Google

Avizora - Atajo Google

Asma y Ejercicios

Salud Humana /
Human Health

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Cervicalgias
- Combata la vejez con el sol

- Síndrome de Intestino Irritable
- Temas Que Queman
-
Sexualidad Humana

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

El asma es una enfermedad respiratoria crónica. Múltiples factores pueden provocar un ataque de asma, entre los cuales se encuentra el ejercicio físico. Este tipo de asma que ocurre debido al estímulo del ejercicio se conoce como "asma inducida por ejercicio".

Existe gran preocupación entre entrenadores y dirigentes deportivos sobre el riesgo al cual se exponen los atletas que padecen de asma cuando se ejercitan vigorosamente. Debido a esto, muchos atletas asmáticos se ven limitados en cuanto al tipo e intensidad de entrenamiento que efectúan. Es importante que los entrenadores estén al tanto de los factores precipitantes y los síntomas del asma, el tipo, intensidad y duración del ejercicio físico que puede provocar un ataque de asma, las medidas de prevención y los beneficios que tiene el entrenamiento para deportes para disminuir la respuesta asmática al ejercicio.

FACTORES PRECIPITANTES

El asma es una enfermedad que se caracteriza por un aumento en la reactividad de las vías respiratorias a una variedad de estímulos, que causan que estas se tornen estrechas y dificulten el paso del aire. Los estímulos que pueden provocar asma incluyen: infecciones respiratorias, alergias, humo de cigarrillo, exposición a aire seco y frío, y el ejercicio. Se ha indicado que en los asmáticos ocurre un aumento en la velocidad de perdida de calor y agua de las vías respiratorias que desencadena en asma inducida por ejercicio. Aproximadamente 80% de las personas asmáticas desarrollan asma durante o luego del ejercicio vigoroso. Para los atletas asmáticos esto puede presentar un gran problema.

ASMA INDUCIDA POR EJERCICIO

El asma inducida por ejercicio es un ataque de asma provocado por ejercicio físico que se caracteriza por los siguientes síntomas: dificultad al respirar, tos, un silbido al respirar, y/o presión en el pecho. Muchos atletas expresan que se sienten "cansados"o "fatigados" sin saber explicar bien sus síntomas. Los síntomas pueden comenzar durante el ejercicio pero usualmente ocurren luego de terminado el mismo. Este tipo de asma desaparece espontáneamente usualmente entre 20 a 40 minutos luego de haber comenzado. En algunas personas puede mantenerse por mas de una hora después del ejercicio u ocurrir de tres a seis horas luego de terminado el mismo. Algunos atletas desarrollan asma inducida por ejercicio siempre que se ejercitan y otros solo en algunas ocasiones. Contrario al asma crónica, el asma inducida por ejercicio raramente resulta en hospitalización o muerte. Sin embargo, puede afectar la participación en actividades físicas y deportes. La ocurrencia del asma inducida por ejercicio es mas probable en aquellas personas que sufren síntomas de asma a diario por la severidad de su condición o por que no tienen la enfermedad bien controlada. También se ha observado mayor frecuencia de asma cuando se inhala aire frío y seco durante el ejercicio y con el ejercicio de muy alta intensidad. Aunque el asma inducida por ejercicio puede ocurrir con cualquier ejercicio muy intenso, se ha observado que ocurre mas frecuentemente durante ciertos ejercicios. Correr es la actividad mas asmogénica (mas frecuencia de asma) y la natación la menos asmogénica. El asma no es una barrera para lograr desempeños de alto nivel en muchos deportes. Muchos atletas que han ganado medallas olímpicas padecen de asma. El deporte de natación es frecuentemente recomendado a los asmáticos debido a que se ha comprobado que el alto nivel de humedad en el ambiente cerca del agua previene el que ocurra la perdida de calor y agua de las vías respiratorias y el asma inducida por ejercicio.

