Publicaciones
Las niñas de la calle en América Latina, la explotación sexual y sus consecuencias Niñas de la Calle vs. Prostitución
Ana Salvadó

Temas Que Queman  

Hambre y Pobreza
Otros textos: La explotación sexual denuncia UNICEF - La explotación sexual infantil Ley 25.763 de Argentina
Fuente
Puede ser cualquier nombre, Laura, Maria, Patricia. Puede ser cualquier día de la semana, lunes, miércoles, viernes. Puede ser a cualquier hora del día, en la mañana, en la tarde o en la noche.

Cualquiera que sea el nombre, el día de la semana o la hora del día, miles de niñas -algunas de tan solo 8 y 9 años de edad- salen a las calles de nuestras ciudades en donde son explotadas sexualmente por inescrupulosos que desean satisfacer sus más bajos instintos sexuales robando la infancia de nuestras niñas. Se calcula que en América Latina existen cerca de 40 millones de niños de la calle.

Y ahora ya no se habla solo de "niños", desde la perspectiva de género, sino que se hace la diferencia entre niños y "niñas", desde la misma perspectiva de género y porque el continuo aumento de niñas que salen a las calles lo amerita. Casa Alianza es una organización independiente sin fines de lucro, dedicada a la rehabilitación y defensa de los niños y niñas de la calle en Guatemala, Honduras, México y Nicaragua.

Casa Alianza es la filial latinoamericana de Covenant House, que tiene su sede en Nueva York, y como Presidente a la Hermana Mary Rose Mc Geady D.C. Líder en la defensoría de los niños y niñas de la región centroamericana, Casa Alianza tiene su Oficina Regional en San José, Costa Rica. Fundada en Guatemala en 1981, expandida a Honduras y México en 1986, y a Nicaragua en 1998, Casa Alianza apoya y cuida cerca de 9,000 niños y niñas de la calle anualmente, de los cuales la mayoría han quedado huérfanos por la guerra civil, han sido abusados o rechazados por familias desintegradas y golpeadas por la pobreza y, además, son traumatizados por la indiferencia de la sociedad en la que viven.

Omnipresentes y creciendo en cantidad, demasiado jóvenes para comprender su destino, muchos mendigan, roban, y venden su cuerpo por una comida caliente, un baño o una cama limpia. Viviendo al borde de la supervivencia, son arrastrados frecuentemente por una marea de golpes, detenciones ilegales, tortura, abuso sexual, secuestro y asesinato. Casa Alianza está dedicada a ayudar a estos niños y niñas a salir de las calles y a regresar al camino de unas vidas provechosas y más significativas. LA RUTA HACIA LA CALLE LA PROSTITUCION Las causas por las cuales nuestras niñas salen a la calle son muy similares en cualquiera de los países de América Latina:

La experiencia de las niñas en calle, la violencia intrafamiliar en la primera infancia, la desintegración familiar, la fuga a temprana edad del hogar, la adicción a drogas ilegales y legales de los padres o tutores y el ejercicio de la prostitución de la madre son elementos comunes de un mismo problema. Todas estas situaciones tienen el denominador de la pobreza y la marginalidad que aunque no determina la explotación sexual, aparece como un factor casi invariable.

Otro elemento clave en la generación la explotación sexual son los valores culturales imperantes en nuestra sociedad. La discriminación a la mujer y el tratamiento de ésta y sus hijos como una forma de propiedad contribuyen a que la explotación sexual y la venta de niños sea vivenciada como natural y admisible en algunos sectores sociales. De esta forma, el estatuto de mercancía que adquieren mujeres y niños junto a la demanda creciente del comercio del sexo, vuelven posible que en un contexto de pobreza amplias franjas de la población se incorporen hacia una nueva forma de esclavitud sin cadenas.

