Google

Avizora - Atajo Google

Mamas. Condiciones no cancerosas del seno

Salud Humana /
Human Health

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Mamas Padecimientos benignos
- Mamas Clasificación diagnóstica BIRADS   
- Aparato respiratorio Humano

-
Eritrocitos o Glóbulos rojos
- La sangre

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

. Salud del Seno - Glosario de términos más comunes

La función principal del seno es producir leche (de necesitarse) para la lactancia. El seno consta de dos tipos fundamentales de tejidos: glandular y de sostén (estromal ). La parte glandular del seno comprende los lobulillos y los conductos. En las mujeres lactantes (que le dan el pecho al bebé), las células de los lobulillos producen leche, la cual es transportada por los conductos lácteos al pezón. El tejido de sostén del seno comprende el tejido adiposo y el tejido conectivo fibroso que proporciona el tamaño y la forma del seno y lo sostiene.

Cualquiera de estas áreas del seno puede experimentar cambios que causan síntomas. Los dos grupos principales de cambios en el seno son las condiciones benignas ( no cancerosas) del seno y los tumores cancerosos del seno. En este documento se examinan los tipos de condiciones benignas del seno. Las más comunes son los cambios fibroquísticos, los tumores benignos del seno y la inflamación de los senos. El cáncer del seno se discute en detalle en el documento "Cáncer del seno" de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society).

Las condiciones benignas del seno son muy comunes. Si el tejido del seno se examina por medio del microscopio, estos cambios pueden detectarse en nueve de cada diez mujeres.

A diferencia de los tumores cancerosos del seno, las condiciones benignas del seno nunca ponen en peligro la vida. Solamente en casos excepcionales estas condiciones pueden causar síntomas molestos. Además, algunas condiciones benignas están asociadas con un mayor riesgo de contraer cáncer del seno.

Detección de las condiciones benignas del seno

Por lo general, una condición benigna del seno causa una masa (protuberancia) o área de engrosamiento que usualmente la mujer encuentra mientras se examina los senos o las áreas debajo del brazo, o por su médico o enfermera durante un examen de los senos. Otros síntomas, tales como dolor o una secreción (que no sea leche) por el pezón, también pueden hacer que la mujer se percate de estas condiciones. Es posible que algunas condiciones benignas no causen ningún síntoma y que se detecten durante un mamograma.

Al mantenerse alerta ante cualquier cambio en los senos y hacerse los exámenes de acuerdo con las guías de detección temprana de la Sociedad Americana del Cáncer, se pueden detectar los tumores cancerosos del seno en su etapa más temprana posible, cuando tienen más probabilidades de curación. Además, estos exámenes pueden detectar ciertas condiciones benignas del seno.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda:

  • Mamogramas anuales comenzando a los 40 años y continuando por tanto tiempo como una mujer se encuentre en buena salud
  • Los exámenes clínicos del seno realizados por un médico o enfermera deben formar parte de un examen físico periódico, aproximadamente cada tres años para las mujeres entre los 20 y los 39 años y cada año para las mujeres de 40 años y más. La mujer debe reportar a su médico o enfermera cualquier cambio en sus senos lo antes posible.
  • El auto examen del seno es una opción para las mujeres después de cumplir 20 años de edad.
  • La mujer con mayor riesgo (por ejemplo, con antecedentes familiares, cambio genético encontrado en pruebas genéticas, historial de cáncer del seno) debe hablar con su médico sobre las ventajas y limitaciones de comenzar los mamogramas antes, someterse a pruebas adicionales (tales como ecografía o MRI del seno), o someterse a exámenes más frecuentemente.

Si ocurre un cambio, tal como el origen de una masa o inflamación, sensibilidad a la palpación, irritación o formación de hoyuelos en la piel, retracción del pezón (volteado hacia dentro) o dolor en los pezones, enrojecimiento, comezón o escamas en el pezón o en la piel del seno o una secreción que no sea leche materna, usted debe ver a su médico lo antes posible para que le haga una evaluación. Una masa no dolorosa, dura y con bordes irregulares tiene más probabilidades de ser cáncer, pero algunos tumores cancerosos poco frecuentes son sensibles a la palpación, blandos y de forma redondeada. Por este motivo, es importante que cualquier masa o protuberancia nueva en el seno sea examinada por un médico con experiencia en el diagnóstico de las enfermedades del seno. La mayoría de las veces, estos cambios que se producen en los senos no son un cáncer.

Diagnóstico de los cambios benignos del seno

Si los síntomas o un mamograma sugieren la posibilidad de un cáncer del seno o de una enfermedad benigna del seno, el médico empleará uno o más métodos para diagnosticar la condición, a fin de poder elegir el tratamiento más apropiado.

Historia clínica y examen físico

El primer paso consiste en una historia clínica y un examen físico. La historia clínica personal y familiar proporcionará información acerca de los síntomas y factores de riesgo del cáncer del seno y de las condiciones benignas del seno. Luego, se llevará a cabo un examen minucioso de los senos para localizar cualquier protuberancia y palpar su textura, tamaño y relación con la piel y los músculos del pecho. Se notará cualquier cambio en los pezones o en la piel del seno. Se podrán palpar los ganglios linfáticos situados debajo de la axila y encima de la clavícula, ya que la hinchazón o la consistencia de dichos ganglios pudiera ser un signo de propagación de un cáncer del seno. Además de la historia clínica y del examen físico, se podrán llevar a cabo estudios por imágenes y una biopsia.

Estudios por imágenes para enfermedades del seno

Los dos tipos principales de estudios por imágenes para el diagnóstico de enfermedades del seno son el mamograma y la ecografía. Para obtener información sobre estos estudios por imágenes, remítase al documento disponible en inglés de la Sociedad Americana del Cáncer "Mammograms and other Breast Imaging Tests".

Mamograma diagnóstico: Un mamograma diagnóstico es una radiografía del seno más completa. Se emplea cuando una mujer presenta algún problema en el seno (por ejemplo, una masa en el seno o una secreción por el pezón) o que presenta algo que no es normal detectada en un mamograma. Los dos tipos principales de anomalías que los médicos buscan en los mamogramas son las masas y las calcificaciones. Las masas pueden deberse a un cáncer o a una condición benigna. Su tamaño, su forma y sus bordes ayudan a los médicos a evaluar la posibilidad de que se trate de un cáncer.

