Google

Avizora - Atajo Google

Terrorismo
¿Que es el Terrorismo?

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Guerras y conflictos
- ¿Qué es Terrorismo?

- Sobre el terrorismo

- George W Bush, un hombre peligroso
-
 Financial Action Task Force (FATF)

 

Google

Avizora - Atajo Google

Considere por ejemplo que:

.
Aunque los gobiernos de Israel y EE.UU. consideran que los palestinos son terroristas, para otros son luchadores por la libertad que se oponen a la ocupación de su tierra natal.

.
De igual manera, India amenazó con ir a la guerra con Pakistán si no reprimía el terrorismo. Los grupos que India considera terroristas son vistos por muchos pakistaníes como luchadores por la libertad, trabajando para librar a Cachemira de la opresión por parte de India

.
Mientras que los estadounidenses suelen ver al terrorismo como algo inherente a regímenes y organizaciones extranjeros, muchas personas en todo el mundo ven a Estados Unidos como un Estado terrorista

. Estados Unidos mantiene una alianza con Arabia Saudita, a pesar de lazos inequívocos que la ligan a los eventos del 11 de septiembre

. Osama bin Laden
y otros muyahidines afganos en una época fueron llamados por Ronald Reagan “el equivalente moral de los padres fundadores de nuestra patria (EEUU)

. ¿Qué es el terrorismo? Según varias definiciones
 

 
. ¿Porqué el mundo odia a los Estados Unidos? Carta abierta a George W Bush

.
El Terrorismo y la Sociedad Civil como Instrumentos de la Política de EEUU hacia Cuba 

. Perfiles guerreros

.
Ataque a Madrid

. ¿Qué es el ETA?
 

¿Qué es el Terrorismo?

No hay una definición universal aceptada de terrorismo internacional. Una definición usada ampliamente en los círculos gubernamentales de los Estados Unidos e incorporada a la ley define al "terrorismo internacional" como aquel que involucra a los ciudadanos o propiedades de más de un país. El terrorismo es definido habitualmente como violencia motivada políticamente, perpetrada contra objetivos no combatientes por grupos subnacionales o agentes clandestinos. Un "grupo terrorista" es definido como un grupo que practica el terrorismo o que tenga subgrupos significativos que lo practiquen (22 U.S.C. 2757f). Una deficiencia potencial de esta definición tradicional es su enfoque en grupos o en miembros de grupo y la exclusión de actividades terroristas individuales (organización no grupal), las cuales han crecido recientemente en frecuencia y visibilidad. Otra posible debilidad de estas definiciones estándares es el criterio de violencia en una forma tradicional. Los analistas señalan los incidentes de sabotaje con "virus" de computadora y advierten que los actos terroristas podrían incluir formas más sofisticadas de destrucción y extorsión, tales como la inhabilitación de una infraestructura nacional, penetrando programas vitales de computadora. Finalmente, el atentado del 12 de octubre de 2000 contra el "USS Cole" genera cuestionamientos sobre si la definición estándar categorizaría este ataque como terrorista, ya que el USS Cole, una embarcación militar, no calificaría como "no combatiente".

Todas las definiciones actuales de terrorismo comparten un elemento común: conducta motivada políticamente. Tales definiciones no incluyen violencia por beneficios económicos o religiosos. Adicionalmente, el rápido crecimiento de las organizaciones criminales transnacionales y el crecimiento del rango y escala de tales operaciones, pueden bien resultar en el uso de violencia para alcanzar objetivos cuya motivación sea la obtención de beneficios financieros. Por lo tanto, aun cuando hoy la suposición es que todos los actos terroristas están motivados políticamente, algunos actos están motivados por otros factores, y el número puede crecer a la luz de la expansión de la actividad criminal internacional y en un número creciente de actos extremistas llevados a cabo en nombre de causas religiosas y culturales. Un nuevo enfoque puede centrarse más en definir los actos terroristas, dando menos énfasis a la motivación detrás de los éstos

Para propósitos del reporte Tendencias del Terrorismo Global la definición de terrorismo seleccionada es la contenida en el Título 22 del Código de los Estados Unidos, Sección 2656f(d). Ese estatuto contiene las siguientes definiciones:

El término "terrorismo" significa violencia premeditada, políticamente motivada perpetrada contra objetivos no-combatientes/*/ por grupos subnacionales o agentes clandestinos, generalmente con la intención de influenciar a una audiencia
El término "terrorismo internacional" significa aquel que involucra a ciudadanos o a territorios de más de un país
El término "grupo terrorista" significa cualquier grupo que practica, o que tiene subgrupos significativos que practican el terrorismo internacional.
El gobierno de los E.U. ha empleado esta definición de terrorismo para propósitos estadísticos y analíticos desde 1983
El terrorismo doméstico es probablemente un fenómeno más difundido que el terrorismo internacional. Debido a que el terrorismo internacional tiene un impacto directo en los intereses de los E.U. es el principal enfoque de este reporte. Sin embargo, también describe el terrorismo doméstico, aunque no proporciona estadísticas de su desarrollo significativo. doméstico