La discriminación de género y/o étnica entonces, confluyen con el materialismo y el consumismo desenfrenado, convirtiendo a niños, niñas y adolescentes en factores de producción que deben generar rendimiento económico Es importante diferenciar a las "niñas en la calle" y las "niñas de la calle". Las primeras, niñas en la calle, son las que salen a las calles con un objetivo específico, ya sea vagancia o trabajo, generalmente ya han desertado del sistema escolar. Mantienen su vínculo familiar y en una gran mayoría de los casos son, sino el único, uno de las principales fuentes de ingresos económicos en sus familias. Las niñas de la calle, son las que ya tienen un período de tiempo prolongado de vivir en las calles. Las causas expulsoras hacia la calle generalmente tienen que ver con incesto, abuso sexual y/o maltrato. Estas niñas han roto todos sus vínculos familiares. Marta es una niña que desde los 8 años ha salido a las calles a vender lápices, llaveros y otros, para ayudar a mi mamá. Esta es la razón por la cual vemos a muchas niñas en las esquinas de nuestras calles en América Latina. Y el trabajo infantil se convierte en la vía más rápida para que ellas caigan en la explotación sexual. El fenómeno tiene que ver con dos aspectos, uno el ingreso de más dinero y con más facilidad, y el otro, los abusadores que se aprovechan de la vulnerabilidad de las niñas. Marta, ahora con 16 años nos cuenta que empezó con un señor que le compraba su mercadería y que empezó a tocarla en sus partes íntimas, por lo que le daba más dinero. Y luego, a sus 9 años de edad la violó. Y así empezó una historia más de tristeza y aceptación de una realidad que la vida le imponía a sus escasos 9 años.

Y ella todavía se justifica, "tengo 4 hermanos que mantener y además mi mamá está enferma y no puede trabajar." Investigaciones sociales e informes de ONGs y gobiernos del continente, sostienen que existe una fuerte relación entre este fenómeno en América Latina y la situación de calle en que viven miles de niños. Además de la pobreza y la urbanización creciente, se señala la violencia generalizada contra mujeres y niños. Para Dorianne Beyer, ex directora de la filial norteamericana de Defensa de los Niños - Movimiento Internacional (DNI) "muchas de las niñas que se convierten en prostitutas infantiles prefieren la vida de explotación en las calles a tener que sufrir una constante violencia familiar e incesto en los hogares". En diversas investigaciones de campo con niñas prostituídas, han señalado en alta proporción haber sido abusadas sexualmente por el padre, padrastro o familiar cercano antes de ser explotadas sexualmente. Estudios comparativos en Centroamérica, demuestran que existe una tipología de niños y niñas de la calle que rompen con su hogar para desarrollar diversas estrategias de sobre vivencia, que, en el caso de las mujeres en una alto índice termina en la prostitución.

"La pobreza, el hacinamiento, la promiscuidad, la desintegración familiar, la presencia constante en el hogar de diversas figuras masculinas son elementos influyentes para que los niños y adolescentes sean expulsados a la calle. En el caso particular de las niñas, la violación en el seno familiar es determinante, ya que crea una fuerte sensación de miedo que los empuja a vivir en la calle en forma temporal o definitiva" . En la calle la niña encuentra la libertad y en cierta medida el alivio al permanente hostigamiento vivido. Por este motivo, la mayoría de estos niños de calle o en situación de calle se resisten a volver a su hogar, para gran parte de ellos su morada es el asfalto. Estos niños lentamente se incorporan así al proceso de callejización definido como el paulatino rompimiento de los vínculos familiares que provoca una valoración más positiva de la calle en detrimento de su familia.

De acuerdo al estudio mencionado anteriormente, el desempleo entre los niños de calle, es tres veces superior en las niñas que en los varones. La discriminación que sufre en tanto mujer, la vuelve a empujar a la mendicidad o la prostitución. Dentro del trabajo residual al que acceden, la prostitución aparece como una opción donde todas estiman que rápidamente podrán salir luego de haber ahorrado lo necesario. Sin embargo, esta no parece ser la historia real. En un estudio realizado en Costa Rica por Ma. Cecilia Claramunt, nos presenta los resultados de la investigación realizada con una muestra de 103 niñas y 18 niños, que se encuentran en explotación sexual y de donde podemos resaltar las razones por las cuales se iniciaron en la prostitución: RAZONES POR LAS QUE SE INICIARON EN LA PROSTITUCIÓN Problema Porcentual Abs.

Problemas familiares 13 14 Influencias externas 20.4 22 Decisión propia 4.6 5 Por dinero 42.6 46 Para comer y drogas 19.4 21 Total 100 % 108 En el caso de las niñas de la calle, la explotación sexual es la estrategia de sobrevivencia más a la mano que les ofrece la calle. Niñas Madres En respuesta al creciente número de niñas de la calle que quedan embarazadas en las ciudades de Guatemala y México, y para prevenir la muerte de sus bebés por falta de cuidados, Casa Alianza dispone de un programa para las niñas madres y sus hijos. El programa ofrece servicios de rehabilitación, incluyendo terapia individual y grupal, entrenamiento en el cuidado del bebé, entrenamiento vocacional, y tratamiento pediátrico y ginecológico. La mayoría de las niñas son víctimas de violencia sexual. Muchas han caído en la prostitución para poder sobrevivir en las calles. Este programa ayuda a las niñas a establecer vínculos con sus hijos y a aprender a cuidar bien de ellos.