Las calcificaciones son minúsculos depósitos de minerales dentro del tejido del seno que aparecen como pequeñas manchas blancas en las radiografías. Las calcificaciones se dividen en dos tipos: macrocalcificaciones y las microcalcificaciones.

Las macrocalcificaciones son gruesos (grandes) depósitos de calcio que, la mayoría de las veces, representan cambios en los senos causados por el envejecimiento de las arterias del seno, viejas lesiones o inflamaciones. Estos depósitos están asociados con condiciones benignas (no cancerosas) y no requieren una biopsia. Las macrocalcificaciones se encuentran en aproximadamente la mitad de las mujeres mayores de 50 años de edad, así como en una de diez mujeres menores de 50.

Las microcalcificaciones son minúsculas partículas de calcio localizadas en el seno. Éstas pueden aparecer solas o en grupos. Un radiólogo (un médico especializado en observar las radiografías y otros estudios por imágenes) observa el patrón y la forma de las microcalcificaciones para decidir si el área es sospechosa. Según esto, el médico pudiera recomendarle un mamograma de seguimiento en un plazo de tres a seis meses o una biopsia.

Un mamograma no puede probar que un área anormal es cáncer, pero un mamograma diagnóstico puede indicar que es muy probable que un área de tejido anormal sea benigna. En estos casos, es común pedirle a la mujer que regrese antes de lo acostumbrado para hacerse un nuevo examen, por lo general en un plazo de 6 a 12 meses.

Por otra parte, si se sospecha que hay cáncer, el mamograma y el examen del seno pueden sugerir la necesidad de una biopsia. La biopsia indicará si el tejido anormal es o no cáncer.

Ecografía del seno: La ecografía, también conocida como sonograma, es un método por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para delinear una parte del cuerpo. Estas ondas sonoras de alta frecuencia son transmitidas a través del área del cuerpo que se está estudiando. Los ecos de las ondas sonoras son captados y convertidos por una computadora en una imagen que aparece en una pantalla. Durante esta prueba, la paciente no se expone a radiación alguna. La ecografía del seno se utiliza a veces para evaluar los problemas en los senos que se detectan durante un mamograma o un examen físico. La ecografía resulta útil para detectar algunas masas del seno y es la única forma de determinar la presencia de un quiste lleno de líquido sin tener que introducirle una aguja para extraer el líquido.

Imágenes por resonancia magnética(MRI, por sus siglas en inglés): en esta prueba se usan ondas radiales e imanes potentes para crear una imagen computarizada de lo que se encuentra dentro del seno. El MRI muestra más detalles y se usa en casos especiales. Por ejemplo, un MRI se pudiera hacer si se detecta una masa durante el examen físico, pero ésta no se observa en el mamograma. Durante el MRI del seno, la mujer se acuesta boca abajo con sus senos colocados en un compartimiento especial. Se inyecta un tinte en una vena para delinear los tejidos del seno.

Examen de la secreción del pezón

En caso de que usted presente una secreción por el pezón, puede recogerse una muestra del líquido y, colocarse en laminillas de cristal. Luego se examina por medio de un microscopio para ver si contiene células cancerosas. Aun cuando no se encuentran células cancerosas en la secreción del pezón, no es posible asegurar que no hay cáncer del seno. Si usted tiene una masa sospechosa, es necesario hacer una biopsia, aun cuando la secreción del pezón no contenga células cancerosas.

La mayoría de las secreciones del pezón no son indicativas de cáncer. En general, si la secreción es clara o lechosa, amarilla o verde, es muy poco probable que se trate de un cáncer. La secreción de color rojo o castaño-rojizo pudiera contener sangre fresca o vieja. Aun así, es más probable que sea una infección o una condición benigna, y no cáncer.

Si la secreción no contiene sangre, es posible que su médico no envíe el líquido al laboratorio para que lo examinen por medio del microscopio, en particular si sus síntomas y los hallazgos de su examen físico sugieren que se trata de una condición benigna del seno, y no de un cáncer. En un grupo de mujeres, cuyos síntomas consistían sólo en secreciones del pezón, la condición fue benigna en el 97% de las mujeres menores de 40 años, 90% de las mujeres entre las edades de 40 a 60 años, y 68% de las mujeres mayores de 60 años.

Ductograma

Un ductograma, también conocido como galactografía, es otra prueba que a veces resulta útil para determinar la causa de una secreción por el pezón. Este es un tipo de prueba radiográfica en la cual se coloca un tubo fino de plástico en el orificio del conducto del pezón. Se inyecta una pequeña cantidad de colorante que define la forma del conducto en una imagen radiográfica y muestra si hay alguna masa dentro del mismo.

Biopsia

La biopsia puede hacerse cuando en un mamograma, la ecografía o el examen físico se detecta algo extraño. Hacer una biopsia es la única forma de determinar la presencia real de un cáncer o de un tumor benigno del seno. En todos los procedimientos de biopsia se extrae una muestra de tejido para examinarla por medio del microscopio. Existen varios tipos de biopsia, y cada uno de éstos tiene ventajas y desventajas. La elección del tipo que se vaya a utilizar depende de su situación. Algunos de los factores que el médico considerará incluyen:

  • qué tan sospechosa es la lesión
  • el tamaño de la misma
  • su localización en el seno
  • la cantidad de lesiones existentes
  • otros problemas de salud que usted pueda tener
  • sus preferencias personales

Por favor, discuta las ventajas y desventajas de los diferentes procedimientos de biopsia con su médico. Por lo general, las biopsias no son muy dolorosas, y éste procedimiento no requiere hospitalización.