/*/Para propósitos de esta definición, el término "no-combatiente" se interpreta que incluye, adicionalmente a civiles, personal militar que en el momento del incidente se encuentra desarmado o fuera de servicio. Por ejemplo, en reportes anteriores hemos listado como incidentes terroristas los asesinatos del siguiente personal militar de los E.U.: Cor. James Rowe, muerto en Manila en abril de 1989; Cap. Willian Nordeen, agregado de la Defensa de los E.U., muerto en Atenas en junio de 1988; los dos servidores muertos por una bomba en la discoteca Labelle en Berlín Occidental en abril de 1986; y los cuatro marinos adscritos a la embajada de los E.U. en el Salvador, asesinados en un café en junio de 1985. Consideramos también como actos de terrorismo ataques a instalaciones militares o a personal militar armado cuando no existe en el lugar un estado de hostilidades militares, tales como los bombardeos a bases estadounidenses en Europa, Filipinas, o en cualquier otro lugar

El término "actividad terrorista" como se utiliza en el Acta de Antiterrorismo y Pena Capital de 1996, significa cualquier actividad que se considere ilegal bajo las leyes del lugar donde se cometa (o, si es cometido en los Estados Unidos, será ilegal bajo las leyes de los Estados Unidos o cualquier estado) y que involucre cualquiera de los actos siguientes:

"(I) El secuestro o sabotaje de cualquier medio de transporte (incluyendo aeronaves, embarcaciones o vehículos)
 

"(II) El detener o retener y amenazar con matar, herir o mantener en detención a un individuo, para obligar a una tercera persona (incluyendo a una organización gubernamental) a hacer o abstenerse de hacer un acto, como condición implícita o explícita para la liberación del individuo retenido o detenido
 

"(III) Un ataque violento sobre una persona protegida internacionalmente (como se define en la sección 1116(b)(4) del título 18, del Código de los Estados Unidos) o sobre la libertad de tal persona
 

"(IV) Un asesinato.
 

"(V) El uso de cualquiera de lo siguientes -

"(a) agentes biológicos, agentes químicos, o armas o artefactos nucleares,
o
"(b) explosivos o armas de fuego (con cualquier otro propósito que el de obtener ganancias monetarias personales), con la intención de poner en peligro, directa o indirectamente, la seguridad de uno o más individuos o causar un daño substancial a la propiedad
 

"(VI) La amenaza, intento o conspiración de realizar cualquiera de los puntos anteriores
Para información adicional sobre las definiciones empleadas en las designaciones vea: Organizaciones Terroristas Extranjeras
 

El Manual de Campo del Ejército de los Estados Unidos define el terrorismo como "el uso ilegal de - o amenaza de usar - la fuerza o violencia contra individuos o propiedades para ejercer coerción o intimidar gobiernos o sociedades, frecuentemente para lograr objetivos políticos, religiosos o ideológicos". Los objetivos religiosos e ideológicos requieren de acción política; en consecuencia, es la violencia para modificar la conducta política, que constituye la preocupación militar primaria

QUÉ ES EL TERRORISMO

Varias definiciones

En su sentido más amplio, el terrorismo es la táctica de utilizar un acto o una amenaza de violencia contra individuos o grupos para cambiar el resultado de algún proceso político. Ahora bien, el terrorismo puede ser definido de manera más específica tomando en cuenta diferentes aspectos.

Definición gramatical

Según el diccionario de la lengua española, editado por la Real Academia Española: "(del Latín terror) m. Dominación por el terror.// Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror".

Definición Histórica

"Época durante la Revolución Francesa en que eran frecuentes las ejecuciones por motivos políticos".
Definición Jurídica
De acuerdo al diccionario de ciencias jurídicas, políticas y sociales de Manuel Osorio: "actos de violencia en contra de personas, la libertad, la propiedad, la seguridad común, la tranquilidad pública, los poderes públicos y el orden constitucional o contra la administración pública".

Definición Militar
"Serie de actos de violencia, destinados a infundir terror por medio de la eliminación de personas. Crea un estado físico y espiritual que prepara a la población para su captación y conquista y que facilita su dominación. El terrorismo tiene un objetivo aparente y sin mayor sentido en sí mismo, como es la difusión del miedo, pero su finalidad real pasada es juzgar al pueblo, a través de la aplicación de un metodología activa y esencialmente torturante".

