el tercer mundo. También es usado a veces para describir países extremadamente pobres sin ninguna infraestructura industrial o como sinónimo de "los países menos desarrollados".
Más recientemente ha vuelto a aparecer el término segundo mundo para referirse a los países como Rusia y los demás países que pertenecían a la URSS.

Algunos estudiosos sostienen que el término tercer mundo es obsoleto debido a que es un arcaísmo que describe una situación internacional de poder y estructura que existía después de la Segunda Guerra Mundial. Otros estudiosos por el contrario, sostienen que, terminada la Guerra Fría entre los dos primeros mundos, la problemática del Tercer Mundo pasó a primer plano.
Finalmente se ha alertado sobre una falsa generalización actual, al suponer que el tercer mundo carece de infraestructura industrial, ya que muchos países que se consideran parte del tercer mundo, como China y otros países del sudeste asiático, son en algunas zonas tan o más tecnológicamente avanzados como muchos países considerados del primer mundo. Lo mismo sucede con algunos países del Golfo Pérsico y Centroamérica como Costa Rica que han superado a otros países desarrollados. Por lo tanto el término debería usarse con precaución ya que clasificar países en grupos homogéneos puede inhibir la perspectiva objetiva y los veloces cambios en curso.

Sacerdotes de Tercer Mundo

 

Aunque todavía no se haya finalizado en detalle la repercusión del Concilio Vaticano Segundo en la Argentina, puede decirse que hacia 1965 empezaron a cumplirse las nuevas normas de la vida religiosa: la misa rezada en castellano de cara al pueblo, las concelebraciones, los bautismos comunitarios y los cursillos prematrimoniales. Los sacerdotes ataviados con clergyman, en vez de la sotana tradicional, provocaban al principio cierto asombro, dice Páez de la Torre con referencia a Tucumán en los sesenta.

Hubo asimismo una vertiente religiosa posconciliar de fuerte contenido social, orientada al trabajo social y espiritual en las zonas marginales, misiones rurales y villas miseria del cinturón industrial. Esto era consecuencia del Sínodo (reunión) de Obispos católicos en Medellín (Colombia, 1967) donde se denunció al imperialismo y neocolonialismo de las ricas naciones industriales de Occidente y se decidió que la Iglesia tomara la opción preferencial por los pobres, es decir, que volviera a las enseñanzas del Evangelio y rechazara la asociación con las clases adineradas.

En 1967 se formó en la Argentina el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, con unos 500 adherentes, el 9% del total de sacerdotes que ejercía su ministerio en el país. La designación de obispos en las nuevas diócesis argentinas durante el pontificado de Pablo VI, sucesor de Juan XXIII, favoreció a las corrientes progresistas del clero joven. Este se rebeló abiertamente en varias diócesis.

Por otra parte, numerosos sacerdotes en desacuerdo con el celibato eclesiástico abandonaron los hábitos y contrajeron matrimonio. Así, mientras la Iglesia ganaba prestigio en la nueva izquierda, entre los trabajadores y en la juventud, perdía autoridad en los sectores conservadores.

Hacia 1970, el clero tercermundista rechazaba el compromiso del cardenal Caggiano y de la jerarquía con el régimen militar y se identificaba con el peronismo aunque hubiera distintos grados en su adhesión o rechazo de la lucha armada para cambiar las situaciones de injusticia.
 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com