Reportajes y Entrevistas
Román Gubern

Busca aquí
monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Retórica de la Imagen Roland Barthes
Textos de Teoría de la Imagen - Comunicación social

Entrevistas a Theotonio Dos Santos . Naomí Klein . Joseph E Stiglitz . Alain Badiou . Hugo Chávez . Daniel Barenboim

2. Entrevista por Alex Barnett - 3. Entrevista por Stella M Poggian

1. 0105 -
Clarín - Por Ana Laura Pérez - Para el experto catalán Román Gubern los humanos piensan con imágenes antes que con palabras. Por su connotación emocional, la Historia está repleta de polémicas, reavivadas ahora por la era digital

 

¿Son las imágenes más patológicas que otras expresiones de la cultura?

Son distintas. La palabra es abstracción y, por lo tanto, se dirige directamente a la esfera reflexiva del individuo. En cambio, la imagen es sensorial. De esa combinación viene la publicidad comercial. Cuando usted ve un cartel lo seduce una playa del Caribe maravillosa, con arena limpia, palmeras y un mar azul. Luego, junto a esa seducción manipulada hay instrucciones de uso que dicen Agencia de viajes tal, o Venga al Caribe. Pero el elemento de seducción y de manipulación emocional es la imagen.

Pero usted habla de la publicidad que siempre busca agradar. ¿Qué pasa con las otras imágenes? ¿Qué las convierte en eje de discordia?

Que sean mucho más emocionales que la palabra. Como van directamente a la esfera emotiva del sujeto son también más ofensivas o turbadoras. Por eso los religiosos temían tanto al cine, por ejemplo, donde además de imágenes había un público mixto.

También da cuenta de esto la sala del Museo del Prado (en Madrid), que exhibe las colecciones reservadas de los reyes españoles y que usted cita en su libro Patologías de la imagen.

Claro. En medio del clima inquisitorial que condenaba con gran severidad los desnudos, el rey Felipe II escondió sus magníficos cuadros -como los de Tiziano- en salas reservadas a las que no podía entrar ninguna mujer, ni siquiera la reina. En cambio, el monarca, después de la comida y del vino, un poco aturdido y un poco voluptuoso, se encerraba allí a contemplar emocionado esas escenas.

Brassens decía que los burgueses iban a los museos a ver mujeres desnudas para trazar el borrador de sus deseos. ¿Cuál será el borrador de los deseos hoy, con esta saturación de imágenes?

La sociología moderna ha puesto de moda la expresión imaginario colectivo. Todas los grupos, etnias, razas, pueblos y edades tiene imaginarios colectivos diferentes y creo que en cualquier ciudad importante, como Barcelona o Buenos Aires, coexisten imaginarios muy distintos. No es lo mismo el deseo de los habitantes de los barrios burgueses, que el de los paquistaníes o el de los adolescentes que están enganchados al video juego. Cada uno tiene su propio imaginario.

Y entran en fricción muchas veces...

La controversia político-religiosa entre el Islam y el cristianismo es un choque de imaginarios, que lamentablemente en este caso, como tantos otros desciende incluso al nivel de la práctica política y llega al ejercicio del terrorismo. Hoy vivimos en un mundo donde los diferentes imaginarios están en permanente fricción.

Sus análisis contradicen la idea de que la palabra precede y funda toda actividad humana.

Hay un viejo debate, que todavía dura, sobre si pensamos por imágenes o pensamos con palabras. Le voy a decir más: el hombre soñó con imágenes antes que hablar con palabras. Y el hombre pensó con imágenes antes que hablar con palabras. Lo que ocurre es que al pensar con imágenes se lo llama, en castellano, imaginación. Y al pensar con palabras pensamiento intelectual. Ambos coexisten.

La M de Mc Donald´s, un ícono que en realidad ofrece un hábito distinto que fue inducido a través de películas y series de televisión...De la misma manera penetraron los pantalones tejanos que lanzó Hollywood con James Dean, como un emblema de prenda juvenil, símbolo de independencia, de informalidad y de vitalidad.

De modo que, finalmente, el imaginario ha sido saturado por una omnipresencia de ciertos símbolos que son hegemónicos. Desde el jean hasta la comida rápida y las botellitas de gaseosa, son todos íconos de ese esperanto figurativo que hoy satura el imaginario contemporáneo.

¿Tiene ejemplos de eso?