Biopsia por aspiración con aguja fina (FNAB, por sus siglas en inglés): La biopsia por aspiración con aguja fina utiliza una aguja fina más pequeña que la que se usa para las pruebas de sangre. Esta aguja puede dirigirse hasta el área de la anomalía del seno mientras el médico palpa la protuberancia. Si ésta no puede palparse con facilidad, el médico puede utilizar una ecografía o un método llamado biopsia con aguja estereotáxica para dirigir la aguja. Por lo general, esta prueba toma sólo unos pocos momentos y se realiza en el consultorio del médico. Con la ecografía, el médico puede observar la aguja en una pantalla a medida que ésta se aproxima a la masa y penetra en la misma. En las biopsias con aguja estereotáxica, las computadoras trazan la ubicación exacta de la masa utilizando los mamogramas tomados desde dos ángulos.

Una vez que la aguja se encuentra en el sitio correcto, a menudo puede extraerse líquido, de haberlo. Un líquido con sangre o turbio puede indicar la presencia de un quiste benigno o de un cáncer. Si la protuberancia es sólida, se extraen pequeños fragmentos de tejido. Las protuberancias sólidas pueden deberse a un cáncer o a varios tipos de condiciones benignas del seno. Las células contenidas en el líquido del quiste o los pequeños fragmentos de tejido de la masa sólida se envían al laboratorio, donde se colocan en laminillas de cristal y se tratan con colorantes para que resulten más visibles bajo el microscopio. El examen microscópico de las muestras tomadas mediante la biopsia por aspiración con aguja fina puede determinar si la mayoría de las anomalías del seno son de carácter benigno o canceroso. En algunos casos, la biopsia por aspiración con aguja fina no ofrece una respuesta clara, por lo que se requiere otro tipo de biopsia.

Cuando hable con su médico, usted pudiera escuchar sobre la prueba triple o prueba de diagnóstico triple. En realidad, no se trata de un procedimiento, sino de una forma de conectar los resultados del examen de los senos, el mamograma y la biopsia por aspiración con aguja fina. Si estos tres resultados parecen ser benignos, el tejido anormal puede considerarse efectivamente benigna, con una precisión aproximada del 98%. Si alguno de éstos no concuerda, deberán llevarse a cabo más pruebas (una biopsia de núcleo con aguja o una biopsia quirúrgica).

Biopsia de núcleo con aguja: La aguja utilizada en la biopsia de núcleo es más grande que la que se usa en la biopsia por aspiración con aguja fina. Esta aguja extrae un pequeño cilindro de tejido (de aproximadamente 1/16 de pulgada de diámetro y 1/2 pulgada de largo) de la anomalía del seno. Esta biopsia se lleva a cabo con anestesia local en la clínica o el consultorio del médico. Al igual que en el caso de la biopsia por aspiración con aguja fina, la biopsia de núcleo puede tomar muestras de las anomalías palpadas por su médico, así como de las más pequeñas localizadas mediante la ecografía o los métodos estereotáxicos.

Biopsia quirúrgica: En algunos casos, puede ser necesaria una cirugía para extirpar la totalidad o parte de la protuberancia que se va a examinar por medio del microscopio. Se le llama biopsia por escisión cuando se extirpa la totalidad de la lesión (una anomalía del seno tal como una protuberancia o área que contenga calcificaciones), junto a un margen circundante de tejido del seno de apariencia normal. A las biopsias por escisión también le llaman tumorectomías. Por lo general, la biopsia quirúrgica puede llevarse a cabo en el departamento de servicios ambulatorios del hospital o en la oficina del médico usando anestesia local. Algunas veces se le administrarán medicamentos a la mujer para que pueda relajarse durante el procedimiento.

El cirujano puede utilizar un procedimiento llamado localización mediante alambre durante la biopsia por escisión de una pequeña protuberancia del seno que resulte difícil de ubicar mediante palpación. Este procedimiento también puede usarse en aquellas áreas que tienen un aspecto sospechoso en la radiografía (por ejemplo, debido a calcificaciones), pero que no muestran una protuberancia definida. Una vez insensibilizada el área con anestesia local, se introduce una aguja fina hueca en el seno y se toman radiografías para orientarla hacia el área sospechosa. A través del centro de la aguja se coloca un alambre fino. Un pequeño gancho situado en el extremo del alambre lo mantiene en su lugar. Seguidamente se extrae la aguja hueca, y el cirujano utiliza el alambre como una guía para localizar el área anormal que hay que extirpar.

Las tasas de precisión de la biopsia por aspiración con aguja fina, la biopsia de núcleo con aguja y la biopsia quirúrgica son similares. La precisión de cada método depende de la experiencia que tenga el médico con el procedimiento. La experiencia del médico es particularmente importante al llevar a cabo métodos en los que se extirpan pequeñas cantidades de tejido (la biopsia por aspiración con aguja fina y la biopsia de núcleo con aguja), ya que éstos requieren una precisión mayor en la colocación de la aguja. Cada tipo de biopsia tiene sus ventajas y desventajas. La decisión de cuál opción utilizar depende de la situación particular de cada paciente y sus necesidades. Algunos de los factores que son considerados incluyen: qué tan sospechosa es la lesión, el tamaño de la misma, su localización en el seno, la cantidad de lesiones existentes, otros problemas de salud que usted pueda tener sus preferencias personales. Se recomienda que las mujeres discutan con sus médicos las ventajas y desventajas de los diferentes tipos de biopsias.

Tipos de condiciones no cancerosas

El resto de este documento provee información sobre varios tipos de condiciones benignas del seno.

Cambios fibroquísticos

Los cambios fibroquísticos incluyen una gama de alteraciones en el seno que comprenden tanto los tejidos glandulares como los estromales. En el pasado, se les solía llamar "enfermedad fibroquística". Debido a que este padecimiento afecta por lo menos al 50% de las mujeres en alguna etapa de su vida, éste se define con más precisión como un "cambio" que como una "enfermedad".

Los cambios fibroquísticos son más frecuentes en las mujeres que se encuentran en edad fértil, pero pueden afectar a las mujeres de cualquier edad.

Diagnóstico de los cambios fibroquísticos

En la mayoría de los casos, los síntomas típicos incluyen: quistes, protuberancias, y áreas engrosadas, sensibilidad a la palpación o dolor. A menudo, los quistes aumentan de tamaño y se vuelven dolorosos justo antes del período menstrual, debido a los efectos de los cambios hormonales mensuales. Los quistes tienden a notarse más poco antes del comienzo de la menstruación. A veces, una de las protuberancias puede resultar más dura o presentar otras características que aumentan la preocupación sobre la presencia de un cáncer. Cuando esto ocurre, puede ser necesaria una biopsia con aguja o una biopsia quirúrgica para asegurarse de que no se trate de un cáncer.