Definición Política

"No existe una definición política concreta sobre el terrorismo, Los países occidentales cuando internamente se ven afectados, (...) lo incluyen dentro de las figuras tipificantes de violaciones, como delitos contra las personas, la libertad (...). Externamente, cuando deben calificarlos, lo hacen desde dos puntos de vista. El primero, si ellos han acaecidos durante el estado de guerra, estarán dentro de las violaciones a los tratados suscritos, tales como los Convenios de Ginebra de 1949, o de aspectos particularizados, como aquellos que originaron el Acuerdo y Estatuto de Londres, del 8 de Agosto de 1945, determinantes del Tribunal de Nuremberg. Durante el estado de paz, por la aplicación de las normas previstas en la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1974, en la cual se define a la agresión, por la violación de la Declaración Universal de Derechos Humanos
 

Definir "Terrorismo" - Alejandro Teitelbaum

La Asamblea de la OEA aprobó en Barbados el 3 de junio la Convención Interamericana contra el terrorismo. Lo hizo en tiempo "record", sin discusión y sin escuchar las objeciones y propuestas de algunas ONGs, entre ellas la de postergar el tratamiento del proyecto para permitir un debate abierto. Los Gobiernos del continente allí representados se limitaron a acatar la "voz del amo" ¿Qué es el terrorismo? Podría definirse al terrorismo como la actividad destinada a provocar miedo, pánico o terror con la finalidad de obtener un resultado. En el caso del terrorismo de Estado el resultado buscado generalmente consiste en paralizar o destruir a la oposición política o ideológica y/o en aniquilar a la oposición armada. El terrorismo de grupos generalmente se propone obtener una reivindicación particular o un cambio en la política de un Estado o grupo de Estados. En la (s) víctima (s), los sentimientos de miedo, pánico o terror, puede provocar reacciones instintivas de autodefensa, neutralizar su autonomía de la voluntad e incluso privarla (s) totalmente de discernimiento y/o sentido crítico. El terrorismo del poder existe desde tiempos inmemoriales y ha sido ejercido siempre como instrumento de dicho poder, tanto temporal como espiritual, el que lo utiliza para conservar su dominación y mantener el orden establecido. Los textos religiosos, como el Antiguo Testamento y el Corán, instan a la adhesión de los fieles por medio del temor de Dios e incluso algunos anuncian el terror: "Yo también haré con vosotros esto: enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura que consuman los ojos y atormenten el alma" (Levítico, 26,16). Tales amenazas, adquirieron formas precisas, de una crueldad inimaginable, dirigidas a los pecadores, a los heréticos y a los "infieles" y se concretaron por medio de la Inquisición y en el filo de las cimitarras de los guerreros mahometanos. La Revolución Francesa institucionalizó el Terror al servicio del nuevo poder, que debía estar, según Robespierre, indisolublemente unido a la Virtud. En la época contemporánea, el ejemplo quizás más vasto y abrumador de terrorismo fue el practicado por el Estado nacionalsocialista alemán. Los pueblos latinoamericanos tienen la experiencia de decenios de terrorismo del poder (o terrorismo de Estado) en América Latina, con su secuela de centenares de miles de asesinados, desaparecidos y torturados, practicado en buena parte por los 60.000 militares formados para esa faena en la Escuela de las Américas y con la complicidad comprobada del Consejo Nacional de Seguridad, del Comité 40 (encargado de las operaciones secretas) y de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos. También el terrorismo de Estado a escala internacional está incorporado a la doctrina militar estadounidense y consiste en paralizar la retaguardia del país que agreden mediante bombardeos aéreos masivos e indiscriminados contra la población civil y objetivos civiles (Vietnam, invasión a Panamá, guerras del Golfo, Yugoslavia y Afganistán), utilizando armas prohibidas, como el napalm, la sustancia naranja, las bombas de racimo, las bombas "segadoras de margaritas", etc. Esta "doctrina" militar no es nueva: el bombardeo terrorista de la población civil lo utilizaron Italia en Etiopía en 1935-36, Alemania e Italia durante la guerra civil española, Alemania y los aliados durante la Segunda Guerra Mundial, etc. De