Hay varios: Albert Einstein explicó que la idea de la relatividad le vino imaginándose a sí mismo persiguiendo un rayo de luz... Por tanto fue una imagen visual la que desencadenó la reflexión... Cuando pensamos, por ejemplo, en una escena erótica lo hacemos con imágenes. Cuando pensamos en un problema jurídico, lo hacemos en palabras.

Los signos visuales emblemáticos (el crucifijo, la media luna islámica, la esvástica, etcétera), ¿han sido reemplazados en su poder de inflamar pasiones por las marcas? Usted se refiere a los logos de las marcas, pero ¿qué pasa con imágenes como las de guerra que también pueblan el imaginario actual?

La primera diferencia es que son escenarios dinámicos. La segunda es que son participativos. En el videojuego el participante orienta y guía el comportamiento de unos sujetos en una pantalla, con lo cual ya no es un mero espectador, sino que es un agente activo que mata y destruye. Evidentemente, en etapas formativas de la vida del individuo, como es la niñez o la adolescencia puede tener implicaciones serias, como se ha comprobado en casos como el de los dos adolescentes que en Columbine (EE.UU.) mataron a varios escolares. De ahí deriva el debate sobre qué hacer con esas imágenes: si prohibirlas o no.

Ocurre es que evidentemente las imágenes ofrecen puntos de vista. Nunca son un espejo, ni siquiera las fotografías: siempre ofrecen la mirada y la opinión de aquel que la ha creado.

Más allá del punto de vista, la imagen siempre fue tomada como un documento, un reflejo de la realidad. ¿La digitalización altera nuestra fe en las imágenes?

Es evidente que la imagen digital inaugura una nueva era de la cultura icónica. La imagen tiene muchos usos: está el fotográfico, que no es muy distinto de la fotografía analógica clásica. Pero también tiene nuevos usos, que son los que nos llaman la atención y los que nos interesan, y en los que la imagen digital puede mentir ocultando que miente. La fotografía tal como la conocemos es el certificado químico de una existencia: Eso ocurrió. Y de hecho tenemos los negativos que los tribunales y la policía usan para identificar a los culpables o la veracidad de un acontecimiento. En la época fotográfica, lo que se llamaba fotomontaje (un viejo invento de los años 20) dejaba cicatrices que podían detectarse si se miraba con lupa la imagen manipulada.

Efectivamente. La cruz, la medialuna, la hoz y el martillo, etcétera, eran signos que procedían de instituciones públicas (la Iglesia romana, el Islam, el Partido Comunista o el III Reich). El cambio es muy relevante: las imágenes más convocantes han pasado de servir a las instituciones a servir a los intereses de la burguesía oligopólica. McDonald´s, es un ejemplo óptimo al que podríamos agregar Coca-Cola o Benetton, como un tipo de imagen que se ofrece como alternativa. Porque todas esas marcas y sus imágenes definen cierto tipo de cultura: desde las culturas oficiales hasta las que se ofrecen como contestatarias.

Y volvemos al punto cero del tema: la censura a las imágenes...

Exactamente. Me fascina que una imagen pensada no delinca, pero que esa misma imagen puesta en un papel se convierta en un peligro social punible y perseguible por la ley. Porque en realidad una imagen es un trozo de papel con unos colores encima.

¿Las marcas no reemplazan con sentimientos individualistas las imágenes de los antiguos sueños comunitarios y nacionalistas?

Sí. Y puede verse en Shangai o en Moscú, donde la gente hace cola ante ¿La imagen digital es intrínsecamente mentirosa?

Miente simulando que no miente. Una imagen manipulada presenta todas las características de una imagen auténtica. Por eso los semiólogos -Jean Baudrillard entre ellos- hablan del crimen perfecto.

¿Por qué perfecto?

Porque mata a la realidad, la suplanta, y además borra las huellas de su crimen. Esa es la gran novedad que introduce la imagen virtual.

Si detrás de las imágenes controversiales está el problema de la veracidad, ¿cree que en esta nueva era dejará de importarnos ese tema?