Tipos de cambios fibroquísticos

Cuando el tejido fibroquístico del seno es observado por medio del microscopio, pueden encontrarse muchos cambios diferentes. La mayoría de éstos reflejan la forma en que el tejido del seno de la mujer ha respondido a los cambios hormonales mensuales, y tienen poca importancia. No obstante, algunos cambios pueden indicar un riesgo ligeramente mayor de contraer un cáncer del seno en el futuro. Al conocer algunos de los términos que los médicos usan para describir estos cambios, usted puede comprender mejor el grado de gravedad de los mismos y si deben hacer pruebas adicionales para determinar si existe o no cáncer.

Fibrosis: Como lo sugiere el término "fibroquístico", las dos características principales son la fibrosis y los quistes. La fibrosis se refiere a la abundancia de tejido fibroso, la misma materia de la que están compuestos los ligamentos y los tejidos cicatriciales. Las áreas de fibrosis tienen una consistencia "elástica", firme o dura al tacto. La fibrosis no aumenta su riesgo de contraer cáncer del seno y no necesita ningún tratamiento especial.

Quistes:Los quistes son sacos llenos de líquido dentro de los senos. Se originan con una acumulación de líquido dentro de las glándulas del seno. Los microquistes son demasiado pequeños para poder ser reconocidos al tacto y sólo se detectan al examinar el tejido por medio del microscopio. Si el líquido se sigue acumulando, se forman macroquistes que pueden detectarse fácilmente al tacto y llegar a tener una o dos pulgadas de diámetro. A medida que crecen, el estiramiento del tejido circundante del seno puede causar dolor. Una protuberancia redonda y móvil, en especial si resulta dolorosa al tacto, sugiere la presencia de un quiste. A menudo, se utiliza la ecografía del seno para confirmarlo. La aspiración con aguja fina puede confirmar el diagnóstico de un quiste y, al mismo tiempo, drenar el líquido del mismo. La eliminación del líquido puede disminuir la presión y el dolor, aunque no es necesario remover el líquido a menos que la mujer sienta incomodidad a causa de los quistes. El líquido puede volver a acumularse, por lo que es posible que se requieran más aspiraciones. Tener uno o más quistes no afecta su riesgo de contraer cáncer del seno en el futuro.

Hiperplasia epitelial: La hiperplasia epitelial (también conocida como enfermedad proliferativa del seno) es una superproducción de las células que revisten los conductos o los lobulillos. Cuando la hiperplasia afecta el conducto, se denomina hiperplasia ductal o hiperplasia epitelial ductal. Cuando ésta afecta el lobulillo, se le llama hiperplasia lobulillar. Según el aspecto de la hiperplasia bajo el microscopio, ésta puede agruparse como de tipo usual (sin atipia) o atípica.

Una mujer con hiperplasia de tipo usual tiene una probabilidad ligeramente mayor de contraer un cáncer del seno. En una mujer que no tenga anormalidades en el seno, el riesgo es de 1 ½ a 2 veces. Por otro lado, una mujer con hiperplasia atípica tiene un riesgo de 4 a 5 veces mayor de contraer cáncer del seno que una mujer que no tenga anormalidades en el seno.

  • Aproximadamente siete de diez biopsias llevadas a cabo debido a condiciones benignas del seno no muestran ninguna hiperplasia.
  • Aproximadamente un 26% de éstas muestran hiperplasia usual, y sólo un 4% (4 mujeres de cada 100) muestra hiperplasia atípica.
  • Alrededor de una de cada diez mujeres con hiperplasia ductal atípica contraerán un carcinoma invasivo en un plazo de diez años después de hacerse la biopsia.

Por lo general, la hiperplasia epitelial se diagnostica mediante una biopsia de núcleo con aguja o una biopsia quirúrgica. Un diagnóstico de hiperplasia, en particular de hiperplasia atípica, suele significar un seguimiento más riguroso con su médico (exámenes físicos del seno más frecuentes y un esfuerzo especial para someterse a mamogramas anuales). Esto se debe a que la hiperplasia aumenta las probabilidades de contraer un cáncer del seno en el futuro.

Adenosis: La adenosis es un hallazgo común en las biopsias de las mujeres con cambios fibroquísticos. El término adenosis se refiere al aumento de tamaño de los lobulillos del seno, los cuales contienen más glándulas que lo habitual. Si se detecta un gran número de lobulillos aumentados de tamaño próximos entre sí, esta agrupación de lobulillos con adenosis puede resultar lo suficientemente grande como para ser palpada. Existen diferentes nombres para este padecimiento, incluyendo los de adenosis general, adenosis tumoral o adenoma. Es importante tener en cuenta que, aunque este término contiene la palabra "tumor", la condición es benigna y no es un cáncer. La adenosis esclerosante es un tipo especial de adenosis, en el cual los lobulillos aumentados de tamaño están distorsionados por el tejido fibroso de apariencia cicatricial.

Cuando las áreas de adenosis y de adenosis esclerosante son lo suficientemente grandes como para poder palparse, puede ser difícil para el médico hacer el examen físico de los senos con el fin de diferenciar estas protuberancias de un cáncer del seno. Las calcificaciones (depósitos de material mineral) pueden formarse en la adenosis, la adenosis esclerosante y los tumores cancerosos. Éstos pueden confundirse aún más en los mamogramas.

Por lo general, la biopsia por aspiración con aguja fina de estas protuberancias puede mostrar si éstas son benignas. Una biopsia de núcleo con aguja generalmente identificará la masa como una adenosis, pero, en algunos casos, se requiere una biopsia quirúrgica para asegurarse de que no se trata de un cáncer.

Algunos estudios han hallado que las mujeres con adenosis tienen casi el mismo riesgo (ligeramente mayor) de contraer un cáncer del seno que las que tienen una hiperplasia usual (de 1 1/2 a 2 veces el riesgo de la población general sin cambios en los senos).