modo que el terrorismo de Estado (o del Poder) ha sido desde la remota antigüedad y es actualmente la forma principal del terrorismo, destinado a preservar el orden establecido y el terrorismo individual o de grupos es generalmente la respuesta al terrorismo de Estado (y no a la inversa). El terrorismo individual o de grupos es mucho más reciente. Como no dispone de los medios materiales ni de los tiempos de que dispone el Poder, es artesanal y busca resultados inmediatos, sin reparar en medios ni en sacrificios. El mesianismo y la irracionalidad de la conducta de sus promotores y ejecutores los lleva con frecuencia a convertirse en instrumentos (generalmente involuntarios) del terrorismo de Estado. Esto ha ocurrido y ocurre en los casos más diversos, tanto en lo que se refiere al terrorismo "rojo" como al terrorismo "negro". Y en no pocos casos se ha comprobado la intervención en tales actividades terroristas de los servicios secretos estatales y, en particular, de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos. Intentos de definición jurídica del terrorismo. Hasta ahora han fracasado todos los intentos para una definición internacional del terrorismo debido, entre otras cosas, a los distintos enfoques, sobre todo políticos, que existen sobre la cuestión. Incluso la reciente Asamblea General de la ONU dedicada especialmente al terrorismo no avanzó en una definición del mismo. En diciembre de 1987 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 42/159: "Medidas para prevenir el terrorismo internacional que pone en peligro vidas humanas inocentes o causa su pérdida, o compromete las libertades fundamentales y estudio de las causas subyacentes de las formas de terrorismo y los actos de violencia que tienen su origen en las aflicciones, la frustración, los agravios, y la desesperanza y que conducen a algunas personas a sacrificar vidas humanas, incluida la propia, en un intento de lograr cambios radicales" Parece más bien una explicación sociológica del terrorismo no estatal que un intento de definición jurídica. Pero en la mencionada resolución de la Asamblea General es muy importante el punto 14 donde se hace una neta distinción entre el terrorismo y la lucha por la liberación nacional, la libertad y la independencia de los pueblos sometidos a regímenes racistas, a la ocupación extranjera o a otras formas de dominación colonial y al derecho de esos pueblos a buscar y recibir ayuda. Además, las guerras de liberación nacional están incluidos en el artículo 1,inciso 4 del Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra, pues están considerados conflictos internacionales y quienes las llevan a cabo deben respetar el derecho internacional humanitario. Y de manera más general, es preciso no confundir el terrorismo con "el recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión", como se dice en el tercer párrafo del preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos. A falta de una definición del terrorismo como delito autónomo, la comunidad internacional ha optado por un enfoque sectorial, definiendo actos particulares, considerados como terroristas, en una serie de convenios internacionales, enumerados en artículo 2 del Proyecto de Convención Interamericana. La ausencia de una tipificación del terrorismo ha permitido a muchos Estados, especialmente después del 11 de setiembre, establecer normas y actuar en la práctica incriminando y persiguiendo actividades que incluyen la protesta social y política y los movimientos de liberación, como si fueran actividades terroristas. En las Naciones Unidas algunos relatores especiales y la Alta Comisionada para los Derechos Humanos han llamado la atención sobre la necesidad de no llevar a cabo la lucha contra el terrorismo a expensas de la vigencia de los derechos humanos. Incluso el argumento del terrorismo se utiliza en la guerra económica que libra la superpotencia contra algunos Estados. El caso más reciente es la inverosímil acusación formulada por las autoridades de los Estados Unidos contra Cuba de que favorece la fabricación de armas biológicas. Esta acusación absurda se explica por el intento de asfixiar económicamente aun más a Cuba, cuyos avances en la investigación biológica y la fabricación de ciertas vacunas son mundialmente conocidos y apreciados. REDH (Red Solidaria por los Derechos Humanos)
 