También les da la oportunidad de desarrollar habilidades para la vida, aprender un trabajo, y ahorrar suiciente dinero para vivir independientemente. Los Hogares pueden servir a más de 12 madres y sus bebés, y pueden estar con nosotros hasta que el bebé cumple los cinco años. EL CASO DE GUATEMALA Alrededor de 5000 niños y niñas viven en las calles de la ciudad de Guatemala. La mayoría tienen entre 7 y 14 años. Provienen de barrios pobres o marginados de la metrópoli, zonas a donde la población emigró desde el interior de la República por razones económicas o por la guerra. Los niños y niñas de la calle huyen del maltrato, los golpes, la miseria que encuentran en sus familias. Pero la vida en la calle no es mejor, están expuestos a más pobreza, accidentes, violaciones, heridas, enfermedades y hasta al asesinato. Casa Alianza es el abogado de los niños de la calle.

En Guatemala, Casa Alianza es la organización más importante que apoya a estos niños y niñas y que protege sus derechos. Los esfuerzos de atención y reintegración que organizaciones como Casa Alianza emprendieron a favor de este grupo, han logrado la reincorporación de muchos niños y niñas a la sociedad. ¿Por qué los niños están en la calle? En una investigación de la GTZ y Childhope de 1997 los mismos niños y niñas emitieron su opinión respecto a las razones por las cuales están en la calle. Según el estudio, el maltrato psicológico es una de las causas principales. Dijeron: "sufría en mi casa", "sentí que no me querían", "me trataban mal" (32%). El maltrato físico es otra razón fundamental, y respecto a eso se expresaron así: "me fui de la casa porque me pegaban mucho", "mi madrastra me quemó", "mi madrastra me sacó de la casa" (30%). Otras causas que los niños manifestaron en menor grado son las condiciones económicas, el haber quedado huérfano, o haberse quedado embarazada. Menos de la décima parte de los niños y niñas dijeron haber escogido la vida en la calle por gusto o aventura. ¿Cómo sobreviven? Los niños y las niñas de la calle pasan el día en lugares donde existe una mayor afluencia de comerciantes y de transeúntes: en los mercados o lugares de ventas callejeras, en las terminales de autobuses, parques o en corredores. Uno de los hogares preferido en la capital de Guatemala es, por ejemplo, la Concha Acustica -un escenario al aire libre situado en la Plaza Central-, lugar medio abierto con un techo protector. Para sobrevivir mendigan y roban. Muchas niñas se prostituyen.

Algunos pocos trabajan esporádicamente lavando platos, limpiando carros o cantando en las camionetas. Además la solidaridad del grupo ayuda al niño a conseguir comida: "Nosotros, nos protegemos en nuestro grupo. cuando yo no tengo nada que comer, me lo dan mis amigos", cuenta Esmeralda (14), una niña "de la Concha". ALGUNOS DATOS DEL COMPORTAMIENTO SEXUAL DE LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LA CALLE EN GUATEMALA En 1991 se hizo un estudio sobre 143 niños de la calle entre los 7 y los 17 años en la ciudad de Guatemala. Fue dirigido por el Centro de Orientación, Diagnosis y Tratamiento de Enfermedades de Transmisión Sexual y Casa Alianza e informaba que: · Ninguno de los niños y niñas usaba contraceptivos ni protección. ·

Cerca del 70% tenía una o dos parejas por día; el 4.2% tenía 3 o 4 parejas por día; y 25.1% (92.31% de las niñas), informaron más de 4 parejas por día. · El 93% informaron haber sufrido alguna vez enfermedades de transmisión sexual (ETS). Los niños, en el momento de la entrevista, presentaron además: Herpes genital, un 78.3%; Gonorrea, el 46.65%; Papilomatosis, el 27.3%; Tricomoniasis vaginal, el 13.29%; Chancro, 11.7%; y Sarna, 69.9%. · El 100% de los niños usaban solventes, como el pegamento, como su droga preferida. El 96.5% usaba drogas diariamente y el 3.5% semanalmente. Además, este estudio daba cuenta de que: · El 100% de los niños entrevistados habían sido abusados sexualmente. Entre ellos, más del 53% informó que habían sido abusados por un miembro de la familia; 5.95% fueron abusados por amigos; 2.7% por vecinos; y 46% por gente que no conocían. · 64.1% de las niñas informó que la primera persona con la que tuvieron relaciones sexuales fue su padre o madre; 10.2%, un tío o tía; 10.2%, un hermano o hermana; 2.6% amigos; 5.1% novio o novia; 7.7% otros.