Tratamiento de los síntomas de los cambios fibroquísticos

Aunque los investigadores han logrado considerables avances en el reconocimiento de los tipos de cambios fibroquísticos que aumentan el riesgo del cáncer del seno, ha habido mucho menos adelantos en la comprensión de los motivos por los cuales este padecimiento causa síntomas en algunas mujeres. Además, los avances en cuanto al alivio de estos síntomas han sido también lentos.

En un número muy pequeño de mujeres con quistes dolorosos, el drenaje del líquido mediante la aspiración con aguja fina puede ayudar a aliviar los síntomas. Muchas otras mujeres que no tienen ningún quiste grande experimentan dolor y sensibilidad al tacto en los senos.

Algunas mujeres informan que los síntomas de sus senos mejoran si dejan de ingerir cafeína y otros estimulantes (metilxantinas) que contienen el café, el té, el chocolate y muchos refrescos. Sin embargo, algunos estudios realizados por medios científicos no han hallado que estos estimulantes tengan ningún efecto significativo en los síntomas. Aun así, muchas mujeres y sus médicos consideran que vale la pena prescindir de estos alimentos y bebidas durante un par de meses.

Debido a que la inflamación de los senos en los últimos días de la menstruación resulta dolorosa para ciertas mujeres, algunos médicos recomiendan que las pacientes reduzcan la ingestión de sal o tomen diuréticos (medicamentos para eliminar la sal y el líquido del cuerpo). Sin embargo, los estudios científicos no hallan que los diuréticos sean mejores que las píldoras que no tienen ningún medicamento (placebo).

Se han considerado varios suplementos vitamínicos, pero ninguno ha demostrado ser de utilidad, y algunos tienen efectos secundarios peligrosos, si se toman en grandes dosis.

Se han probado hormonas esteroideas, tales como las que contienen los anticonceptivos orales, pero han tenido beneficios limitados.

Fibroadenoma

Los fibroadenomas son tumores benignos compuestos de tejido glandular del seno y de tejido estromal (fibroconectivo). Son más frecuentes en mujeres jóvenes de más de veinte y menos de cuarenta años de edad, aunque pueden presentarse a cualquier edad. Algunos fibroadenomas son demasiado pequeños para poder palparse y sólo pueden verse con el microscopio, pero otros tienen varias pulgadas de diámetro. Suelen ser redondos y tienen bordes que se distinguen del tejido circundante del seno, por lo que a menudo se sienten como si fuera una canica en el seno. Algunas mujeres sólo tienen un fibroadenoma, pero otras pueden tener varios. El fibroadenoma puede diagnosticarse fácilmente mediante una biopsia de núcleo con aguja o por aspiración con aguja fina.

Muchos médicos recomiendan la extirpación de los fibroadenomas, especialmente si éstos siguen creciendo o si cambian la forma del seno. A veces (particularmente en mujeres de mediana edad o de edad avanzada), estos tumores dejan de crecer, o incluso disminuyen de tamaño, sin recibir tratamiento alguno. En este caso, siempre que los médicos estén seguros de que las masas sean realmente fibroadenomas, y no un cáncer del seno, es posible que no se requiera una cirugía para extirparlos. Este enfoque resulta útil para aquellas mujeres con muchos fibroadenomas que no estén creciendo. En tales casos, la extirpación de los mismos pudiera requerir la eliminación de una cantidad considerable de tejido circundante normal del seno, lo que causaría una cicatriz que cambiaría la forma y textura del seno. Esto puede hacer aún más difícil la interpretación de los exámenes físicos y los mamogramas en el futuro. Sin embargo, es importante que las mujeres, cuyos fibroadenomas no se extirpen, se sometan periódicamente a un examen físico de los senos para asegurarse de que la masa no siga creciendo. A veces, después de la extirpación quirúrgica de un fibroadenoma, crecen uno o varios nuevos. Esto significa simplemente que se ha formado otro fibroadenoma y no que el anterior haya reaparecido.

Tumores filoides

El tumor filoides es un tipo poco frecuente de tumor del seno que, al igual que un fibroadenoma, contiene dos tipos de tejido: estroma (tejido conectivo) del seno y tejido glandular del seno. En contraste, los carcinomas (el tipo usual de cáncer del seno) se originan en los conductos o lobulillos del tejido glandular del seno. La diferencia entre los tumores filoides y los fibroadenomas es que, en los primeros, existe un "sobrecrecimiento" del tejido fibroconectivo en el tumor filoides. Las células que componen la parte del tejido fibroconectivo pueden tener un aspecto anormal cuando se observan por medio del microscopio. Según su apariencia bajo el microscopio, los tumores filoides pueden clasificarse como benignos, malignos o de potencial maligno indeterminado (la probabilidad de que el tumor se transforme en cáncer es incierta).

Los tumores filoides suelen ser benignos, pero en pocas ocasiones pueden ser malignos, y la probabilidad de hacer metástasis (propagarse) es rara. En el pasado, tanto los tumores filoides benignos como los malignos se llamaban cistosarcomas filoides. Los tumores filoides benignos se tratan mediante la extirpación de la masa y de un área alrededor del tumor de 2 cm (aproximadamente una pulgada) de tejido normal del seno. Los tumores filoides malignos se tratan mediante la extirpación del mismo, junto con un amplio margen de tejido normal, o mediante una mastectomía (extirpación total del seno), de ser necesario. Los tumores filoides malignos no responden a la terapia hormonal y tienen menos probabilidades de responder a la quimioterapia o a la radioterapia que la mayoría de los tumores cancerosos del seno.

Papiloma intraductal

Los papilomas intraductales son tumoraciones semejantes a verrugas del tejido glandular y del tejido fibrovascular (tejido fibroso y vasos sanguíneos). A menudo, los papilomas afectan los grandes conductos lácteos cercanos al pezón, dando lugar a una secreción clara o sanguinolenta por el mismo. Los papilomas también pueden encontrarse en los pequeños conductos en áreas del seno distantes del pezón. En este caso, con frecuencia hay varios crecimientos con hiperplasia epitelial. Si el papiloma es lo suficientemente grande como para poder palparse, puede llevarse a cabo una biopsia con aguja. El tratamiento habitual consiste en extirpar el papiloma y un segmento del conducto donde se encuentra, por lo general mediante una incisión en el borde de la areola (la zona más oscura que rodea el pezón).