La ley, al igual que el terrorismo, es "lo que dispongamos"
Bob Avakian Fuente: Obrero Revolucionario #1151, 19 de Mayo, 2002
La ley, al igual que el terrorismo, es "lo que dispongamos" esta es una parte de una charla grabada de Bob Avakian, presidente del PCR,EU, tras los acontecimientos del 11 de septiembre y en el marco de la guerra de Estados Unidos, en primera instancia contra Afganistán
En un número especial del OR (No. 1143) salieron otras partes de esta charla, titulada "Los grandes retos de la nueva situación". Se puede conseguir en la Neta del OR en rwor.org o en las librerías de Libros Revolución. Esta entrega es parte de una serie de material adicional de la charla.
 

El gobierno de Estados Unidos hace alarde de superioridad, de que en este país reina la libertad y el derecho. "Tenemos un gobierno de leyes y no de hombres", dicen. Pero con la escalada de represión y medidas de corte fascista, están chocando con contradicciones muy agudas. Por ejemplo, se otorgan el derecho de oír las conversaciones de los acusados de terrorismo con sus abogados, lo cual manda al traste el concepto de juicio imparcial. ¿Acaso es posible que el acusado tenga un juicio imparcial cuando el gobierno oye las conversaciones de la defensa y los argumentos que presentará ante el tribunal? Claro, dicen que ese derecho se aplicará únicamente a conversaciones en que los acusados traman nuevos delitos. ¡Háganme el favor! Supongamos que acusan a fulano de un "acto terrorista". Se reúne con su abogado y dice: "Soy inocente y mengano lo puede comprobar, puesto que estuve con él y no en el lugar de los hechos". ¿Qué le pasará a mengano? Lo presionarán, lo intimidarán y hasta lo desaparecerán. La experiencia demuestra que esto es lo que pasa con testigos que pueden perjudicar los planes del gobierno o comprobar que sus acusaciones son falsas o pruebas fraguadas. Así que el derecho que el gobierno se ha otorgado de oír esas conversaciones perjudicará el derecho a un juicio imparcial (que no es que exista del todo).
 

Esto va de la mano con la mentalidad que han cultivado muy calculadamente (y que cultivaron muy especialmente en el caso de O.J. Simpson) de que todo acusado es culpable y los abogados defensores son unos embusteros, gente mala que hace fechorías y aprovecha puntos técnicos de la ley (traducción: las garantías constitucionales) a favor de sus clientes. Esta fue la postura de Edwin Meese, el secretario de Justicia del gobierno de Reagan, quien llegó al extremo de decir: "Bueno, si esos tipos fueran inocentes, no los hubiéramos acusado y no estarían ante el tribunal". Si se acepta y aplica esa noción, elimina el fundamento del sistema judicial. De hecho, por mucho tiempo y en gran medida la "suposición básica" del "ciudadano común" -y de los jurados- , sobre todo en casos que el gobierno considera importantes, es que lo más seguro es que el acusado sea culpable y, por eso, le toca demostrar su inocencia. Es decir, precisamente lo contrario del principio que supuestamente rige el proceso judicial penal: que uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario fuera de toda duda razonable.
 

Veamos el ejemplo de O.J. Simpson. Se dice que no lo declararon inocente sino "no culpable". Pero si el sistema judicial se basa en el principio de que uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario, fuera de toda duda razonable, ¿no es lo mismo decir "no culpable" que "inocente"? Se supone que dicho principio es un pilar del sistema judicial. Está bien que cada cual tenga su opinión sobre el caso de O.J. Simpson, a quien juzgaron por homicidio (y obviamente yo no sé qué es lo que realmente sucedió), pero supuestamente él, como cualquiera, tenía derecho a que lo consideraran inocente de las acusaciones que le imputaron hasta que se demostrara lo contrario.
 

Pero en realidad no es así. Mi padre, que fue juez del tribunal superior de San Francisco por muchos años, nos contó que una vez durante la selección de los jurados (la fase en que los abogados hacen una serie de preguntas a los posibles jurados para determinar si serán justos e imparciales), el abogado de la defensa le preguntó a una señora: "¿Usted comprende el principio de presunción de inculpabilidad?". Y respondió: "Creo que sí". Siguió el abogado: "Entonces comprende que mi cliente es inocente hasta que se demuestre lo contrario". "Sí, comprendo", respondió. El abogado dijo: "Mejor dicho, si el fiscal no logra demostrar que es culpable fuera de toda duda razonable, ¿usted está dispuesta a declararlo inocente?". "Sí", respondió la señora, "lo haré". "Entonces", dijo el abogado, "si no está convencida de que se ha demostrado que es culpable fuera de toda duda razonable, ¿usted permitirá que salga en libertad, que salga por esa puerta?". "De acuerdo", dijo la señora, "¿pero qué tal si lo vuelve a hacer?".Estas ideas las han venido inculcando por muchos años, pero en los últimos años han lanzado una campaña sistemática para borrar el principio de que uno es inocente hasta que se demuestre que es culpable. Ahora quieren dar otro paso gigantesco con los tribunales militares que Bush establecerá, en los cuales él, como comandante en jefe de las fuerzas armadas, será el fiscal supremo y unos oficiales militares serán los jueces. Han tenido que maquillar esos tribunales un poco para que parezca que respetarán el proceso legal establecido, pero Bush y compañía siguen diciendo abiertamente que eliminarán o destriparán muchos derechos y garantías judiciales. Así como han dicho que el terrorismo es lo que ellos digan, el proceso legal establecido es lo que ellos dispongan.