En la era de la sospecha -que es la forma en que los especialistas han definido esta época- no estamos muy seguros de nada. Han caído las grandes ideologías y hemos perdido la fe en Dios. Yo pienso que la imagen digital es el perfecto instrumento que se corresponde ontológicamente con estas incertidumbres de la era de la sospecha. Porque contribuye a hacer más inciertas todavía nuestras percepciones, nuestro conocimiento del mundo y nuestro contacto con él

 

2.  Entrevista a Román Gubern - Alex Barnett

 

Lo primero es lo primero. Cuando uno se prueba alguno de los aparatos de realidad virtual que circulan por ahí, la sensación es decepcionante. Y todo parece muy ortopédico. ¿Cree usted que la realidad virtual alcanzará un desarrollo tecnológico que le permitirá ser lo que aspira a ser?
.........................

Estoy convencido de que sí. Hay que tener en cuenta que apenas tiene 30 años de vida. Cada día hay mejoras en la capacidad de la memoria de los ordenadores, en las pantallas de plasma... La realidad virtual es imperfecta pero tiene un gran potencial. Es un problema de tiempo.

¿Cuál es la gran ruptura cultural que supone la realidad virtual?
.........................

Es una doble ruptura. Por un lado esta la interactividad global, que incluye la vista, el oído, el tacto... La segunda ruptura es que tiene una vocación total de inmersión del sujeto en el espectáculo. La realidad virtual está al final de un proyecto de hiperrealismo ilusionista que ha existido siempre en la historia de la imagen. Hay una coherencia y una continuidad entre el bisonte de las pinturas de Altamira y la realidad virtual, que pasa por la creación de la perspectiva, por los frescos de 360 grados que podemos ver en el Vaticano, por la ilusión de integración del espectador que produce "Las Meninas" de Velásquez y por los dinosaurios digitales de Spielberg.

La realidad virtual está de moda, pero socialmente es vista con muchas reservas y hasta con prejuicios. En cierto modo parece un tema tabú...
.........................

Ya hace años que pensadores como Baudrillard han alertado del peligro de la sociedad de los simulacros en la que vivimos, llena de representaciones que son máscaras, biombos, de la realidad. Y Umberto Eco ya dijo en los 60 que las culturas autoritarias se han apoyado muchas veces en la cultura de la imagen, basada en la seducción, mientras que la cultura de la palabra es mas reflexiva, más intelectual. La realidad virtual es la culminación de la cultura de la imagen. Es lógico que haya reservas éticas y morales sobre ella. Respecto a los prejuicios, hay que tener en cuenta que la RV presenta mundos alternativos, que forman parte de la cultura lúdica, y que por tanto están mal vistos por las religiones.

De momento, las aplicaciones de la realidad virtual que más curiosidad despiertan son el sexo virtual y su potencial como droga electrónica. Hace años, Jerry García, el desaparecido líder del grupo Grateful Dead, probó un equipo de realidad virtual y después de la experiencia, dijo: "si han prohibido el LSD, que harán con esto..."
.........................

No hay que descartar su utilización como droga electrónica, aunque como en la tele adicción y en otros casos más graves, esto se dará en gente con problemas, que busca una alternativa a la realidad poco gratificante que vive. Lo curioso del caso es que, según estudios que se han hecho en Estados Unidos con grupos de jóvenes que manifestaban esta tendencia, la adicción a la realidad virtual se crea a partir de una deficiencia de la misma. La realidad virtual es hiperrealista, pero tiene fallos desde el punto de vista de la percepción fisiológica. Cuando miramos el mundo real, el cristalino del ojo se adapta a las distancias que hay respecto a los objetos. En la realidad virtual no se acomoda a la distancia de los objetos, sino a la distancia de la pantalla en la que los vemos. Esto crea una sensación de hiperrealismo fantástico, en el que te das cuenta de que es una realidad no del todo real, que al parecer engancha mucho.

¿Cree usted que el sexo virtual tiene futuro?
.........................

No, es un fracaso. El sexo lo que requiere es contacto físico. Y aunque el simulacro sea muy elaborado, el sexo virtual resulta demasiado ortopédico y artificial. Será anti-SIDA, pero no tiene ninguna otra ventaja. No pasará de ser una curiosidad de circo. La masturbación es más satisfactoria.

Es imposible sentir un cierto vértigo sobre lo que puede traer el futuro por esta vía. No es difícil pensar en parques temáticos más o menos perversos en los que se consuman todo tipo de sensaciones por parte de un público que no siempre tendrá conciencia del artificio...
.........................