Tumor de células granulares

Los tumores de células granulares no son frecuentes en el seno. La mayoría se encuentran en la piel de la boca, aunque son raros incluso en este lugar. Casi siempre son benignos.

La mayoría de los tumores de células granulares del seno pueden palparse como una protuberancia sólida y móvil. Por lo general, tienen un diámetro de 1/2 a 1 pulgada. Su firmeza pudiera crear la duda de que se trate de un cáncer, pero una biopsia de núcleo con aguja o por aspiración con aguja fina puede distinguirlo de este tipo de tumor.

Este tumor por lo general se cura al extirparlo junto con un margen de tejido normal del seno. Los tumores de células granulares no aumentan el riesgo de que una mujer contraiga un cáncer del seno más adelante en su vida.

Necrosis adiposa

La necrosis adiposa se presenta cuando se daña un área del tejido adiposo del seno. Por lo general, esto se debe a una lesión en el seno. También puede presentarse después de una cirugía o de la radioterapia. Debido a que el cuerpo trata de reparar el tejido dañado, el área es reemplazada por un tejido cicatricial firme. Como la mayoría de los tumores cancerosos del seno también son firmes, las áreas de necrosis adiposa con cicatrices pueden ser difíciles de distinguir de los tumores cancerosos mediante un examen de los senos. Una biopsia con aguja, o en ocasiones una escisión quirúrgica, es necesaria para determinar si es cáncer. Estos tumores son más comunes en las mujeres con senos muy grandes.

Ciertas áreas de necrosis adiposa pueden tener una respuesta diferente a las lesiones. En vez de formar un tejido cicatricial, las células adiposas mueren y liberan su contenido, formando una acumulación de líquido grasoso semejante a una bolsa, que se llama quiste oleoso. Los quistes oleosos pueden diagnosticarse mediante el método de aspiración con aguja fina, que también sirve como tratamiento.

Mastitis

La mastitis es una infección que a menudo afecta a las mujeres que están dando el pecho a su bebé o que tienen la piel cuarteada o rota. La piel cuarteada que rodea el pezón permite que las bacterias existentes en la superficie de la piel entren en el conducto del seno, donde crecen y causan inflamación (enrojecimiento, sensibilidad e inflamación) Los glóbulos blancos liberan sustancias que combaten la infección, lo que causa inflamación y un mayor flujo sanguíneo. Estos cambios hacen que el área duela, se enrojezca y se sienta caliente al tacto. Este padecimiento se trata con antibióticos. Algunos casos de mastitis causan un absceso o acumulación de pus (células inflamatorias y líquido). Los abscesos se tratan mediante el drenaje quirúrgico del pus, y luego se administran antibióticos.

El cáncer inflamatorio del seno tiene síntomas similares a la mastitis. Debido a esto, se puede confundir con una infección. Si el tratamiento con antibióticos no ayuda, y no se ha descartado el cáncer inflamatorio del seno, entonces podría necesitarse una biopsia de la piel para asegurarse de que no se trata de un cáncer.

Ectasia ductal

La ectasia ductal es un padecimiento frecuente que tiende a afectar a las mujeres entre los 40 y 59 años de edad. Pudiera causar secreción verde o negra, a menudo espesa y pegajosa. El pezón y el tejido adyacente del seno pueden estar dolorosos al tacto y enrojecidos. A veces, el tejido cicatricial alrededor del conducto anormal causa una protuberancia dura que puede confundirse con un cáncer. En ocasiones, este padecimiento mejora sin tratamiento alguno, o con compresas tibias y antibióticos. Si los síntomas persisten, el conducto anormal se extirpa mediante una incisión en el borde de la areola.

Referencias:

Harris JR, Lippman ME, Morrow M, Osborne CK. Diseases of the Breast. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2000.

Marchant D. Breast Disease. Philadelphia, Pa: Saunders; 1997.

Mansel RE, Bundred NJ. Color Atlas of Breast Diseases. London: Mosby-Wolfe Medical Communications, 1997.

Smith RA, Saslow D, Sawyer KA, et al. American Cancer Society Guidelines for Breast Cancer Screening: Update 2003. CA Cancer J Clin 2003;53:141-169.

Revised 08/25/04
 

La Salud del Seno - Glosario de términos más comunes


A
absceso - un hueco lleno de pus que se forma como resultado de una infección local.

adenocarcinoma - un tumor canceroso de las glándulas, como en los conductos o en los lobulillos del seno.

adenoma - un crecimiento benigno que aparece frecuentemente en las glándulas o en el tejido glandular.

adenosis escleroidal - una condición benigna del seno que implica el crecimiento excesivo de los tejidos en los lobulillos del seno, resultando frecuentemente en el dolor del seno.

alopecia - pérdida parcial o completa del cabello que podría resultar de la terapia de radiación en la cabeza, quimioterapia, enfermedades en la piel, terapia con drogas y por causas naturales.

andrógeno - hormonas sexuales masculinas que pueden usarse para tratar los cánceres recurrentes del seno, oponiéndose a la actividad del estrógeno.

anestesia - ausencia de la sensación normal, especialmente de la conciencia del dolor, la cual puede provocarse con drogas anestésicas. La anestesia general causa la pérdida del conocimiento; la anestesia local o regional causa la pérdida de la sensación únicamente en un área específica.

antibiótico - substancias químicas que se fabrican usando los cultivos de microorganismos o que se producen artificialmente con el propósito de matar otros organismos que causan enfermedades. Los antibióticos pueden ser necesarios junto con el tratamiento del cáncer para prevenir o tratar infecciones.

anticuerpo - una proteína (fabricada por las células blancas de la sangre) que defiende el organismo en contra de agentes extraños como las bacterias y que forma parte de la respuesta del sistema inmunológico.

antiemético - una droga que previene o alivia la náusea y el vómito (émesis).

anti-estrógeno - sustancia (como por ejemplo el Tamoxifén) que bloquea los efectos del estrógeno en los tumores.

antígeno - sustancia química, ajena al cuerpo, que causa una reacción del sistema inmunológico por medio de la producción de los anticuerpos.

areola - un área oscura de piel que rodea el pezón del seno.

asintomático - que no tiene síntomas notorios de una enfermedad.

atípico - inusual; con frecuencia se refiere a la apariencia de las células precancerosas o cancerosas.

auto-examen del seno (su sigla en inglés es BSE) - un método en el cual una mujer examina sus senos y las áreas vecinas para determinar si hay nudos o cambios. Un BSE debería hacerse una vez al mes, usualmente en un periodo diferente a los días anteriores, durante o inmediatamente después de su periodo menstrual.

axila - sobaco.