 

Un ejemplo de esto: Cheney ha dicho que los terroristas no deben tener los mismos derechos que los demás. Siguiendo esa lógica, una vez que la rama ejecutiva (el presidente en su capacidad de comandante en jefe de las fuerzas armadas) declare que un individuo es terrorista, pierde los derechos que la Constitución supuestamente le garantiza (garantías que deben amparar no solo a los ciudadanos sino a todos los habitantes del territorio estadounidense). Si se acepta esa lógica, se borra la distinción entre acusar y condenar; si se acepta que ellos definan el terrorismo, y que tan pronto le pongan la etiqueta de terrorista a un individuo no tenga garantías constitucionales, se acepta, de hecho, que la ley es lo que ellos dispongan y que la Constitución la interpreten ellos (dice lo que digan, y no dice lo que no digan). De repente se viene abajo toda la fachada de que Estados Unidos es un sistema o un país gobernado por leyes y no por hombres, porque básicamente están diciendo que es un "gobierno de hombres". Es abiertamente el gobierno de la clase dominante y su cúpula política, quienes deciden qué es la ley, qué es la Constitución, quiénes tienen derechos y quiénes no.
 

Curiosamente hay dos preguntas importantes (y seguramente hay muchas más) que la prensa jamás menciona, es decir, jamás le hace seriamente a Bush. Primero, durante la campaña electoral, le hubieran preguntado sobre la evolución. Bush habló en la Universidad Bob Jones, una institución reaccionaria y abiertamente racista de fundamentalistas cristianos, y tiene asesores fundamentalistas cristianos como Ralph Reed y otros que dicen que la evolución no es un hecho científico y, en cambio, fomentan las "verdades de la Biblia". Pero jamás le preguntaron: "Señor Bush, ¿considera usted que la evolución es una simple teoría o un hecho científico?". (Aparentemente, hace poco sí se lo preguntaron y dijo: ¡"Aún no sabemos definitivamente"! ¡Qué barbaridad que el jefe de gobierno del país "líder de la gran civilización occidental" no sostenga -o no diga públicamente- que la evolución es un hecho científico!) Que yo sepa, la prensa jamás le preguntó sobre el tema durante la campaña electoral, aunque evidentemente era muy pertinente, dado que los fascistas cristianos, y especialmente gente con muchas conexiones e influencia como Pat Robertson (y su estudiante Ralph Reed, asesor de Bush) arremeten contra la evolución y en Kansas las escuelas intentaron prohibir su enseñanza.
 

Y lo que es más pertinente e importante actualmente es que ni antes ni después del 11 de septiembre la prensa le ha preguntado: "Señor Bush, ¿qué es el terrorismo? Por favor, defina el terrorismo para que el pueblo de Estados Unidos y el mundo entero tengan bases objetivas para evaluar las ofensivas que usted lanza contra los terroristas, es decir, para determinar si lo que hace concuerda con los criterios que ha planteado". ¿Acaso no es una pregunta muy obvia? ¿Qué es el terrorismo? Evidentemente, la respuesta es: el terrorismo lo definimos nosotros (y por consiguiente aunque parezca que ciertos actos son terroristas, no lo son si nosotros decimos que no). (Cuando el Comité Judicial del Senado le preguntó al secretario de Justicia, John Ashcroft, sobre el particular el 6 de diciembre pasado, dijo: "Desde 1983, Estados Unidos ha señalado que los terroristas son los que por motivos políticos cometen violencia premeditada contra civiles". Sin embargo, el hecho es que la prensa no ha pedido seriamente que el gobierno defina el terrorismo, y obviamente no señala las enormes discrepancias acerca de los "terroristas" que hay que atacar y quienes no lo son).
 

Es claro por qué la prensa burguesa no les ha preguntado seriamente a Bush ni a otros representantes del gobierno esto: porque si lo hiciera y si divulgara esa definición de terrorismo, serviría, como demuestra la definición de Ashcroft, para subrayar que Estados Unidos y sus aliados son terroristas, y que los yanquis son los más grandes terroristas del planeta.
 

Todo esto destaca que la lógica o "principio" básico que guía a la clase dominante en este momento es que el "terrorismo", la ley, las garantías constitucionales y el proceso legal establecido son "lo que nosotros dispongamos". No debemos exagerar la situación concreta en ningún momento, pero la cita de Martin Niemoeller* es muy pertinente porque tampoco debemos mirar pragmáticamente lo que están haciendo sin tomar en cuenta la dirección, las tendencias y la lógica que ellos mismos plantean. ¿Cuál es esa lógica? Y como dice una obra de Richard Pryor: "¿Cuál es la conclusión lógica de la lógica?". ¿Adónde lleva? Es muy importante comprender eso y ponerlo al descubierto para despertar una gran oposición a esta ofensiva y para destacar la naturaleza de la dictadura burguesa en todas sus formas y manifestaciones
 

* "Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista. Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío. Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista. Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante. Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie a quien decir nada". El pastor Martin Niemoeller, 1945, al hacer una balance del surgimiento de los nazis en Alemania