Lo que es innegable es que la realidad virtual es el territorio idóneo para lo que Baudelaire llamó "los paraísos artificiales". Que yo sepa actualmente nadie está trabajando en la creación de paraísos perversos de realidad virtual dedicados al sadismo o al masoquismo, pero es probable que suceda en el futuro. Entre otras cosas porque comercialmente será interesante. El cine ya ha vivido este proceso, con el cine porno, las salas "X", etcétera. Seguro que cuando la tecnología y el mercado lo permitan, habrá una realidad virtual de calificación "X". El cine en general ya tiene lo que se llama una función narcótica, que permite que la gente viva una realidad paralela durante un rato. Si la realidad virtual va más allá de esta fórmula tolerable y se convierte en un mundo sustitutorio, entonces la cosa puede ser grave.

Está claro que su papel como posible mundo alternativo es el aspecto más llamativo de la realidad virtual, pero esta tiene otras muchas aplicaciones...
.........................

Acabo de leer un par de informes muy interesantes. Uno explica cómo se utiliza la RV para curar el vértigo. Se sigue el plan tradicional, que consiste en acostumbrar progresivamente al enfermo a la altura, pero ahora se hace con los cascos de RV y sin necesidad de subirle a ningún sitio, eliminando todo riesgo. El otro informe habla de un programa que permite convivir con una manada de gorilas virtuales. Seguro que a los estudiantes de zoología les será de gran ayuda. La enseñanza, el diseño, la industria, la medicina, y especialmente la cirugía, se beneficiarán de la realidad virtual. Estoy seguro de que cuando se planteó la necesidad de intervenir a Boris Yeltsin, Estados Unidos encargó a un equipo de especialistas un simulacro virtual como preparación de la operación real.

Hay otros aspecto del que se habla poco: la aplicación militar de la realidad virtual. Y no hay que olvidar que su origen es militar...
.........................

Empezó con la realidad virtual para adiestrar pilotos. La imagen digital y la realidad virtual nacieron en el Pentágono. Históricamente son tecnologías que se inician en el sector militar; luego pasan a un sector mixto como puede ser la exploración del espacio; y posteriormente tienen aplicaciones civiles. Probablemente la desaparición de la Guerra Fría haya afectado, vía reducción de presupuestos, la capacidad de lo que el presidente Eisenhower llamó en su día el Complejo Militar Industrial. Un poder que no debe minusvalorarse. Yo estuve como investigador en el Massachusetts Institute of Technology cuando la Guerra de Vietnam, y puedo asegurar que en ese momento era la máquina pensante del Pentágono para los asuntos bélicos. Sobre la aplicación bélica de la realidad virtual se publica poco porque se sabe poco. Se publica más sobre sus aspectos sensacionalistas y de ahí la imagen banal que a veces se tiene de ella.

¿Qué aportará la realidad virtual a los creadores, los artistas?
.........................

Les abrirá posibilidades muy interesantes. Permitirá crear espacios arquitectónicos ahora inimaginables con medios relativamente modestos. El diseño en general, los pintores, escultores, arquitectos... Los "creadores de espacios" tendrán la oportunidad de hacer cosas totalmente nuevas. Mundos imaginarios como los de Escher ahora podrán ser realidad, gracias a la realidad virtual. Y los creadores de trucajes visuales también podrán hacer cosas muy interesantes. De hecho, ya las están haciendo, porque dentro de 20 años nadie se acordará de los actores que intervenían en la película "Jurassic Park", pero todo el mundo recordará sus dinosaurios digitales.

En su libro habla de que el mundo occidental está inmerso en una iconosfera saturada de mensajes visuales. ¿Qué efecto tendrá la RV en esta iconosfera?
.........................

La iconosfera está altamente diversificada, en ella los mensajes se banalizan por saturación y en última instancia lo que evita que todo esto sea un caos es la elección de la mirada, que escoge. La mirada es siempre selectiva. Otros sentidos, como el oído, no lo son.

¿El problema está más en el criterio de la mirada que en el caos de los mensajes?
.........................

Es un problema de criterio, de capacidad intelectual, de jerarquía de prioridades... Pensemos que la mirada escoge de acuerdo con leyes físicas, por ejemplo la distancia que hay hasta el objeto, y también según otros parámetros: los intereses personales, la agresividad del estímulo, etcétera.

En este sentido, da la sensación de que ya existen diferentes culturas visuales difíciles de conciliar. Alguien que crezca viendo básicamente videojuegos y clips desarrolla una gran agilidad visual, pero parece difícil que pueda disfrutar de un filme como "La mirada de Ulises", de Angelopoulos, por ejemplo...
.........................