MANEJO DEL ASMA INDUCIDA POR EJERCICIO

El mejor manejo es la prevención. Los ataques de asma asociados al ejercicio se pueden prevenir de varias maneras. Los entrenadores deben estar al tanto de cuales de sus atletas padecen de asma. Se recomienda que estos atletas tengan un calentamiento que incluya actividades de baja y mediana intensidad (ej. correr a paso lento) por tres a cinco minutos. El calentamiento a baja intensidad puede ayudar a prevenir un ataque de asma. Ejercitarse en un ambiente caluroso y húmedo es mejor que ejercitarse en un ambiente frío y seco. Existen varios medicamentos (por prescripción médica) que se inhalan 15 a 20 minutos antes del ejercicio y previenen el asma inducida por ejercicio por aproximadamente cuatro a seis horas. También existen medicamentos de más larga duración para atletas que se ejercitan repetidamente durante el día. El asma es mas común en los niños atletas que en los adultos. Un estudio efectuado recientemente con niños puertorriqueños en el laboratorio de función pulmonar y ejercicio dirigido por el Dr. Rodríguez Santana en el Centro Cardiovascular de Puerto Rico demostró que los medicamentos de larga duración protegen de asma inducida por ejercicio por todo el día a niños de edad escolar. El uso de este tipo de medicamento permite que el niño que lo utiliza por la mañana pueda participar en la clase de educación física y en otros deportes durante el día con poco riesgo de asma durante el ejercicio.

BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO PARA DEPORTES

Muchos niños y adultos asmáticos tienen un pobre nivel de condición física que no es resultado del asma sino de la inactividad física. La participación en programas de entrenamiento para deportes es recomendada para los asmáticos. Los niños deben participar en las clases de educación física y de otros juegos y actividades físicas. Las adaptaciones fisiológicas que ocurren con el entrenamiento ayudan a mejorar la tolerancia aeróbica y a disminuir la respuesta asmática a diferentes intensidades de ejercicio. Debido a que hay tratamientos excelentes para el asma, no se les debe de prohibir a los niños ni a los adultos con asma que participen en programas de ejercicio.

RECOMENDACIONES

·Si usted sospecha que alguno de sus atletas tiene asma durante el ejercicio, recomiéndele que visite a un neumólogo que lo evalúe, le haga una prueba de ejercicio, y de ser necesario, le prescriba medicamentos para prevenir el asma durante el ejercicio. Usted como entrenador debe seguir las recomendaciones del médico del atleta y estimularlo a que siga participando en deportes.

· Enfatize en efectuar una rutina de calentamiento de tres a cinco minutos de duración que incluya actividades de baja y moderada intensidad antes del comenzar la sesión de entrenamiento.

· Indíquele a sus atletas asmáticos que respiren por la nariz lo mas frecuentemente posible para que el aire mantenga la mayor humedad posible antes de entrar a las vías respiratorias.

· No permita que los atletas asmáticos entrenen si están padeciendo de una infección de las vías respiratorias.

· Esté al tanto de los medicamentos que sus atletas asmáticos deben utilizar.

RESUMEN

El asma inducida por ejercicio se puede prevenir en sus atletas asmáticos.

Este al tanto de los síntomas, consulte con un medico y tome medidas de precaución para evitar que ocurra el asma durante el ejercicio. Muchos atletas asmáticos han ganado medallas olímpicas. El asma no debe ser una barrera para el entrenamiento adecuado en sus atletas.

Anita Rivera Brown, M.S., es directora de la Unidad de Fisiología del Ejercicio en el Centro de Salud Deportiva y Ciencias del Ejercicio del Albergue Olímpico en Salinas, Puerto Rico. Su trabajo incluye asesorar a los entrenadores de las selecciones nacionales.
También es miembro del Grupo de Asesores en Ciencia y Educación (BASE) del Instituto de Ciencias del Deporte Gatorade para Latinoamérica.

Fuente: Anita Rivera Brown, M.Sc. Centro de Salud Deportiva y Ciencias del Ejercicio Albergue Olímpico, Salinas, Puerto Rico .

 


 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com