Qué es el terrorismo de estado

Uso sistemático, por parte del gobierno de un Estado, de amenazas y represalias, considerado a menudo ilegal dentro incluso de su propia legislación, con el fin de imponer obediencia y una colaboración activa a la población. Por su naturaleza es difícil de identificar, y los conceptos varían en función del carácter de las épocas históricas, zonas geográficas y características culturales. Los regímenes despóticos del pasado utilizaban con frecuencia prácticas de este tipo, que las democracias modernas condenarían sin necesidad de realizar una crítica contemporánea rigurosa. Las formas más desarrolladas de terrorismo de Estado, para las que el término fue inventado, han sido los sistemas empleados en el siglo XX bajo el fascismo y el comunismo. Asimismo, la práctica de terror desde el poder se extendió en el siglo XX bajo regímenes militares o militarizados en el seno de democracias formales.
Estos regímenes totalitarios se caracterizaban por un monopolio de los medios de comunicación, la imposición de una ideología monolítica, la exigencia no sólo de obediencia sino de participación activa en las medidas policiales del Estado, y un aparato ntes. Los líderes potenciales de la oposición eran aislados, encarcelados, exiliados o asesinados. A menudo, los tentáculos del aparato del Estado se extendían hasta el extranjero y atacaban a enemigos que pertenecían a la población en el exilio, como fue el caso del asesinato de Liev Trotski en México a manos de agentes estalinistas. Los componentes de muchas organizaciones nacionales de seguridad e información han utilizado métodos ilegales para hacer frente a los adversarios, tanto dentro como fuera del país. Lo que diferencia estos episodios de un sistema donde se aplica el terrorismo de Estado es la importancia de la operación y el total respaldo de la clase dirigente. En efecto, el aparato de terror, el Estado y el partido en el gobierno suelen estar relacionados de un modo indisociable. El sistema acaba destrozando a menudo a los elementos de su propia cúpula, como sucedió con el líder nazi Ernst Röhm, jefe de la Sección de Asalto (SA), y el jefe de la policía secreta soviética Lavrenti Beria, ambos ejecutados por las mismas organizaciones que ellos crearon o dirigieron.
En otro plano, algunos regímenes han recurrido a medios extralegales para eliminar a elementos específicos de la población, en especial en lo que a proscritos y presuntos delincuentes se refiere

Fuente: ("Terrorismo de Estado" Enciclopedia Encarta ® en línea 2002
La guerra y el rostro oculto del terrorismo
Soraya Zuinaga de Mazzei

 

Luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre contra dos importantes símbolos del poderío económico el World Trade Center, en Nueva York y militar el Pentágono en Washington, el rostro oculto del Terrorismo Internacional se puso nuevamente de manifiesto pero con mayor intensidad en suelo norteamericano, y es que este tipo de acontecimientos tienen un factor común y es el uso de la “violencia” en su máxima expresión.
Como lo expresó el analista Avedis Hadjian en articulo para CNN en Español: “La singularidad de la tragedia del 11 de septiembre deriva de la magnificación de los efectos psicológicos, políticos, económicos y estratégicos de un acto terrorista común que consiguieron los secuestradores de los vuelos comerciales de American Airlines y de United Airlines., con una economía de recursos extraordinaria”.
De esta forma quedó al descubierto, que esta operación terrorista no había sido preparada en un mes sino hace varios años y en propio suelo norteamericano con apoyo logístico del exterior donde el primer sospechoso fue el disidente árabe saudita Osama Bin Laden y su organización Al-Qaeda.
En este sentido el actual presidente estadounidense George W. Bush, dió respuesta al ataque con una operación militar y de inteligencia llamada una guerra de tipo no convencional contra un enemigo sin rostro aunque con la convicción de la participación directa de Bin Laden y su grupo en los hecho. En este caso Afganistán quedó liberada del dominio talibán quienes cobijaron durante mucho tiempo en su territorio al líder de Al–Qaeda quien presumiblemente salió ileso luego de la liberación de Afganistán del dominio talibán por parte de la fuerzas militares norteamericanas, del cual era el objetivo clave. Esta versión se ha sustentado luego de a una serie de videos publicitados meses posteriores al ataque terrorista del 11 de septiembre.