EL CASO DE HONDURAS

La prostitución infantil y el abuso sexual son las causas por las cuales las niñas de la calle de Honduras contraen el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Se calcula que en las calles de las principales ciudades de Honduras deambulan unos 10 mil personas menores de 18 años de edad. Además de volverse adictos a los inhalantes como un mecanismo para evadir el hambre, "también los niños están dedicándose a la prostitución -tanto niños como niñas- y a consumir crack en la norteña ciudad de San Pedro Sula". "Las niñas pueden ser madres a los 15 años. Una encuesta con niñas de la calle encontró que del 36 por ciento de ellas que dijeron haber tenido experiencia sexual, 16 por ciento fueron violadas", indicó la Unicef. Según un estudio de la Coordinadora Institucional pro Derechos de los Niños (Coiproden), de los cinco mil 400 niños y niñas menores de 18 años que vivían en la calle en 1993, un 37 por ciento aún no cumplían 10 años y la mitad tenía entre 10 y 14 años.

CAUSAS POR LAS QUE LOS NIÑOS SE VAN A LA CALLE a) Orfandad b) Abandono c) Porque en las familias se da el maltrato, abuso explotación, rechazo, etc. d) Situaciones precarias e) Carencia de atención por parte de los padres f) Irresponsabilidad paterna g) Desintegración familiar h) Para satisfacer sus necesidades básicas (Alimento, vestuario, etc.) LA RESPUESTA DE CASA ALIANZA ANTE EL PROBLEMA Y LAS CONSECUENCIAS DE LA PROSTITUCIÓN INFANTIL Programa LUNA DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA. El SIDA es hoy el principal problema de salud pública a nivel mundial. Es un problema social con profundas implicaciones y repercusiones económicas y políticas (De la Fuente, 1996).

En lo social, las personas que viven con VIH SIDA han tenido que enfrentarse al rechazo y a la discriminación. Las niñas y niños de la calle ya padecían de este rechazo además de todo lo que implica la vida en la calle (agresiones, abusos, drogas, carencia de afecto, etc.). Ahora bien, el VIH puede infectar a cualquier persona que no tiene los cuidados suficientes en cuanto a higiene, prácticas sexuales y cuidados para la salud en general. Si nos remitimos a la forma de vida de las niñas y niños de la calle podemos visualizar el riesgo tan alto en el que se encuentran de adquirir el VIH y otras enfermedades o padecimientos. En Casa Alianza hemos vivido la experiencia de atender a jóvenes que padecían esta enfermedad sin contar, en ese momento, con los conocimientos y recursos adecuados dentro de la institución. Si embargo, se logró dar el apoyo a estos jóvenes gracias a la ayuda, con ciertas limitantes, de otras organizaciones.

El objetivo principal del programa LUNA es brindar ayuda y atención integral: Psicológica, Médica y Asistencial a todas las niñas y niños de la calle que vivan con VIH/SIDA OBJETIVOS ESPECÌFICOS · Dar control serológico de todas las niñas y niños que formen parte de la población atendida por Casa Alianza. · Trabajo de intervención de primer nivel (prevención) dirigida a niñas y niños de la calle, compañeros de Casa Alianza y a la comunidad adolescente. · Brindar apoyo, atención integral a niños/as jóvenes con VIH. Luna trabaja con cuatro niveles de atención que son:

PRIMARIO. PREVENCION. Brinda información básica necesaria a toda la población de Fundación Casa Alianza, tanto a niñas-niños como a compañeros de trabajo, y a poblaciones de niños y adolescentes de la comunidad en general, sobre la infección ocasionada por el VIH y de esta manera evitar ser infectado, además del seguimiento serológico de todos y cada una de las niñas y niños que se encuentren en las etapas residenciales de la fundación. Con la finalidad de que todas las niñas y niños, que son atendidos por Casa Alianza, tengan información acerca de lo que es VIH SIDA se realizan talleres y cursos de acuerdo a la etapa del programa en que se encuentren. · a) En la etapa de Calle se invitan a niñas y niños de diferentes zonas de contacto para que asistan al edificio del Refugio donde se impartirá el taller "El VIH/SIDA ¿Qué es eso?" por lo menos dos veces al mes. · b) En la etapa del Refugio o Centro de Crisis se imparten talleres para toda la población dividiéndola en grupos de hasta quince niñas-niños una vez cada mes. Se trabaja cada semana con cuarenta y cinco niñas-niños divididos en equipos de cinco integrantes cada uno, obteniendo con esto que toda la población de esta etapa esté recibiendo los talleres, aún y cuando su permanencia en el Refugio no sea por tiempo prolongado. Los talleres son "El VIH SIDA qué es eso?" y "Las enfermedades, el SIDA y la vida" · c) En las etapas de Hogares de Transición y Grupales se imparten talleres una vez cada tres meses. El primer taller "El VIH SIDA qué es eso?" se realiza en cada uno de los hogares, los siguientes talleres se llevarán a cabo en las instalaciones de Luna, con la finalidad de integrar grupos de jóvenes de diferentes hogares para una mayor dinámica y un mejor aprovechamiento de los tiempos, ya que en estas etapas todos asisten a escuelas y/o trabajo. Dichos talleres son:

"Las enfermedades, el SIDA y la vida" y "El principio de Urgencia y el VIH" . La impartición del taller implica además: SECUNDARIO. ATENCION A NIÑAS Y NIÑOS SEROPOSITIVOS ASINTOMATICOS. Se mantiene a la niña o niño con un óptimo estado de salud tanto psicológico como físico, obteniendo una mejor calidad de vida para ellos, contemplando y planeando metas a corto, mediano y largo plazo que deben ser alcanzadas por las mismas niñas y niños. Las niñas y niños que ante una prueba de laboratorio de detección de anticuerpos VIH, resulten positivos, reciben atención psicológica para prepararlos a recibir este resultado de posible seroconversión y de esta manera, evitar o disminuir el impacto emocional que pudiera presentarse.

Las niñas y niños que viven con VIH en fase asintomática reciben atención psicológica para que conozcan el proceso de su enfermedad, los cuidados que deben tener y para la elaboración de un proyecto de vida que contemple metas a corto, mediano y largo plazo. El trabajo sistemático es:

TERCIARIO. ATENCION A NIÑAS Y NIÑOS EN FASE DE COMPLEJO RELACIONADO CON EL SIDA (CRS) Y FASE SIDA.

Brinda atención psicológica y médica adecuada a cada niña o niño implicando mantener la fase CRS el mayor tiempo posible o prepararlos para su deceso si se encuentran en fase SIDA (para el Bien Morir). Las niñas y niños participan en terapias psicológicas abordando temas como Reconciliación, Calidad de vida, Bien Morir y Religión, con la finalidad de acercarlos a la situación de muerte. ·

Psicoterapias individuales dos veces por semana. · Psicoterapias grupales una vez por semana. · Pláticas sobre religión por ejemplo el VIH/SIDA desde la experiencia cristiana, y asistencia a culto según la preferencia de la niña o niño. La atención psicológica contempla técnicas terapéuticas bajo un enfoque cognitivo-conductual, agregando un elemento espiritual para obtener la reconciliación ante la vida y prepararse para el "Bien Morir". TRABAJO CON FAMILIAS DE NIÑAS Y NIÑOS QUE VIVEN CON VIH SIDA. Se trabaja con la familia de la niña o niño para que acceda a brindarle atenciones y cuidados que ayuden a mantener un nivel óptimo de vida, en el caso correspondiente acompañar en el proceso de muerte y, en la medida de lo posible, realizar la reintegración familiar. Buscar la aceptación de la niña o niño para realizar contacto con la familia y que ésta apoye en su proceso de enfermedad ya sea permaneciendo en Casa Alianza o en su propia casa. Buscar la reconciliación de la niña o niño con su familia para que lo apoyen en el proceso de muerte, buscando el Bien Morir

En resumen, ya existe una nueva generación de niños y niñas de la calle que está comenzando a invadir nuestras ciudades

Y estos bebés de la calle, en su mayoría, son producto de la explotación sexual a la que se exponen sus madres, cuyo futuro no es para nada esperanzador.


Principal-|-Consulta a Avizora-|-Titulares-| Clima-|-Sugiera su Sitio
Temas Que Queman | Periodísticos Selectos | Libros Gratis | Publicaciones | Glosarios
Desarrollo Web | Libro de Visitas |-Chat-|-Horóscopo


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com