B

benigno - sin cáncer, que no es canceroso.

bilateral - que afecta ambos lados del cuerpo. El cáncer bilateral del seno es el cáncer que ocurre en ambos senos al mismo tiempo.

biopsia - procedimiento en el cual muestras de tejido se extirpan del cuerpo para su examen microscópico y para establecer un diagnóstico.

biopsia excisional - cirugía para extirpar tejido para examinarlo.

biopsia por medio de una aguja - el uso de una aguja para extraer tejido, células o fluido para su examen microscópico.

BRCA1 - un gene que, cuando se altera, indica una susceptibilidad heredada para el cáncer del seno.

BRCA2 - un gene que, cuando se altera, indica una susceptibilidad heredada al cáncer del seno y, o al del ovario.

C

calcificación - la acumulación de depósitos pequeños de calcio en el tejido del seno, usualmente descubiertos por medio de la mamografía.

cáncer avanzado - estado del cáncer en el cual la enfermedad se ha propagado del sitio primario (u original) hacia otras partes del cuerpo.

cáncer del seno - cáncer que comienza en el seno.

cáncer invasivo - cáncer que comienza en un área y luego se propaga más profundamente dentro de los tejidos de esa área.

carcinoma - cáncer que se encuentra en los tejidos del cuerpo que cubren o forran las superficies de los órganos, glándulas o estructuras del cuerpo.

carcinoma in situ - el cáncer que está confinado a las células en las cuales se desarrollo y no ha invadido los tejidos que le rodean (metastatizado)

conductos - estructura detubos estrechos o canales que llevan fluidos corporales. En los senos, los conductos transportan la leche desde los lobulillos hasta el pezón.

D

disección axilar - un procedimiento quirúrgico en el cual los nódulos linfáticos de la axila (nódulos axilares) se extirpan y se les hace un examen micróscopico.

E

enfermedad del seno fibrocístico (También llamados senos fibroides o nudosidad generalizada del seno.) - irregularidades y nudosidades no cancerosas en el tejido del seno.

ensayos clínicos - estudios investigativos organizados que proveen datos clínicos para la evaluación de un tratamiento o droga nueva.

escán del cerebro - un método que utiliza imágenes, usado para encontrar anormalidades en el cerebro, incluyendo el cáncer del cerebro y el cáncer que se ha propagado al cerebro desde otras partes del cuerpo.

escán del hueso - un método que utiliza imágenes nucleares para evaluar cualquier cambio degenerativo y, o artrítico en las articulaciones; sirve para detectar enfermedades y tumores en los huesos y también para determinar la causa del dolor o la inflamación del hueso.

especialista del seno - término que describe a los profesionales del cuidado para la salud que han dedicado su interés a la salud del seno.

estrógeno - una hormona femenina.

etapa - la medida del alcance, o que tan avanzado está el cáncer.

examen pélvico - un examen del útero, la vagina, los ovarios, las trompas de Falopio, la vejiga y el recto hecho por un médico.

F

fibroadenoma - un nudo sólido y benigno que se encuentra frecuentemente en las mujeres al final de su adolescencia y al comienzo de sus años veintes.

G

glándula adrenal - dos glándulas pequeñas localizadas por encima de los riñones que secretan hormonas.

H

hormonas - químicos producidos por las glándulas en el cuerpo que controlan las acciones de algunas células y órganos.

I

implantes del seno - Una bolsa hecha de caucho, que se llena con salina estéril o con gelatina de silicona y que se usa en el aumento o la reconstrucción de los senos.

inflamación - la respuesta de los tejidos del cuerpo a la irritación o a las heridas. Las indicaciones de que existe una inflamación son el enrojecimiento, calor, hinchazón y el dolor.

instituto Nacional del Cáncer - Una agencia del gobierno de Estados Unidos que investiga y provee información acerca del cáncer.

L

linfa - un fluido o líquido claro, que contiene agua y algunas células sanguíneas que circula a través del sistema linfático y que se filtra a través de los nódulos linfáticos.

linfedema - una enfermedad en la cual la linfa se acumula en los tejidos blandos, dando como resultado una hinchazón. La causa del linfedema puede ser la inflamación, obstrucción o extirpación de los nódulos linfáticos durante una cirugía.

lobulillo - la subdivisiónde un lóbulo en el seno.

lóbulo - una proyección casi redonda de cualquier estructura. En los senos, los lóbulos de las glándulas mamarias se irradian desde el área central hasta el área del pezón de una forma parecida a como lo hacen los radios de una llanta.