 

En este sentido, es la primera vez que los Estados Unidos en toda su historia buscó una coalición internacional para responder a un ataque sufrido en su propio territorio, en vez de acudir en ayuda de sus aliados como lo hizo en los conflictos de tipo clásico en las dos guerras mundiales efectuadas en el siglo XX y es por esto que se creó una sensación universal de que el mundo cambió desde el 11 de septiembre de 2001.
Sin embargo, en la actualidad un nuevo conflicto bélico se desarrolla en el Medio Oriente, donde el poderío bélico de los Estados Unidos e Inglaterra contra régimen de Saddam Hussein en Irak se ha hecho sentir. Saddam es acusado por los Estados Unidos y algunos países de Occidente de desarrollar armas químicas y bacteriológicas al servicio del terrorismo.
Este conflicto es posible que active el rostro oculto del terrorismo nuevamente, a través de distintas organizaciones que se encargarían en este caso de activar a sus células durmientes dispersas por muchas regiones y países del mundo para afectar ataques contra blancos y objetivos vitales de esos países actuantes en la guerra.
La contraofensiva terrorista podría desencadenarse. En 1991 Osama Bin Laden así lo decidió, luego de la primera guerra contra Irak que libró los Estados Unidos por la invasión irakí a Kuwait, y es muy probable que lo vuelva a decidir él o sus seguidores, en esta etapa de un nuevo conflicto donde los grupos terroristas han perfeccionado sus tácticas y modus operandi
En esta ocasión describiremos brevemente lo que es el terrorismo, amenaza que vulnera la seguridad de las naciones.

¿Qué es el Terrorismo?
Es realmente difícil establecer con claridad los actos de terror que dieron comienzo a lo que se conocemos como terrorismo. Desde guerras de conquista, grandes revoluciones hasta persecuciones religiosas tenían impreso el uso de la violencia para el logro de sus fines, en este caso seria interesante conocer algunas definiciones generales de lo que hoy conocemos como Terrorismo.
Para Thornton “El terrorismo es el uso del terror como acto simbólico orientado a influir en la conducta política por medios anormales y que implican la práctica de la violencia”.
Según el Congreso de la Sociedad Internacional de Derecho Penal y de Derecho de Guerra, Dublín, 1970, lo define como “El uso de la violencia sistemática con fines políticos tendientes a impresionar a la población, creando una situación de inseguridad”.
De acuerdo a la Lic. Soraya Zuinaga son “Ataques selectivos o indiscriminados contra objetivos civiles, políticos, militares o económicos mediante el uso de la violencia, con el fin de producir efectos sicológicos sobre un grupo social determinado”.    
En este caso el Terrorismo Internacional se define como: “La amenaza o el uso de la violencia con fines políticos cuando una acción intenta influir en la actitud y comportamiento de un grupo distinto al de sus victimas inmediatas y cuando sus ramificaciones trascienden de las fronteras nacionales”

Tipos de Terrorismo 
    
Sistemático: es una acción violenta en su máxima expresión contra la población sin elección de blanco, eliminando personas sin discriminación de sexo, edad, profesión, posición social, jerarquía o credos, su fin es lograr un efecto psicológico sobre la población. Muchos ejemplos se podrían citar atentados en sitios públicos como cines, cafés, centros comerciales, eventos deportivos entre otros, en este caso los atentados al World Trade Center y el Pentágono en Estados Unidos se ubican dentro de esta clasificación.
Selectivo: Las victimas son seleccionadas entre aquellas personas que de acuerdo a su destacada actuación, prestigio o cargo pueden generar impacto dentro de la sociedad. Ejemplos: asesinatos de destacados industriales, políticos, militares, jefes de estado, diplomáticos etc.

Etapas del Terrorismo

Para la elaboración y ejecución de un atentado terrorista existente distintas etapas que las células y columnas que actúan en la clandestinidad deben cumplir:
La primera etapa es la preparatoria del acto en si, la segunda es la introducción de agentes al país a ser atacado para ganar adeptos a su causa, la tercera es la de despliegue y la infiltración y la cuarta es la de expansión y consolidación de sus acciones.     

Actuación del Terrorismo  

Las Organizaciones Terroristas son grandes redes que se estructuran en células y columnas y que para aumentar su seguridad interna son integradas con pocas personas de un número de tres a diez pero con un cabecilla o jefe, utilizan en ocasiones sistema de buzones y liberados (es un miembro de una organización cuya única función puede ser pasar mensajes, normalmente sin saber el origen de estos, su contenido o el destinatario).
La desarticulación de estas Organizaciones Terroristas que operan en la clandestinidad, es compleja ya que al no conocerse las células entre si, y desconocer sus mutuas identidades es difícil descubrir a la organización completa sin son capturados o asesinados.

Bibliografía

Avedis Hadjian. (septiembre 20, 2001). La Nueva Guerra de Estados Unidos. Autor. Disponible http:// www.cnnenespañol. [ Consulta: 2001, septiembre 22].  
Laqueur, W. (1977). Terrorism. Boston: Little, Brown and Company.
Wilkinson, P (1979). Terrorism: International dimensions-answering the challenge, Conflic Studies. No.113
 

<<<Anteriores - Siguientes>>>

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com