Esto es una realidad indiscutible. La protagonista de la iconosfera occidental de las últimas décadas ha sido la televisión. Y es evidente que los productos televisivos han buscado el efectismo, el ritmo, la rapidez... El público acostumbrado a este tipo de productos, encuentra insoportables los filmes de Antonioni, de Murnau o "La mirada de Ulises", porque utilizan el tiempo de otra manera y porque tienen unas estructuras narrativas diferentes. Y cuidado, ese público tampoco puede disfrutar de un cuadro de Velásquez. Y eso es malo.

¿Es la falta de educación visual en una sociedad dominada por la imagen?
.........................

Hay una masiva y sistemática falta de educación visual. Se da por sentado que el alfabeto se debe aprende con un libro y un profesor, pero en cambio no se enseña la cultura de la imagen. Al niño habría que enseñarle a leer críticamente las imágenes y a defenderse de la agresión publicitaria y la manipulación icónica.
Desde la Primaria debería existir una asignatura de lectura de imagen. Ahora se confía en que el niño aprenderá solo, viendo la televisión. Esto es un error.

Da la sensación de que, pese a la realidad que nos rodea, la única cultura que preocupa algo es la cultura tradicional...
.........................

Yo creo que la preocupación por la cultura literaria, que es muy legítima, ha ido en detrimento del aprendizaje de la lectura icónica. La realidad virtual puede aumentar este problema, porque da prioridad al espectáculo, en detrimento de la lectura de la imagen, de su análisis reflexivo.

La realidad virtual plantea cambios intrigantes en muchos terrenos, pero como todas las nuevas tecnologías, además, está por ver que utilidad social tendrá. ¿Cómo ve usted su futuro en este sentido?
.........................

Las tecnologías nacen en una sociedad determinada. Y las tecnologías actuales están amplificando un fenómeno que no han creado, pero que es real: vivimos en una sociedad desigual, en la que hay ricos y pobres. Las nuevas tecnologías producen "ricos y pobres en conocimiento e información". Esto pasa a nivel planetario, de manera que hoy el subdesarrollo está marcado por una frontera entre mundo informático y mundo preinformático. Y pasa, también, dentro del mundo desarrollado, donde hay sectores ricos y sectores pobres. Las nuevas tecnologías, y entre ellas la realidad virtual, proporcionan más poder, más conocimiento, más información, pero no lo hacen de una manera igualitaria. Y en este sentido, son los poderes públicos los que deben tomar medidas para combatir las desigualdades y hacer que todo el mundo tenga acceso a las ventajas que ofrecen estas tecnologías

3. Entrevista - Del mundo contestatario de los ´60, a la cultura intersticial - Stella M Poggian

Especialista en la realización de lecturas oblicuas, capaces de mostrarnos qué hay detrás de lo aparente; mirando el reverso de las cosas, Gubern nos habla de un lado oculto, escondido tras lo visible. Su meta es descubrir lo otro. De algún modo, siempre nos está diciendo 
que las apariencias engañan, que debemos agudizar la mirada, profundizarla.  La suya es una invitación a la posibilidad de realizar  más de una lectura, sabiendo que no existe una única manera de mirar el mundo. Es fundamental para nuestro juicio  que los teóricos de los mass media sigan esta línea de trabajo, reservada durante años a los ámbitos de la psicología. Esa mirada en el interior de los individuos y las cosas, puede ser un gran disparador a la hora de revelar los misterios de la comunicación en la construcción del hombre.

-Usted ha investigado en torno a temas muy relacionados con los conceptos de identidad, otredad y mismidad, a la luz de los nuevos procesos de globalización podría redefinir esta noción.
La identidad es una manera de afirmación personal en relación con lo que no se es. Es decir, si yo me siento judío, católico, protestante, hinduista significa que no soy lo otro. De manera que la identidad tiene un aspecto positivo de reencuentro con uno mismo y un aspecto de acotación de este yo con lo otro distinto. De esta dialéctica entre lo que soy y no soy, nace esta conciencia que esta asociada a la pertenencia a un grupo. Es decir, busca una inversión o una sintonía con un colectivo, con un grupo de personas con los cuales tiene afinidades y patrones de conducta similares, así se explica como existe esta cohesión. Incluso a niveles tan triviales como los partidos de fútbol. Si uno es de River o de Boca su identidad viene definida por la contraposición contra los adversarios y, a la vez, con la comunión con los míos. De modo que este juego dialéctico entre los míos y los otros, es lo que define y acota el territorio de la identidad.