M

maligno - las células cancerosas que pueden invadir otras partes del cuerpo.

mamograma - un rayo X de dosis baja del seno.

mamograma de diagnóstico - un rayo X del seno usado para diagnosticar cambios inusuales del seno, como un nudo, dolor, el ensanchamiento o la secreción del pezón, o un cambio en el tamaño o la forma del seno. Un mamograma de diagnóstico es también utilizado para evaluar anormalidades detectadas en un mamograma exploratorio.

mamograma exploratorio - un rayo X del seno usado para detectar cambios en el seno en mujeres que no tienen señales de cáncer del seno.

mastalgia - dolor en el seno que generalmente se clasifica bien sea como cíclico (asociado con los periodos menstruales) o sin ciclo.

mastectomía - cirugía que extirpa parte de o todo el seno.

mastectomía parcial (segmentaria) - cirugía para extirpar el cáncer del seno y una porción más larga del tejido normal del seno alrededor del área que tiene cáncer. El cirujano podría también extirpar el revestimiento de los músculos del pecho que están abajo del tumor y algunos de los nódulos linfáticos de la axila.

mastectomía radical - cirugía para extirpar todo el seno (incluyendo el pezón, la areola, y la piel que la recubre), los nódulos linfáticos de la axila, a los que también se les llama las glándulas linfáticas axilares, y los músculos del pecho.

mastectomía radical modificada - la extirpación de todo el seno (incluyendo el pezón, la areola y la piel que la recubre), algunos de los nódulos linfáticos de la axila (también llamados las glándulas linfáticas axilares), y el revestimiento de los músculos del pecho. En algunos casos, también se extirpa parte de los músculos de la pared torácica.

mastectomía simple - vea la mastectomía total.

mastectomía total (o simple) - la cirugía para extirpar todo el seno (incluyendo el pezón, la areola y la mayoría de la piel que los recubre) y donde también se podrían extirpar algunos de los nódulos linfáticos de la axila, a los que también se les llama glándulas linfáticas axilares.

mastitis - una inflamación del tejido del seno.

metastatisar - cuando las células del cáncer se propagan hacia otras partes del cuerpo.

modificadores de respuesta biológica - sustancias que estimulan el sistema inmunológico del cuerpo en su lucha contra el cáncer.

N

necrosis grasosa - una condición benigna del seno en la que se forman nudos firmes, redondos y que no son dolorosos; estos son causados por el tejido grasoso del seno que se ha dañado y desintegrado, en respuesta, muy a menudo, a un moretón o a un golpazo en el seno.

nódulos linfáticos - estructuras en forma de fríjol que ayudan a filtrar el exceso de fluidos, bacteria, y los subproductos de las infecciones. La mayoría de los nódulos linfáticos están agrupados en áreas específicas del cuerpo, como la boca, la nuca, el antebrazo, la axila y la ingle.

O

oncólogo - un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer, como el oncólogo quirúrgico, oncólogo radiológico, oncólogo pediátrico, oncólogo ginecológico, y un oncólogo médico.

ovarios - órganos reproductores femeninos que producen hormonas.

P

papiloma intraconductal - un tumor pequeño, parecido a una verruga que se proyecta dentro de los conductos del seno cerca de los pezones, que pueden causar una secreción pegajosa o sangrienta.

progesterona - una hormona sexual femenina natural o sintética.

pronóstico - es la predicción de las consecuencias más probables de una enfermedad basándose en la condición del paciente y la acción de la enfermedad.

prótesis - una forma artificial diseñada para reemplazar una parte del cuerpo que hace falta. Las prótesis del seno se pueden usar después de una mastectomía.

Q

quimioterapia (También llamado tratamiento sistémico.) - drogas usadas para matar células cancerosas.

quiste - un saco cerrado dentro o debajo de la piel que está lleno de fluido. Los quistes del seno son por lo general, benignos.

R

radioisótopos - materiales que producen radiación.

reconstrucción del seno - cirugía para reconstruir el montículo del seno después de una mastectomía.

S

sistema linfático - una red compleja de capilares, vasos delgados, válvulas, conductos, nódulos y órganos que ayudan a proteger y a mantener el medio ambiente fluido (líquido) del cuerpo por medio del drenaje y la filtración de la linfa.

Sociedad Americana del Cáncer - una organización que apoya la investigación, los materiales educativos y programas, y que ofrece muchos otros servicios para los pacientes del cáncer y sus familias.

T

Tamoxifén - una droga usada en la terapia hormonal para tratar el cáncer del seno bloqueando los efectos del estrógeno.

terapia ablativa - tratamiento que extirpa o destruye la función de un órgano, como la extirpación quirúrgica de un órgano o algunas clases de quimioterapia.

terapia adjutora - terapia de radiación, quimioterapia, o terapia hormonal dada después de la cirugía para extirpar el cáncer como medida de seguridad para matar cualquier célula cancerosa que no se puede ver.

terapia biológica (También llamada inmunoterapia o terapia modificadora de respuesta biológica, su sigla en inglés es BRM.) - usada para lograr que el cuerpo mismo del paciente restaure las defensas naturales en contra de las enfermedades.

terapia de la conservación del seno - cirugía para remover el cáncer del seno y una cantidad pequeña de tejido benigno alrededor del cáncer sin extirpar ninguna otra parte del seno. Estos procedimientos incluyen una tumorectomía o una mastectomía parcial (segmental)

terapia de radiación - terapia que usa rayos X de alta energía para matar células cancerosas y para encoger tumores (La radiación externa por medio de una máquina de rayos X que manda los rayos a través de la piel. La radiación interna pone los radioisótopos dentro del cuerpo a través de tubos plásticos delgados)

terapia o tratamiento sistémico - tratamiento o terapia que alcanza y afecta células en todas partes del cuerpo.

terapia pre-auxiliar (anterior suplementaria) - cualquier tratamiento como la quimioterapia, la terapia de radiación, o la terapia hormonal, que se suministra antes del tratamiento primario.

trasplante alogénico - transferencia de la médula ósea de una persona a otra.

trasplante autólogo - un procedimiento en el cual la médula ósea de un paciente se extirpa, se trata con drogas contra el cáncer o con radiación, y luego se le regresa al paciente.

trasplante de la médula ósea - un procedimiento en el cual la médula ósea de un paciente se reemplaza porque se ha enfermado, se destruyó con las drogas en contra del cáncer o con el tratamiento.

trasplante de las células madre periféricas - un proceso en el cual las células madre (células inmaduras de donde las células de la sangre se desarrollan) son extirpadas, tratadas con drogas en contra del cáncer, y congeladas hasta que se regresan al paciente.

tumorectomía - cirugía para remover los nudos cancerosos y una porción de tejido normal alrededor del nudo canceroso del seno. El cirujano también podría extirpar algunos de los nódulos de la axila para determinar si el cáncer se ha propagado.

U

ultrasonido - una técnica de imágenes que usa ondas de sonido de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos.

 


 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com