-¿Se puede hablar de identidad política?
Naturalmente, su cohesión esta basada en esa unión, integración, participación en ideales comunes en un programa político. Hay algo de religioso en la identidad, que debe ser criticada porque esa comunión con otros, tiende ser excluyente. En esa comunión los míos son los buenos, los otros los malos. De modo que, en la identidad existe un punto que los etólogos llamarían de agresividad, de defensa de la identidad. Postura de desconfianza hacia el otro que no es como yo. De allí vienen los problemas de racismo porque hay grupos étnicos que tienen unas culturas, unas tradiciones, una lengua y ven al otro como un adversario contra su identidad que es la buena o que es “la mía”. Es un elemento agresivo a la endogamia de la identidad.

-Los movimientos migratorios, las nuevas comunicaciones, nos llevan a pensar en la bella metáfora de Marshall McLuhan, la idea de que estamos en una aldea global donde todos se comunican ...Usted dijo que esta metáfora no se había cumplido.  ¿Por qué pensar así?
Primero quiero decir que tengo un gran respeto por su obra. Le conocí personalmente, es un hombre brillante. Sus escritos son preinformáticos, están escritos en la época de la radio y la televisión y su horizonte futuro acaba con los satélites de las comunicaciones, allí llega su frontera. Justamente a partir del satélite empieza el mundo global intercomunicado Lo que ocurre es que en las aldeas todo el mundo se comunica con todo el mundo, en el mundo moderno por desgracia esta democracia comunicativa no existe. En el campo de la comunicación de masas los flujos van del norte al sur y al este que son un poco recipiendarios de las industrias trasnacionales que distribuyen y diseminan la información. No hay mas que observar la difusión de la información, vemos el mundo a través de los ojos de las agencias de noticias anglo-sajonas, occidentales. 

-Su idea es interesante pero ¿en las aldeas todo el mundo se comunica con todo el mundo?
En las aldeas eso ocurre. Las que tienen 500 personas o 1000 como mucho. El 90 por ciento esta interconectada de forma horizontal y desjerarquizada.  Habrá tal vez un alcalde, un cura, todos se conocen por su nombre, todos se comunican con todo el mundo. Se ven por la calle. Esto no ocurre en el mundo moderno, hay grandes masas mudas, gigantescas masas mudas de millones y millones de personas...La UNESCO en los años ´70  publica un informe llamado Mac-Bride que llevaba como título “Un solo mundo voces múltiples”. Desde que se ha publicado este informe debo decir que no se ha cumplido la profecía de voces múltiples. Cada vez hay menos voces, porque las voces públicas están concentradas en menos manos, en oligopolios. Hasta el punto que cuando hay una guerra tribal en África llegan los camarógrafos de la CNN y sus reporteros, están tres días confeccionan un informe apresurado y todo el mundo incluido el sur, interpreta este conflicto y lo metaboliza. Los propios agentes del sur lo ven y los interpretan a los ojos del norte que ha mirado su propio conflicto. Esto constituye una perversión. Es notorio que las grandes masas están mudas porque hay unos pocos que hablan y hablan usurpando sus palabras.

-Es como si los ideales del ‘68 se hubieran muerto...
Los efectos más importantes en el 68 fueron los que afectaron al campo de las costumbres y en la vida cotidiana de la sexualidad. Hubo una revolución sexual en el 68 por ejemplo, se modifico la imagen de la droga, se registraron cambios en las políticas educativas, en la universidad y en la enseñanza en general. Pero evidentemente no cambio el mundo. No cambio las estructuras de poder. Fue una sacudida que cambio el campo de la estética, la cultura underground, la contracultura, los comics, el cine pero  siguieron gobernando los que gobernaban, los ricos siguieron mandando, los pobres siguieron obedeciendo. Eso no cambió.

-Hace algún tiempo un profesor me dijo que el mayo francés del ´68 fue una fiesta en su momento pero que los europeos cuando llegaba el verano querían irse de vacaciones, que había que terminar con el mayo...
El 68 no fue sólo París, fue Berkeley, quiero decir fue Milán y en menor medida Madrid porque había una dictadura. El 68 fue una convulsión del mundo occidental, fue una especie de insurrección juvenil contra una cultura consumista, pasivisadora de los ciudadanos, etc. Tuvo efectos positivos que han perdurado en el plano de las culturas, en la estética pero llevas razón que la fiesta es para unos, para los estudiantes, pero si eso significaba que te quedabas sin veranear en la playas, maldita la gracia....Igual algo ha quedado de todo aquello.. Es similar a lo que ha pasado con el surrealismo, el surrealismo fracasó en lo esencial y triunfó en lo accesorio. Lo esencial era cambiar el mundo, la sociedad, el poder, en lo accesorio si que ha durado. En la publicidad de los anuncios que utilizan los juegos del surrealismo, del absurdo.. Pienso que el mundo no ha cambiado mucho y el fracaso de la experiencia soviética, la caída del muro de Berlín hace diez años u once ha acabado por demostrar que el comunismo se ha revelado como un sistema que ha fracasado porque las masas obreras no se han tirado a la calle a defender el sistema soviético. Cuando se derrumbaba se quedaron en casa.

-¿Ha triunfado el mundo capitalista?
Esto me parece evidente. Lo que ocurre es que los problemas que quería resolver el comunismo siguen en pie. El comunismo ha caído pero aquellos problemas que querían afrontar y resolver siguen sin ser resueltos. El capitalismo no los va ha resolver ni quiere hacerlo. De modo que antes había dos sistemas ambos defectuosos. En la actualidad hay un solo amo.

-¿No existen a su entender grietas en el sistema? En ese sentido los movimientos anti-globalización no representan algunas respuestas a los problemas actuales.
Por fortuna el mundo no es homogéneo, monolítico.  En el seno del mundo capitalista hegemónico donde gobiernan los mercados de capital hay grietas. La prueba esta en la protesta callejera de los ecologistas y otras agrupaciones. Esto hace que los grandes gestores del capital reunidos en distintos sitios han tenido que admitirlo y han modificado sus agendas. Han dicho, “es verdad, hay que buscar un rostro más humano”, puede que sea una reflexión hipócrita pero han acusado recibo de esto. En Okinawa en Japón, en el verano del 2000, los grandes poderes reconocieron públicamente, algo que todos los comunicadores del mundo sabíamos desde hace 20 años que, las nuevas tecnologías están amplificando la brecha, el abismo entre países ricos y los pobres. Esto no quiere decir que las nuevas tecnologías hayan creado las brechas, la brecha ya existía entre ricos y pobres pero las nuevas tecnologías no hacen, mas que amplificar y consolidar que los pobres son pobres y los ricos más ricos. Por lo tanto tienen más oportunidades laborales, más acceso al conocimiento... Lo que ocurre es que fue reconocido por los poderes financieros internacionales pero la medida  que han propuesto me parece hipócrita. Concretamente aprobar altos presupuestos para crear infraestructuras en el tercer mundo mientras se contempla el paisaje del África subsahariana minado por el SIDA y el hambre es preocupante. Antes de tirar fibra óptica, se debe afrontar el analfabetismo porque en esos países mas de la mitad de la población es analfabeta sin olvidarnos de los graves problemas alimentarios que tienen. Se diagnostica que hay un mal pero no se diagnostica de raíz. Hay que tener en cuenta una gran mentira, se dice que Internet es global. Internet no es global en este momento, solo el 2,5 de la humanidad está conectada a la red.

-Nos podría explicar qué es la Claustrofilia y la Agorofilia y de donde surgen esos nombres
Lo he desarrollado en el último libro que se llama “El Eros electrónico”. Las industrias intentan equipar los hogares al máximo para que el consumo se haga en la casa porque es más rentable para las empresas que la gente compre un video casete que una entrada de cine. Es más interesante para las multinacionales que usted compre un compact disck que pague la entrada a un concierto. Es decir la apropiación individual de hardware y software es más rentable que el consumo propio de entradas de cine o de conciertos etc. Lo que fomentan las multinacionales de la informática es una cultura del enclaustramiento, el aislamiento, la claustrofilia, todo pasa en casa. En casa tengo mis terminales, mi pantalla de email, una cultura de la claustrofilia que tiende a producir un aislamiento sensorial psicológico y social que es especialmente grabe en ciertas edades de la vida, en la infancia, por ejemplo, donde es importante el contacto físico interpersonal  De modo que esa cultura claustrofilica nos retira de la cultura comunicativa y los espacios compartidos, el club, el bar, el ateneo, la taberna, la sala de conciertos en donde la gente se encuentra físicamente. Los italianos han inventado una palabra para este fenómeno agorofilico, que es la agregación. Creo en las ventajas de recibir información en casa que son muchas y todos usamos, pero recluir cada vez mas a los ciudadanos en sus nichos para que no estén en contacto personal me parece grave y esta produciendo disfunciones muy serias en la sociedad.

-En relación con los últimos tiempos usted ha dicho que nadie quiere quedar fuera del sistema como antes cuando se pregonaba una cultura contestataria al sistema imperante. ¿Puede aclararnos estas formulaciones? 
La cultura del ´68 es de la marginación. Se decía que el sistema era malvado, que el sistema integraba a la gente y los devoraba. Todos defendían la contracultura del sistema, los comics underground, era una especie de guerrilla contra el sistema. Nadie quería integrarse y se miraba con desprecio a quien  hacia carrera con la industria del cine. Las herramientas de trabajo eran tecnologías pre-electrónicas, la fotocopia-dora, cine en súper 8, este fenómeno se extinguió porque vino la cultura yuppie que se integró rápidamente. En la actualidad la gente no quiere marginarse con arrogancia y orgullo como en aquella época. La gente se queja y protesta, denuncia disfunciones sociales pero no quiere marginarse. Propongo que ese viejo concepto marginación sea reemplazado por la cultura intersticial. Es decir, la cultura dominante, la cultura de las multinacionales, la cultura spilbergiana deja huecos al descubierto, zonas que no ocupa por razones de rentabilidad, que no son propicias para una economía de escala como la de Hollywood. Hay que llenar esos espacios con lo que la cultura hegemónica no llena y en la medida que Internet es un medio horizontal y desjerarquizado permite aplicar un principio de la teoría del caos que es el efecto mariposa. El aleteo de una mariposa en el golfo de México puede producir un tifón en el mar de china. Digo esto porque la cultura intersticial permite consolidar esas inmensas minorías trasnacionales a las cuales le gusta las películas de Víctor Erice, Manuel Olivera y ese público está en Tokio, en Toronto, en Valparaíso en Copenhague o en Sudáfrica y ese carácter global desjerarquizado y horizontal permite ir consolidando este nuevo frente que es la cultura intersticial. 

Stella M. Poggian es Docente de la Universidad Nacional del Comahue, Argentina  / Ms. en Comunicación Audiovisual.

Román Gubern

Cinéfilo apasionado, estudioso de la imagen, catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Barcelona y ensayista prolífico. Ha dedicado su último libro "Del bisonte a la realidad virtual" (Anagrama) a describir un proceso que se inició en las cuevas del paleolítico, con las pinturas de animales que para mayor realismo aprovechaban los relieves rocosos de la caverna, y que desemboca en la propuesta envolvente de la realidad virtual.

Román Gubern explica en su libro que el desarrollo de la iconosfera occidental ha crecido en paralelo al incremento de las tasas de velocidad en la vida urbana. Y pone un ejemplo: en la época del pintor Toulouse Lautrec (1864 -1901), "un peatón concedía veinte segundos al examen de un cartel, pero en 1960 se calculaba que su atención no superaba los dos segundos." La velocidad como síntoma. Y porque no, como juego y antídoto. Román Gubern acepta resumir en una rápida y breve frase su impresión sobre diez destacados protagonistas de la caótica iconosfera de este fin de siglo. El resultado son los siguientes apuntes, abiertos a la reflexión del lector.

La MTV
Chicle para los ojos.

El éxito del manga en Occidente
La venganza de Oriente sobre Occidente.

El zapping
La mirada errática.

La gente que nunca va al cine y sólo ve las películas en la televisión
Adictos a la caja.

Los anuncios que cortan las peliculas en TV
Lo dijo Fellini: no se interrumpe una emoción.

Internet
Sistema nervioso universal.

El cine que se basa solo en los efectos visuales
Atracción de feria.

El balón de fútbol, rey de la TV
Un fetiche electrónico.

El buzón lleno de publicidad
Un calvario.

Marilyn Monroe resucitada por ordenador y protagonizando una nueva película (al parecer existe el proyecto)
Una profanación de tumba.

 

 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | Glosarios Libro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com